Relato de una madre de alta demanda Agotada

 

Escrito por Anna Company

Me siento desbordada, agotada…

Hoy ni el café me levanta, esta noche tampoco he dormido, me la he pasado dando vueltas entre pecho y pecho, lloro y lloro…

Mientras tanto le oía a él roncar desde la otra habitación, tan tranquilo. ¿Es que no oye llorar a su hijo?

Mientras te cuento esto me está trepando por la pierna y me tira de la camiseta, gritando: mama! Por milésima vez.

Me siento mala madre, porque he llegado al punto que me desquicia su chillido y me bloqueo… Ya no sé qué más hacer. Solo necesito un poco de silencio, un poco de calma. Y cerrar los ojos.

Cómo quisiera poder cerrar los ojos tranquila sin obsesionarme en que mientras lo hago me está desmontando media casa! ¿Y si se hace daño?

Dicen que lo sobreprotejo, me lo dicen porque no le conocen bien, no lo ven en acción las  24 horas del día, como yo. Lo ven a ratos.  Y a veces, cuando hay gente desconocida, hasta parece otro, es más prudente, más tímido, como más reservado.

Pero es que si le quito el ojo de encima un segundo, se hará daño porque tiene una potencia de fuego, su energía es excesiva.

Me siento sola, nadie comprende lo difícil que es tener la mente y el cuerpo absorbidos completamente, nadie entiende cómo se puede amar tanto a una persona y al mismo tiempo sentir cómo te desfallecen las fuerzas por momentos. Me ahogo. Me siento desbordada, terriblemente cansada.

Y mientras yo me asfixio él sigue buscando mi atención, mi cariño, mi protección… ¿Soy mala madre por no poder más, por sentirme al límite? ¿Por estar sobrepasada?

Ya no existo, estoy completamente anulada como persona, no tengo ni un minuto de aire… Y mientras tanto, escucho las voces de gentes que me reprochan sin parar y se autorizan para darme sus consejos de madres, padres, abuelos perfectos. Me juzgan y se dan el derecho de poder criticar mi forma de crianza.

¿Qué saben ellos? No nos conocen. A veces es solo cuestión de un poco de refuerzo, de un poco de aliento, nada más… comprensión y respeto.

Pero hijo…

Estamos solos.

Este es un fragmento del libro Relatos sobre crianza de alta demanda” que puedes conseguir aquí

 

**Información Importante**

NUEVO!   El rincón de conversaciones solidarias sobre crianza de alta demanda y alta sensibilidad «¿Quieres hablar?» en este enlace

 

Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as de alta demanda y alta sensibilidad y donde tenemos nuestro equipo de colaboradoras especialistas en crianza respetuosa (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo de forma solidaria. Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde s e valida la crianza y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) Únete en   este enlace 

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Libro sobre alta demanda

Y no te olvides que tienes a tu disposición para descargar gratis todos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Instagram Mama fluyendo Lactancia

Síguenos en Instagram La vida de Pichukis

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.