Juicios familiares: relato de una madre de alta demanda

Escrito por Anna Company

www.altademanda.es

¿Cómo me siento?

Me siento impotente, asqueada, decepcionada y desmotivada… Sobre todo, muy sola.

El otro día vino mi padre a comer a casa porque a mi hijo le hacía ilusión que su abuelo estuviera aquí.

Hoy me toca a mí ir a casa de mis padres, con toda la familia (hermanos, tíos, primos…).

No es que me gusten especialmente estos eventos, más bien lo paso mal porque mi hijo se sobreestimula y se pone muy irritable e inquieto. Yo también.

Demasiado ruido, demasiada gente, demasiada presión, demasiado de todo…

Mientras comemos y yo estoy intentando mantener a mi hijo sentado en la mesa, intentando que tenga unos modales más o menos aceptables por la “mayoría”, que no grite, que no se levante, que coma, que no llore, que no juegue con las cosas encima de la mesa y sin querer tire el plato o el vaso, etc…

Mi padre habla: dice que en mi familia (mi marido, mi hijo y yo) tendríamos que tener la casa más ordenada y que mi hijo tiene esos modales que suele tener habitualmente porque los aprende de alguien (y nos mira a nosotros), como si fuésemos nosotros los que corremos al rededor de la mesa mientras la gente come, hablamos gritando, o nos tiramos encima de la gente de forma brusca cuando abrazamos, etc.

Entonces, yo estoy a punto de sacar fuego por la boca y arañar a alguien con todas mis fuerzas. Pero decido hacer oídos sordos, cerrar la boca, la mente y cualquier instinto animal de la mente primitiva que se apodera de mí en este instante, mientras toda mi familia me mira… Y me juzga por lo que ha dicho mi padre.

Yo me mantengo inmóvil, medio bloqueada, no quiero responder a la disputa, ni igualarme a ellos, justamente por los modales que con tanto empeño ellos mismos me enseñaron en la infancia.

Mientras tanto, mi hijo no para. Esta exaltado por que es un niño de alta demanda y altamente sensible, y se sobreestimula en estos eventos festivos.

Él se “activa” Salta, grita,  y corre de un lado a otro sin parar: está llamando la atención, está demandando lo que necesita: afecto porque no sabe todavía gestionar sus emociones de otra forma.

Después de intentar que mi hijo mantenga el tipo… Y de mantenerlo yo misma… Supongo que mis expresiones corporales me delatan y mi padre en medio de todo el mundo, donde hace un momento ha dicho que en mi familia no hay “educación” me pregunta que ¿qué me pasa?

-Solo estoy decepcionada, pero no es el momento de hablarlo, ahora aquí, con toda esta gente.

Entonces me doy cuenta que solo hay una persona en esa mesa que pueda entender lo que estoy sintiendo: mi marido.

Porque él vive cada día la misma situación que yo, porque él sabe lo que es criar a un niño de alta demanda , porque él está ahí conmigo, luchando en cada instante por sobrevivir, mientras los otros no comprenden ni ven absolutamente nada, mientras los otros nos juzgan como mal padres porque nuestro hijo no cumple las expectativas de comportamiento “de libro” que ellos esperan que cumpla, porque nosotros,  como padres, no empleamos el modelo educativo que a ellos les gustaría, con el que creen que nuestro hijo funcionaría mejor.

Me doy cuenta de que, aunque a veces me sienta sola, no lo estoy… De que, aunque nuestra relación de pareja se haya deteriorado en estos últimos años, seguimos ahí. En pie. Luchando por lo mismo.

Y me doy cuenta de que tengo un hijo y un marido maravillosos que me hacen feliz.

Me doy cuenta de que, luego, me iré a casa y estaré a solas con ellos y doy las gracias por ello.

 

**Información Importante**

Estudio mamás alta demanda

Si eres mamá de alta demanda, participa en el estudio para mamás de alta demanda y a yudános a comprender mejor el rasgo AD. Más información en este enlace

Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades donde tenemos nuestro equipo de colaboradoras especialistas en crianza respetuosa (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo de forma solidaria.

Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde s e valida la crianza y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades)

Únete en   este enlace 

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Sección quieres hablar?

Si necesitas orientación gartuita  sobre crianza respetuosa de niños AD y/o NAS puedes acceder a nuestra nueva sección de la comunidad solidaria de: “¿Quieres hablar?” en este enlace.

Libro sobre alta demanda

Tienes a tu disposición para descargar gratis varios libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Instagram Mama fluyendo Lactancia

Síguenos en Instagram La vida de Pichukis

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

3 comentarios
  1. Isabel Dice:

    Hola, me ha gustado leerte. Mi relación de pareja se ha deteriorado, hemos pasado muchos baches desde que nuestro hijo de Alta Demanda nació. A día de hoy estamos más unidos que nunca con un mismo fin, criar a un hijo feliz, emocionalmente sano y apoyarnos como compañeros de batalla en esta aventura, después ya veremos lo que queda de nosotros y entre nosotros, ahora somos conscientes que la prioridad es otra. Esto nos ha llevado muchas discusiones y conversaciones entenderlo. En cuanto a la familia de origen, después de críticas y juicios, comparaciones y falta de respeto a la personalidad de nuestro hijo tomamos la decisión de no pasar más por esa situación y solo elegimos entornos en los que nuestro hijo esté agusto, en los que nos sintamos comprendidos y respetados. Ha supuesto tensiones familiares, y un sin fin de reacciones sin embargo hemos aligerado la carga en los hombros y ahora se nos hace más fácil decir que NO cuando consideramos que no vamos a disfrutar sino que vamos a un fusilamiento. Gracias por compartir ❤️

    Responder
    • Anna Company Dice:

      Hola Isabel, muchas gracias por tu comentario. Es de agrado saber que otras personas pasan por situaciones similares a las descritas. La verdad es que todos sabemos que cuando tienes un hijo de alta demanda los otros temas quedan en segundo y tercer plano, incluido el de pareja, porqué la prioridad de cada uno cambia y como tú bien dices, la prioridad pasa a ser el niño/a y su crianza.
      Con lo positivo que me quedo es que, como tú, hay muchas parejas luchando conjuntamente por un mismo objetivo: su hijo.
      Parejas que dejan de lado sus diferencias para luchar en equipo por la felicidad del niño/a, por su crianza, por su bienestar.
      Muchas veces nos parece que nuestra relación de pareja esta deteriorando pero resulta ser que esta más unida que nunca, simplemente han cambiado las prioridades de cada individuo y ellos han dejado de ser el centro de atención pero continúan juntos trabajando por algo que aman y en lo que creen.
      A medida que el desarrollo del niño/a van evolucionando, se va conociendo también la evolución de la pareja y reconduciendo la situación entre los padres, si realmente es lo que se desea, porque el niño va suavizando sus rasgos y aunque sigue teniendo un temperamento intenso (con las características que esto conlleva), va adquiriendo autonomía y va dejando un poco de espacio a la pareja que se reencuentra en el mismo camino y con el mismo objetivo, pero mucho más fuerte y con mucha más experiencia que al inicio.
      En ese momento solo depende de ellos mismos, si quieren reconducir la relación o no.
      Por ello, te animo a ti y a todas esas madres y padres en la misma situación a plantearse esto como un proceso evolutivo de pareja y no como una crisis o conflicto, invito a tomárselo como aprendizaje y a utilizarlo par fortalecer la relación.
      Recibe un gran abrazo.

      Responder
  2. vivianne Dice:

    Hola, no me ha pasado con mi familia porque vivimos en casa de mis padres y ellos ven nuestro día a día.. pero me paso algo similar hace unos días, por la pandemia solo salimos para los controles pediátricos..
    Vinieron de visita dos amigas ya mayores con hijos grandes ya casados, ellas ya son abuelas..
    Bueno.. lo primero que quisieron hacer es alzarse en brazos.. el obviamente no se quiso despegar.. además a mi bebé le gusta que le expliquen primero que esta pasando… pasaron los minutos y me preguntan y ya estás trabajando? y les digo que no puedo porque tengo que estar con mi bebé que no me da tiempo.. y me dicen y tenes que darle nomas a la abuela que le cuide mientras.. jaja me reí por dentro.. cometo el error de querer explicarles que mi bebé es de alta demanda.. y me dice una de ellas y tenes que acistumbrale nomas, ves que a los bebés como le acostumbras nomas son.. traducción le estás mal acostumbrando nomas por eso.. a lo que insisti que no era así de fácil.. y me miraron como bicho raro.. comprendí que nadie que no haya pasado por esto va comprender.. solo los que vivimos día a día sabemos la realidad..

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.