Taller gratuito: Conecta con tu hijo/a de alta demanda o altamente sensible

¿Cómo comprender a tu hijo/a AD y/o NAS?

  • ¿Quieres saber cómo es un niño/a de alta demanda?
  • ¿Quieres saber cómo es un niño altamente sensible?
  • ¿Te gustaría saber cómo gestionar las frustraciones de tu hijo/a AD y/o NAS?
  • ¿Te gustaría saber porque tú hijo/a AD tiene ciertas rabietas o berrinches?
  • ¿Te gustaría “conectar” con tu hijo/a de alta demanda o altamente sensible?
  • ¿Quisieras comprender por qué llora tu hijo/a de alta demanda o altamente sensible?
  • ¿Te gustaría empatizar con tu hijo/a y poder comunicarte de forma asertiva con él?

Propuesta:

Te propongo un taller gratuito donde se te explicará el rasgo de la alta demanda y la alta sensibilidad con detalle y a demás se hablará de las emociones que perciben los niños con este tipo de temperamento ya que a través de las emociones, ellos reaccionan con actitudes según el estímulo que han recibido, ya que son niños que perciben y procesan los estímulos de forma distinta y se  llegan a sobreestimular muchas veces y por ello reaccionan con rabietas, arrebatos emocionales o ira. 

Si como padres y madres conocemos estos detalles es más fácil “conectar” con nuestros hijos/as y luego poder redirigir su comportamiento hacia un camino más positivo.  

30 de noviembre de 19h a 20.30h horario español

Inscríbete Aquí

Información Importante

Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as de alta demanda y alta sensibilidad y donde tenemos nuestro equipo de colaboradoras especialistas en crianza respetuosa (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo de forma solidaria. Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde s e valida la crianza y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) Únete en   este enlace 

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Libro sobre alta demanda

Y no te olvides que tienes a tu disposicióntodos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Instagram Mama fluyendo Lactancia

Síguenos en Instagram La vida de Pichukis

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

¿Conoces la historia del pediatra Williams Sears (High Needs Baby)?

Fuente: https://www.askdrsears.com/topics/health-concerns/fussy-baby/high-need-baby/high-needs-baby/

Relato del Dr. Williams Sears.

Cómo criar a un bebe de Alta demanda

Nuestros primeros tres hijos fueron bebés relativamente “fáciles”. Dormían bien y tenían rutinas de alimentación predecibles. Sus necesidades eran fáciles de identificar y satisfacer. De hecho, comencé a sospechar que los padres de mi consulta pediátrica que se quejaban de sus bebés quisquillosos estaban exagerando. “¿Por qué tanto alboroto por un bebé de alta demanda?” Me preguntaba. Me enteré con nuestro próximo hijo.

Cómo actuó nuestro bebé de alta demanda

Luego vino Hayden, nuestro cuarto, cuyo nacimiento cambió nuestras vidas. Nuestra primera pista de que iba a ser un bebé de alta demanda llegó en uno o dos días. “No puedo menospreciarla” se convirtió en el tema recurrente de Martha. La lactancia materna para Hayden no solo era una fuente de alimento, sino también una fuente de consuelo. Martha se convirtió en un chupete humano. Hayden no aceptaría sustitutos. Ella estaba constantemente en brazos y en el pecho de su madre, y después de un tiempo, esos brazos y senos se cansarían. Los gritos de Hayden no eran meras solicitudes; todas eran demandas. Amigos bien intencionados sugirieron: “Bájala y déjala llorar”. Eso no funcionó en absoluto. Su extraordinaria persistencia la hizo llorar. Sus gritos no se desvanecieron. Se intensificaron si no respondíamos.

Hayden fue muy buena enseñándonos lo que necesitaba. “Mientras la abracemos, estará contenta” se convirtió en nuestro lema para el cuidado del bebé. Si tratábamos de dejarla quejarse, ella solo se preocupaba más. Jugamos a “pasar al bebé”. Cuando los brazos de Martha cedieron, se corrió hacia los míos.

El “Velcro Baby”

Hayden se convirtió en un bebé en brazos, en el pecho y en nuestra cama con altas necesidades. Si tratáramos de dejarla para un descanso muy necesario para el bebé, ella protestaría contra cualquier canguro. El lema del vecindario se convirtió en: Dondequiera que fueran Bill y Martha, seguro que iría Hayden. La etiquetamos como “El bebé con velcro”.

Hayden nos abrió como personas. El punto de inflexión llegó cuando cerramos los libros para bebés y abrimos nuestros corazones a nuestro bebé de alta demanda. En lugar de quedar atrapados a la defensiva en el miedo eterno, comenzamos a escuchar lo que Hayden había estado tratando de decirnos desde el momento en que salió del útero: “¡Hola, mamá y papá! Has sido bendecido con un tipo diferente de bebé y yo necesito un tipo diferente de crianza. Si me lo das, nos llevaremos bien. Si no lo hace, nos espera una larga lucha “. Tan pronto como descartamos nuestras ideas preconcebidas de cómo se supone que son los bebés y aceptamos la realidad de cómo era Hayden, todos nos llevamos mucho mejor. Hayden nos enseñó que los bebés pequeños no manipulan; se comunican.

Cómo nos sentíamos

Si Hayden hubiera sido nuestro primer hijo, hubiéramos llegado a la conclusión de que era culpa nuestra que no se pudiera arreglar ella misma ya que éramos padres sin experiencia. Pero ella era nuestra cuarta hija, y en ese momento, sentíamos que teníamos control sobre el cuidado de los niños. Sin embargo, Hayden nos hizo dudar de nuestras habilidades como padres. Nuestra confianza se estaba debilitando a medida que nuestras reservas de energía se estaban agotando. Nuestros sentimientos hacia Hayden eran tan erráticos como su comportamiento. Algunos días éramos empáticos y cariñosos; otros días estábamos agotados, confundidos y resentidos por sus constantes demandas. Tales sentimientos encontrados eran extraños para nosotros, especialmente después de ser padres de tres bebés fáciles de manejar. Pronto se hizo evidente que Hayden era un bebé con muchas necesidades. Ella estaba conectada de manera diferente a otros bebés.

Lo que hicimos

El desafío para nosotros fue descubrir cómo ser madre y padre de esta personita única y al mismo tiempo conservar suficiente energía para nuestros otros tres hijos, y para nosotros mismos.

Nuestro primer obstáculo a superar fue nuestro pasado profesional. Fuimos educados en los años sesenta y setenta, por lo que fuimos víctimas de la mentalidad parental predominante de la época: el miedo a estropear. Entramos en la paternidad creyendo que era obligatorio controlar a nuestros hijos, para que no nos controlaran a nosotros. Y estaba ese horrible miedo a ser manipulado. ¿Estábamos perdiendo el control? ¿Nos estaba manipulando Hayden? Consultamos libros, un ejercicio inútil.

Comunicación sobre el control

Ningún libro para bebés contenía un capítulo sobre Hayden. Y los autores, en su mayoría hombres, estaban más allá de la edad de crianza o parecían muy alejados de las trincheras del cuidado diario de los bebés. Sin embargo, aquí estábamos, dos adultos experimentados, cuyas vidas estaban siendo tomadas por un bebé de diez libras. Un amigo psicólogo infantil que nos estaba visitando comentó sobre el llanto de Hayden: “Mi su llanto es impresionante. No llora enojada ni exigente, sino expectante, como si supiera que la escucharían ”.

Hayden nos hizo reevaluar la descripción de nuestro trabajo como padres. Siempre habíamos pensado que un padre eficaz necesitaba tener un control constante. Luego nos dimos cuenta de que esa mentalidad era contraproducente. Se asume que existe una relación de confrontación entre padres e hijos: el bebé está “tratando de atraparte”, así que es mejor que lo atrapes primero. Hayden nos hizo darnos cuenta de que nuestro papel no era controlarla. Fue para manejarla como un bebé de alta demanda y ayudarla a aprender a controlarse a sí misma.

Nuestra responsabilidad

Nuestro trabajo como padres no consistía en convertir a Hayden en un clon conductual de todos los demás bebés. Habría estado mal intentar cambiarla. (¡Qué aburrido sería el mundo si todos los bebés actuaran de la misma manera!) Era mejor ampliar nuestras expectativas y aceptarla como era, no como deseábamos que fuera. Nuestro papel de padres era como el de un jardinero: no podíamos cambiar el color de la flor o el día en que florecería, pero podíamos arrancar las malas hierbas y podar la planta, para que floreciera más bellamente. Nuestro papel era canalizar el comportamiento de Hayden y nutrir sus cualidades especiales para que, en lugar de ser una carga, estos rasgos de temperamento funcionen más tarde a su favor y le sirvan bien.

¿Dónde debería dormir?

Se despertaba cada vez más hasta una noche; estaba despierta cada hora. Martha dijo: “No me importa lo que digan los libros, tengo que dormir un poco”. Entonces acurrucó a Hayden junto a ella en nuestra cama. Una vez que descartamos la imagen de un bebé que se tranquiliza a sí mismo durmiendo solo en una cuna, dormimos felices juntos. Descubrimos que teníamos que ser selectivos al elegir a las personas con las que compadecernos.

Cuando discutimos nuestros dilemas de crianza con amigos, nos fuimos sintiendo como si Hayden fuera el único bebé de alta demanda en todo el mundo que no podía satisfacerse durante el día o acomodarse por la noche. Concluimos que nadie podía entender a un bebé de alta demanda como Hayden a menos que hubiera tenido un bebé de alta demanda como Hayden. Finalmente, Martha encontró algunas madres de ideas afines y se rodeó de amigos que la apoyaban.

¿Cómo llamarla?

Hayden no encajaba en ninguna de las etiquetas habituales. Realmente no era una bebé “quisquillosa”, siempre y cuando la sostuviéramos y atendiéramos sus necesidades. “Animado” era engañoso; todo el mundo quiere un bebé animado. Ella no tenía “cólicos” ya que no parecía tener dolor. La etiqueta “difícil” tampoco parecía verdadera; algunos pueden estar de acuerdo, pero estábamos descubriendo que sostener y estar cerca de un bebé al que estábamos tan apegados no era tan difícil. Además, estas etiquetas eran demasiado negativas para esta personita que parecía saber tan positivamente lo que necesitaba y cómo conseguirlo.

Bebé de “alta demanda”

No fue hasta años más tarde, después de hablar con docenas de padres de bebés que también necesitaban ser amamantados con tanta frecuencia, necesitaban ser cargados mucho, necesitaban contacto humano por la noche, que nos llegó el término “bebé de alta demanda” . Describe mejor el tipo de bebé que era Hayden y el nivel de crianza que necesitaba.

En mi práctica pediátrica, descubrí que el término “bebé de alta demanda” era PC, psicológicamente correcto. Para cuando los padres agotados vinieron a mí para recibir asesoramiento sobre su bebé de alta demanda, ya habían recibido una avalancha de negativos: “La abrazas demasiado”, “Debe ser tu leche”, “Ella te está controlando . ” Todos transmitieron un mensaje subyacente de “mal bebé y mala crianza”. Sintieron que de alguna manera era su culpa que su bebé de alta demanda actuara de esta manera. Tan pronto como pronuncié el diagnóstico de “bebé de alta demanda”, pude ver una mirada de alivio en los rostros de los padres. Finalmente, alguien tuvo algo bueno que decir sobre su bebé.

“Bebé de alta demanda” suena especial, inteligente, único y cambia el enfoque hacia la personalidad del bebé, aliviando a los padres de la culpa de creer que su bebé actúa de esta manera debido a su crianza. Además, “bebé de alta demanda” sugiere que hay algo que los padres pueden hacer para ayudar a este bebé. Subraya la idea de que estos bebés simplemente necesitan más: más contacto, más comprensión, más sensibilidad, más paternidad con apego.

El problema del control

Hayden desde el principio nos llevó a reevaluar el tema del control. Poco a poco nos dimos cuenta de que el niño no debería controlar a los padres, o que los padres controlan al niño. Sin embargo, los padres deben controlar las situaciones; cuando no hay límites, la vida familiar es un desastre. Necesitábamos estar a cargo de Hayden, darle “reglas de la casa” y luego controlar su entorno para que no fuera difícil para ella cumplir con estas reglas.

Lo que nos ayudó a superar el miedo a estropear y la mentalidad de miedo a ser manipulado fue darnos cuenta de que era mejor equivocarse por el lado de la reacción exagerada y la respuesta excesiva. Mientras trabajábamos en desarrollar un equilibrio de respuestas apropiadas, hubo momentos en los que respondimos con demasiada lentitud y momentos en los que saltamos demasiado rápido, pero sentimos que en caso de duda, era mejor responder.

Encontrar un equilibrio saludable

Los niños a los que quizás se les mime un poco (como lo son muchos niños primogénitos con grandes necesidades) al menos desarrollarán una imagen saludable de sí mismos y la confianza en sus padres. Con esta base, es más fácil retroceder un poco mientras intenta crear un equilibrio saludable entre las necesidades de los padres y las del niño. El hijo de padres que responden muy poco desarrolla una mala imagen de sí mismo y se desarrolla una distancia entre padre e hijo. Esta situación es más difícil de remediar. Nunca escuché a padres en mi práctica pediátrica decir que desearían no haber tenido tanto en brazos a su bebé. De hecho, la mayoría, si pudieran rebobinar su cinta de crianza, abrazarían más a su bebé.

No estábamos preparados para la determinación que encontramos en Hayden cuando éramos pequeños. Los niños mayores habían respondido bien a las señales verbales. Hayden pareció no escucharnos. Entonces, en lugar de estar constantemente gritando “no, no toques” (lo cual era inútil), le enseñamos que en toda la casa había “sí-toques” y “no toques”. Nuestro trabajo incluía hacer que los “toques de sí” fueran más accesibles para ella que las cosas prohibidas para que pudiera aprender a controlarse. Hayden podría operar desde sus propios controles internos en un entorno que comunicara orden y estructura de algún tipo (cada hogar hará esto de manera diferente). Cuando tiene la oportunidad de comportarse adecuadamente independientemente de los interminables no de nosotros, comienza a tener una idea de sus propios controles internos.

Bebé de alta demanda versus nuestras necesidades

Hacia la mitad del primer año de Hayden, nos dimos cuenta de que criar a un bebé de alta demanda podía tener un efecto “mejor o peor” en la relación entre marido y mujer. Era fácil que las cosas se desequilibraran. Un bebé de alta demanda puede dominar fácilmente el hogar.

Hubo momentos en que Martha corría el riesgo de quemarse por dar demasiado. Una señal de advertencia de agotamiento inminente fue Martha diciendo: “Ni siquiera tengo tiempo para tomar una ducha, Hayden me necesita mucho”. Por el bien de Martha, y en última instancia por la cordura de toda la familia, tuve que recordarle: “Lo que Hayden más necesita es una madre feliz y descansada”. No era suficiente con predicar. Además de colaborar más en la casa y con los niños mayores, me haría cargo de Hayden cuando pudiera. La llevaría a dar un paseo o en coche para que Hayden pudiera estar fuera de la vista de Martha y temporalmente fuera de la mente.

Mantener un matrimonio saludable con un bebé de alta demanda

Tener un bebé de alta demanda nos ayudó a madurar en nuestra comunicación entre nosotros. Siempre existía el dilema de “sus necesidades versus nuestras necesidades”. Tuvimos que robarnos tiempo para nosotros mismos. Nos dimos cuenta de que incluso la mejor crianza de los hijos puede verse afectada si el matrimonio se desmorona. Vi lo importante que era para Martha validar su maternidad. Por lo tanto, frecuentemente ofrecía no solo un tranquilizador, “Tú sabes más”, sino que cuando vi su impulso para dar superando sus reservas de energía, me di cuenta de que necesitaba intervenir y ayudar. Me preguntaba cuándo volvería a tener a mi esposa. Entonces me di cuenta de que no podíamos rebobinar esta cinta para padres. Yo era un adulto y Hayden solo pasaría por esta etapa una vez.

La recompensa

Hayden pasó de ser un bebé de alta demanda  a un adolescente con mucha energía, a graduarse de la universidad con un título en, lo adivinaste, drama. Su vida como una bebé de alta demanda se muestra en nuestro libro The Fussy Baby . A veces abre este libro y le muestra a sus amigos: “Esa soy yo”. En la noche del baile, mientras posaba para su foto, se veía tan adulta con su vestido formal. Le susurré a Martha: “El bebé de alta demanda se llena”, y esta adolescente madura le guiñó un ojo a su papá.

Mientras la acompañaban a la puerta de su primer baile de graduación, nuestras mentes y corazones se llenaron de recuerdos de esas innumerables escenas de la infancia, la niñez y la niñez que agotan la energía. Mientras caminaba por el pasillo de “High Needs Baby” para transferirla al Hombre de sus sueños, me di cuenta de que esta joven madura y talentosa ahora le daría a su pareja y sus hijos la alta línea de crianza que le habíamos dado. Martha y yo nos miramos y pensamos: “Ha sido un camino largo y lleno de baches, sin embargo, esos años en brazos, en el pecho, en nuestra cama, las muchas confrontaciones disciplinarias y los años de crianza de alto nivel han producido un , persona compasiva y cariñosa. Todo ha valido la pena ”.

Información Importante

Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as e alta demanda y alta sensibilidad y donde tenemos a todas nuestras colaboradoras (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo.

Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde se valida la crianza respetuosa y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades)

Únete en   este enlace 

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Libro sobre alta demanda

Y no te olvides que tienes a tu disposición todos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

¿Por qué los bebes de alta demanda tienen despertares frecuentes?


El sueño de los bebés de alta demanda es distinto

Las razones por las cuales el sueño de los niños/as de alta demanda es diferente son las siguientes según comenta el Dr. Williams Sears que fue el pediatra que acuñó el término de bebé de alta demanda cuando nació su cuarta hija Haydeen. Puedes leer su historia en este enlace.

1. Los bebés AD tienen un temperamento distinto

El temperamento intenso y activo de los niños AD que tienen esta demanda y energía diurna es lo que causa esta misma inquietud nocturna, su naturaleza hipersensible durante el día conlleva dificultades en sus hábitos de sueño durante las siestas y las noches. Su profunda curiosidad y consciencia del entorno repercute en que deseen estar despiertos y conscientes por la noche.

Parece que son niños entusiastas y con ganas de vivir, encendidos con una flama difícil de apagar por la noche.

2. Sienten los estímulos de forma distinta

Todo se basa en la llamada “barrera de estímulo” que es la capacidad de bloquear los estímulos sensoriales.

Cada bebé tiene un tipo de barrera de estímulo, algunos tienen una capacidad sorprendente para bloquear los estímulos que los sobrecargan sensorialmente y simplemente, se duermen.

Barrera del estímulo inmadura en Bebes de Alta Demanda

Aunque en el caso de los niños de alta demanda, cuando reciben muchos estímulos es al contrario, ellos se sobreestimulan, se exaltan y reaccionan de forma más amplificada, exagerada e intensa.

Una barrera de estímulo inmadura no solo impide que los bebés se duerman, sino que además interfiere con la permanencia del sueño nocturno.

Los bebés con una barrera de estímulo más madura pueden dormir con una leves molestias, como tener  frío,  calor, un poco de hambre o incluso sentirse solo.

En cambio este tipo de malestar nocturno despertaría a un niño AD.

3. Diferente adaptabilidad y transición

Los bebes de alta demanda no hacen la transición fácilmente.

No se adaptan fácilmente a los cambios.

Pasar de estar en brazos al asiento del coche o de los brazos al carrito  es difícil para ellos.

El proceso de pasar de la vigilia al sueño es una  transición de estado que los bebés AD no suelen hacer sin ayuda.

Si generalmente has oído a alguna madre decir que ella coloca a su bebé en la cuna y se duerme, los bebés de alta demanda deben estar durmiendo antes de que puedas dejarlos en la cuna y aún así, muchas veces se despiertan.

Incluso cuando los niños AD son mas mayores, sus mentes van tan deprisa, a la hora de dormir  que les cuesta relajarse.

4. Madurez del sueño distinta

El sueño del bebé  se caracteriza por estar la mayor parte del tiempo en estado de sueño REM, que es un sueño ligero del que se despiertan fácilmente.

Durante la noche se alterna entre este estado y el estado de sueño profundo, van pasando a cada hora de estado de sueño profundo a ligero.

Al realizar esta transición, los bebés, se despiertan fácilmente y a medida que los bebés van creciendo, las etapas de sueño profundo se alargan, así pues entre los 4 y los 6 meses los bebés duermen periodos más prolongados.

Por contra los bebés AD parecen tardar más en desarrollar este estado, con el tiempo irán encontrando y prolongando los periodos de sueño profundo, aunque les costará dormir toda la noche.

5. La gran necesidad de dormir de los bebes AD

Dos de las características esenciales de los niños AD son el contacto continuo y el hecho de necesitar ayuda para calmarse es por ello que necesitan dormir en contacto con la figura de apego, generalmente la madre, tanto en las siestas como en la noche. Por ello muchas famílias realizan Colecho

Parece que necesitan un estado parecido al del útero.

Los bebés AD también tienen un alto grado de ansiedad por separación, lo que puede contribuir a tener problemas para conciliar el sueño.

Si necesitas consultar sobre el tema del sueño de tu bebé contacta con nuestro equipo de orientadoras en este enlace

 

**Información Importante**

Estas son las iniciativas solidarias que te ofrece la Comunidad de www.altademanda.es para acompañarte en la crianza de tu hijo/a.

  • Grupo de Telegram Central Alta demanda, Alta sensibilidad y Altas capacidades (con especialistas en crianza AD (alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) que nos orientan en el chat de forma solidaria respondiendo a las consultas que se realizan. Aquí puedes ver el perfil de las colaboradoras especialistas.) Ellas son: psicólogas, educadoras infantiles, maestras, psicopedagogas, asesoras de lactancia, destete, alimentación, disciplina positiva, logopedia…
  • Grupo de WhatsApp «Apoyándonos en tribu» grupos de padres y madres AD (alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) de apoyo mútuo donde somos las propias madres las expertas en la crianza de nuestros hijos y quienes intervenimos y nos aconsejamos mutuamente con nuestras vivencias y experiencias compartiendo nuestro día a día y las herramientas que nos han funcionado en la crianza de nuestros hijos.
  • Grupo de WhatsApp «Gestión Emocional»
  • Canal de Telegram de Biblioteca de la Comunidad solidaria de www.altademanda.es donde se archivan todos los documentos, libros, monográficos, estudios, test, encuestas, informes, ensayos, relatos, etc. de la comunidad. Toda la información sobre alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades a tu alcance.
  • Grupos de apoyo online de los viernes por la tarde quincenalmente de forma gratuita para niños de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades donde tratamos temas como las emociones, las rabietas, el sueño nocturno, los límites y normas, el comportamiento, etc. todo a través de crianza respetuosa.
  • Talleres/Conferencias gratuitos mensuales realizados por las especialistas. (Ver perfil de las especialistas)
  • Acceso test y encuestas para orientarte si tu hijo/a es de alta demanda, de alta sensibilidad o altas capacidades.

Síguenos en Facebook Comunidad solidaria de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades

Síguenos en Instagram Comunidad Solidaria de Alta demanda y sensibilidad

Técnica conecta y redirige “Deslízate por las olas emocionales” Daniel J. Siegel & Tina Payne Bryson

Extraído del libro del Cerebro del niño de Daniel J. Siegel & Tina Payne Bryson

Conecta y redirige: deslízate por las olas emocionales

Estrategia del cerebro pleno N.º 1

Una noche el hijo de Tina, de siete años, se presentó en el salón poco después de irse a la cama diciendo que no podía dormir

Claramente alterado, explicó: «¡Estoy enfadado porque nunca me dejas una nota por la noche!». 

Sorprendida de un estallido tan inusual, Tina contestó: «No sabía que querías que te la dejara». 

En respuesta, el niño soltó toda una andanada de quejas: «¡Nunca me haces cosas bonitas, y estoy enfadado porque todavía faltan diez meses para mi cumpleaños, y no aguanto los deberes!». 

¿Lógico? No. 

¿Te suena de algo? Sí. 

Todos los padres experimentan momentos en que sus hijos dicen cosas y se quejan en apariencia sin motivo alguno. 

Un tropiezo así puede ser frustrante, sobre todo cuando creemos que nuestro hijo tiene ya edad suficiente para comportarse de una manera racional y mantener una conversación lógica. 

Pero, de pronto, se altera por algo absurdo, y parece que por mucho que intentemos hacerlo entrar en razón, no hay nada que hacer. 

Basándonos en nuestros conocimientos sobre los dos lados del cerebro, sabemos que el hijo de Tina experimentaba grandes oleadas de emociones del cerebro derecho sin el equilibrio lógico proporcionado por el cerebro izquierdo. 

En un momento así, una de las respuestas menos eficaces que podía dar Tina era ponerse directamente a la defensiva («¡Claro que te hago cosas bonitas!») o discutir con su hijo para enseñarle su lógica defectuosa («No puedo hacer nada para que tu cumpleaños sea antes. En cuanto a los deberes, eso simplemente es algo que debes hacer»). 

Esta clase de respuesta lógica, del cerebro izquierdo, chocaría con la pared poco receptiva del cerebro derecho y crearía un abismo entre los dos. 

Al fin y al cabo, el cerebro izquierdo lógico del niño estaba en ese momento totalmente inactivo. Por consiguiente, si Tina hubiese respondido con el izquierdo, su hijo habría sentido que ella no lo entendía o que no le importaba lo que sentía. 

Se hallaba inmerso en un  aluvión emocional, no racional, del cerebro derecho, y una respuesta del cerebro izquierdo habría tenido todas las de perder. 

Aunque habría sido casi automático (y muy tentador) preguntarle «Pero ¿de qué estás hablando?» u ordenarle que volviera a la cama de inmediato, Tina se contuvo. 

En lugar de eso, empleó la técnica de conectar y redirigir. 

Lo estrechó, le frotó la espalda y, con tono maternal, dijo: «A veces las cosas se ponen difíciles, ¿verdad que sí? Yo nunca te olvidaría. Siempre te tengo presente, y quiero que sepas en todo momento lo especial que eres para mí». 

Lo abrazó mientras él le explicaba que a veces sentía que ella le hacía más caso a su hermano menor que a él, y que los deberes le ocupaban demasiado tiempo. Tina advirtió que su hijo se relajaba y ablandaba a medida que hablaba. Sentía que lo escuchaban y se preocupaban por él. 

A continuación, Tina abordó brevemente los temas concretos que él había mencionado, ya que ahora estaba más receptivo para intentar solucionar los problemas y planificar, y acordaron seguir hablando por la mañana. 

En momentos así, los padres se preguntan si su hijo realmente está necesitado o sólo intenta eludir irse a la cama. 

Una educación inspirada en el cerebro pleno no conlleva dejarse manipular ni tiene por qué reforzar la mala conducta. Al contrario, si entendemos cómo funciona el cerebro de nuestros hijos, podemos conseguir su cooperación mucho antes y a menudo con menos dramatismo. 

En este caso, al entender Tina lo que sucedía en el cerebro de su hijo, se dio cuenta de que la respuesta más eficaz era conectar con su cerebro derecho. Lo escuchó y consoló, usando su propio cerebro derecho, y en menos de cinco minutos él ya había vuelto a la cama. 

Si, por el contrario, ella se hubiese puesto dura y le hubiese reñido por levantarse de la cama, empleando la lógica del cerebro izquierdo y la letra de la ley, los dos se habrían alterado cada vez más, y el niño habría necesitado mucho más de cinco minutos para calmarse y dormirse. 

Lo importante de esto es que Tina respondió mostrando preocupación y afecto maternal. Aunque los problemas de su hijo a ella le parecieran tontos y quizá ilógicos, él sentía sinceramente que las cosas no eran justas y que sus quejas estaban justificadas. 

Conectando con él, conectando su cerebro derecho con el cerebro derecho del niño, Tina pudo transmitirle que sintonizaba con sus sentimientos. Aun cuando el niño estuviera eludiendo irse a dormir, esta respuesta del cerebro derecho  era el enfoque más eficaz, ya que no sólo permitió a Tina responder a la necesidad del niño de conectarse, sino también a redirigirlo a la cama antes. 

En lugar de luchar contra las enormes olas del aluvión emocional, Tina se deslizó sobre ellas respondiendo a su cerebro derecho. 

Esta anécdota señala una idea importante: cuando un niño está alterado, la lógica no suele surtir efecto hasta que hayamos respondido a las necesidades emocionales del cerebro derecho. 

A esta conexión emocional la llamamos «sintonización», que es la forma de conectarnos profundamente con otra persona y permitir con ello que esa persona «se sienta sentida». Cuando un padre o una madre y su hijo sintonizan, experimentan la sensación de estar unidos. 

El método empleado por Tina con su hijo se llama «conectar y redirigir», y para ello primero debemos ayudar a nuestros hijos a «sentirse sentidos» antes de intentar resolver los problemas o abordar la situación empleando la lógica. 

He aquí cómo funciona: 

Primer paso: conectar con el lado derecho

En nuestra sociedad, estamos acostumbrados a resolver los problemas usando las palabras y la lógica. Pero cuando tu hijo de cuatro años coge un berrinche porque no puede caminar por el techo imitando a Spiderman (como le pasó una vez al hijo de Tina), probablemente ése no será el mejor momento para darle una lección introductoria a las leyes de la física. O cuando tu hijo de once años se siente dolido porque parece que su hermana recibe un trato preferencial (como sentía a veces el hijo de Dan), la respuesta adecuada no es enseñarle una tarjeta donde has ido anotando el mismo número de reprimendas para cada uno de tus hijos.

En lugar de eso, podemos aprovechar estas oportunidades para comprender que en esos momentos la lógica no es nuestro principal vehículo para introducir cierta cordura en la conversación. (Esto parece lo contrario a la intuición, ¿verdad?) 

También es esencial tener en cuenta que por mucho que los sentimientos de nuestro hijo nos parezcan frustrantes y absurdos, para él son reales e importantes

Es fundamental tratarlos como tales en nuestra respuesta. 

Durante la conversación de Tina con su hijo, al reconocer sus sentimientos, apeló al cerebro derecho de él. 

También usó señales no verbales como el contacto físico,  las expresiones faciales empáticas, un tono maternal, y lo escuchó sin juzgarlo. 

En otras palabras, empleó su cerebro derecho para conectarse y comunicarse con el cerebro derecho de él. 

Esta sintonía del lado derecho con el lado derecho contribuyó a equilibrar el cerebro del niño, o a alcanzar un estado más integrado.

Fue a partir de ese momento cuando ella pudo empezar a apelar al cerebro izquierdo de su hijo y abordar los puntos concretos que él había planteado. 

Dicho de otro modo, ése fue el momento de dar el segundo paso, que ayuda a integrar el lado izquierdo y el derecho. 

Segundo paso: redirigir con el lado izquierdo:

Después de responder con el lado derecho, Tina ya pudo redirigir con el izquierdo. 

Pudo redirigir a su hijo explicando de una manera lógica lo mucho que se esforzaba para ser justa, prometiéndole que le dejaría una nota mientras dormía y trazando estrategias con él para su siguiente cumpleaños y para conseguir que los deberes fueran más divertidos. (Hablaron de ello en parte esa noche, pero sobre todo al día siguiente.) 

En cuanto Tina hubo conectado su cerebro derecho con el cerebro derecho de su hijo, fue mucho más fácil conectar con su lado izquierdo y tratar los problemas de una manera racional. 

Al conectar primero con el cerebro derecho de su hijo, Tina consiguió redirigir con el cerebro izquierdo mediante una explicación lógica y una planificación, obligando al hemisferio izquierdo del niño a sumarse a la conversación. 

Este enfoque le permitió usar los dos lados de su cerebro de una manera coordinada e integrada. 

No estamos diciendo que «conectar y redirigir» siempre dé resultado. Al fin y al cabo, a veces un niño ha ido tan lejos que ya no puede dar marcha atrás y las olas emocionales tienen que romper hasta que amaine el temporal. O puede que el niño sólo necesite comer algo o dormir. Cómo hizo Tina, quizá convenga esperar a que tu hijo se encuentre en un estado más integrado para hablar con él de una manera lógica sobre sus sentimientos y conductas. 

Tampoco recomendamos la permisividad o alargar los límites sólo porque un niño no piensa lógicamente. 

Las reglas relativas al respeto y la conducta no deben tirarse por la borda sólo porque el hemisferio izquierdo de un niño esté desconectado.

Por ejemplo, cualquier conducta que se considere inadecuada en la familia –faltar al respeto, hacer daño a alguien, tirar cosas– debe seguir considerándose prohibida incluso en los momentos de emociones intensas.

Puede que sea necesario interrumpir una conducta destructiva y apartar al niño de la situación antes de empezar a conectar y redirigir. 

Pero pensamos que, usando el enfoque del cerebro pleno, en general conviene hablar de la mala conducta y sus consecuencias después de tranquilizar al niño, dado que en medio de un aluvión emocional no es fácil aprender lecciones. 

Un niño estará mucho más receptivo cuando el cerebro izquierdo vuelva a activarse, y por lo tanto la disciplina será entonces mucho más eficaz. 

Imagina que eres un socorrista: te acercarás nadando a tu hijo, lo rodearás con los brazos y lo ayudarás a volver a la orilla antes de decirle que la próxima vez no se aleje tanto. 

La clave aquí es entender que cuando tu hijo se ahoga en un aluvión emocional del cerebro derecho, te harás un gran favor (y también se lo harás a tu hijo) si conectas antes de redirigir. 

Este enfoque puede ser un salvavidas que ayude a tu hijo a mantener la cabeza a flote y que, además, impida que tú te hundas con él. 

Información Importante


Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as de alta demanda y alta sensibilidad y donde tenemos nuestro equipo de colaboradoras especialistas en crianza respetuosa (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo de forma solidaria. Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde se valida la crianza respetuosa y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) Únete en   este enlace 

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Libro sobre alta demanda

Y no te olvides que tienes a tu disposición todos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Instagram Mama fluyendo Lactancia

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

 

Evolución del temperamento del niño/a de alta demanda

Inscríbete a las formaciones de Alta Demanda con certificación

**Información Importante**

COMUNIDAD SOLIDARIA  AD, NAS, AACC

Accede al Comunidad solidaria de padres y madres de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades de www.altademanda.es gratis, para más información en este enlace.

  •  Sección Privada de ¿Quieres Hablar? donde puedes realizar consultas gratuitas individuales sobre alta demanda y/o alta sensibilidad a las orientadoras.
  • Canal de Telegram ¿Quieres hablar? Un espacio donde podrás desahogarte contando con la experiencia de dos madres de niños de alta demanda. Un enfoque y mirada distinta. Un lugar para ti.
  • Canal de Telegram de Biblioteca de la Comunidad solidaria de www.altademanda.es donde se archivan todos los docuemntos, libros, monograficos, estudios, test, encuestas, informes, ensayos, relatos, etc. de la comunidad. Toda la informacion sobre alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades a tu alcance.
  • Grupos de apoyo online de los viernes por la tarde de forma gratuita para niños de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades donde tratamos temas como las emociones, las rabietas, el sueño nocturno, los límites y normas, el comportamiento, etc. todo a través e crianza respetuosa.
  • Descarga de varios libros y monográficos  sobre alta demanda y crianza respetuosa gratis en PDF.
  • Acceso test y encuestas para orientarte si tu hijo/a es de alta demanda, de alta sensibilidad o altas capacidades.

 

Síguenos en Facebook Comunidad solidaria de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades

Síguenos en Instagram Comunidad Solidaria de Alta demanda y sensibilidad

Paola Alejandra Luna Cabrera

Soy Paola Alejandra Luna Cabrera

Madre de un bebé de alta demanda y altamente sensible.

Soy licenciada en psicología clínica por la Universidad del Valle de México y soy una persona altamente sensible (PAS),  he hecho varios diplomados y talleres que me certifican como profesional:

  • Congreso PAS – Octubre 2021
  • Curso de estimulación de lenguaje infantil –Abril 2021
  • Curso lenguaje y tartamudez – Julio 2021
  • Autismo y lenguaje – Junio 2021
  • Mindfulness integrado a la terapia cognitivo conductual-Junio 2021
  • Curso en test y pruebas psicométricas -Agosto 2018
  • Desarrollo de habilidades terapéuticas- Junio 2012
  • Conferencia internacional del ICAA en dependencias nov 2010

Brindo atención a niños, adolescentes y adultos, he trabajado en distintas instituciones educativas, tanto en kínder como en primaria, como asistente educativo (2014 y 2019), trabajé en una clínica como cooterapeuta (2015) y trabajeé como perito en la defensoría publica en el área de violencia familiar en el 2018 realizando Test y pruebas psicométricas,  en una clínica llamada Psique y ser en México.

Cree junto con una colega UDAP  la unidad de desarrollo y atención psicológica, en la que brindamos apoyo y atención psicológica a niños, jóvenes y adultos, en el área del lenguaje, habilidades sociales, personas altamente sensibles, ansiedad, depresión y duelo.

¿Cómo fue que llegue a altademanda.es?

Empezaba la pandemia y no tenia trabajo, estaba desesperada y no sabia qué hacer, ya que estaba embarazada. Fue un embarazo que no me imagine y que verdaderamente fue un milagro, ya que me habían dicho que nunca podría tener hijos.

Estaba en shock! Fue un embarazo difícil, emocionalmente hablando, toda mi vida me hablaban de lo maravilloso que era el embarazo, pero jamás me dijeron todo lo que iba a sentir.

Una noche sentí mi presión muy alta, tenia dolores de cabeza y mi hijo tuvo que nacer de urgencia .

Un 4 de Diciembre, nació la persona que iba a abrirme las puertas del mundo, literalmente, actualmente tiene 11 meses, por él entendí a los bebés de alta demanda, descubrí que no son niños mimados, ni llorones, que son niños que requieren mas atención de la habitual,  que son bebés completamente normales pero con un rasgo de personalidad en el cual, necesitan mas apego, mas afecto y mas contacto, lo piden expresándose de la única manera que saben, llorando.

Y si un día tratando de dormir a mi hijo en su moisés, descubrí que no podía dormir mas de 10 min sin que lo estuviera cargando o arrullando, pase una noche verdaderamente cansada, con dolor abdominal por la cesárea que había pasado y no sabia que hacer, era una madre primeriza y cada noche era la misma, tenia una desesperación de comer como si no comiera en años, sus siestas duraban 20 min y todos me decían es que debes dormir cuando el bebé duerme, pero eso era algo que no me funcionaba a mi, así que decidí dormir con él, en la noche, así con él en mis brazos ¡ Enhorabuena!

Por fin logro dormir bien, solo despertaba por hambre, la necesidad de contacto era continuo en él , no aceptaba la separación, tenia que traerlo como mochila conmigo, así él era feliz, al investigar descubrí que mi hijo era un bebe de alta demanda, de todos los pediatras a los que fui solo una me dio la razón, todos decían que lo dejara llorar que ya se le iba a quitar, que estaba loca, que eso no existía, pero ¿A quién le gusta que lo ignoren?,

Aprendí a aceptar a mi hijo, a que debo tener mas paciencia a que no debo comparar a mi hijo con otros, a que mis reservas de energía es porque me necesita, me puse a investigar, aprender de él y en esa búsqueda quise buscar a madres como yo que se sintieran de igual manera, buscando grupos y ahí fue donde entre a un grupo de Telegram, allí conocí a Anna Company y así fue como me uní a un grupo de colaboradoras, en las que apoyo a madres internacionalmente, que les sucede lo mismo que me sucedía a mi, les ayudo a que se sientan comprendidas, a que no están solas, he dado conferencias para madres con bebes de alta demanda , así fue como mi hijo me abrió las puertas del mundo, y quiero también apoyar a las madres que sufren de burnout por tener bebes de alta demanda.

Si deseas contactarme puedes hacerlo a través de estos enlaces:

Email

Linkedin

 

 

Jessica Rubio Reali – Psicóloga-

Soy Jessica Rubio Reali especialista en crianza de alta demanda y en niños y adultos Altamente Sensibles.

Licenciada en Psicología, esposa, madre, amiga e hija; soy una persona de alta demanda (AD) y altamente sensible (PAS).

Mamá de un niño que al igual que yo es AD y NAS (Altamente sensible).

Soy licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de México FESI y Máster en Educación.
Finalista en el premio Coatlicue 2015  a lo mejor de la psicología en México.
Angeloterapeuta y reikista

Cursos de formación realizados:

  • El cerebro adolescente
  • El cerebro del niño
  • Entendiendo al autismo: “comprendiendo un cerebro complejo”
  • Taller clínico: “Técnicas de hipnoterapia para problemas de salud”
  • Diplomado en Gestión y Dirección de Centros Educativos.

Congresos realizados

  • Primer Congreso Internacional de Alta Demanda
  • Primer Congreso PAS
  • Primer Congreso de Rehabilitación “Hacia una Rehabilitación Integral” CRIT Guanajuato
  • Primer Simposium de Psicología INFASI ACT

Experiencia:

Tengo mas de 15 años de experiencia como psicoterapeuta individual y de pareja, brindo atención a niños, adolescentes y adultos.
Autoestima, ansiedad, duelo, depresión, problemas de pareja, educación especial.

La vida y el universo me han llevado por caminos extraordinarios de muchos aprendizajes valiosos, desde niña he sentido especial interés por lo espiritual y la energía, la forma “mágica” en la que me reencontré con mi esposo y la llegada también mágica de mi torbellino de amor me llevaron a interesarme aun mas por estos temas y estudiarlos; es así como estudié para convertirme en angeloterapeuta y reikista, formaciones que han potencializado mi profesión permitiéndome brindar una mayor ayuda a mis pacientes cuando lo requieren.

Realizo sesiones Online tanto individuales como en grupo para adultos y niños o adolescentes aportando herramientas para aprender a gestionar las emociones y otros aspectos que condicionan los estados de ánimo, la conducta, o que influyen en una baja autoestima o sentimientos negativos en el propio autoconcepto.

También identifico diferentes trastornos diferenciados de lo que sería el temperamento de Alta Demanda y Alta Sensibilidad pudiendo determinar cuando la línea del coportamiento intenso, demandante o hipersensible esta sobrepasando el límite e indicando una posible neurodiversidad que no se haya detectado todavía.

Coordino la sección de adolescentes de la Comunidad Solidaria www.altademanda.es así como el fascículo ¿Quien soy? ¿Como soy? dedicado a ellos que se incluye en la revista digital “Criar en Familia” que se distribuye mensualemente

Me encuentras en:

Email

Facebook 

Blog

Instagram

 

Si quieres conocerme más puedes leer alguno de mis artículos:

AD y NAS detras de las cámaras

Diario de un Niño AD y NAS

Conferencia Berrinches y Rabietas

Indira Lisbeth Revolorio Escalante de Campa

Mi nombre es Indira Lisbeth Revolorio Escalante.

Soy madre de dos preciosos hijos. Soy psicóloga clínica y consejera social. Experta en ansiedad con mujeres y estimulación Oportuna con niños de 2-6 años

Mi Pasión es ayudar a las mujeres y darles un acompañamiento integral para que vean una transformación en sus vidas.

Amo ver un cambio integral en las mujeres madres y que mejor hacerlo juntamente con los seres que más aman sus hijos por eso me he certificado en varios Diplomados para darles herramientas a ellas y a sus hijos aplicándolos a su vida diaria desde un enfoque terapéutico.

  • Diplomado en Estimulación Temprana Y Oportuna.
  • Diplomado en Psicoterapia infantil,
  • Diplomado en terapia Cognitivo conductual.
  • Diplomado en Terapia de Lenguaje o Logopedia.
  • Diplomado en Neurodesarrollo y Neuropsicología
  • Diplomado en Integración Sensorial y Psicomotricidad infantil
  • Diplomado en Prevención e intervención en abuso sexual para niños y adolescentes.

Soy creadora de una clínica donde atiendo a mujeres con diagnostico de depresión, ansiedad, dependencia emocional, autoestima, problemas familiares, depresión post-parto, madres con ansiedad por la maternidad.

Creadora y coordinadora de un proyecto de estimulación oportuna para niños de 2 – 6 años donde se interviene integralmente cubriendo áreas de inteligencia emocional, neurocognición, autoestima, psicomotricidad, integración sensorial.

He logrado darme a conocer por ayudar a muchas personas, marcando un antes y después en sus vidas.

Es por eso que he decidido compartir a través de mi experiencia y profesión a mujeres y niños de 2-6 años que necesitan un acompañamiento y sentirse escuchadas como personas en una búsqueda parecida a la mía y sobre todo sanar heridas en busca de la felicidad.

CREADORA DEL PROGRAMA MADRE PLENA Y FELIZ

El programa que permite ser madre Plena y feliz sintiéndote dichosa sanando heridas de la ansiedad y de la infancia que atrapan constantemente en un ciclo de frustración, culpabilidad y una crianza negativa hacia sus hijos.

El Programa ayuda a mujeres madres a encontrarse con sí mismas a sentirse satisfechas y ver cambios en su vida y la de sus hijos.

(Aún cuando no tengas tiempo)

Tengo dos preciosos hijos, desde muy pequeños he practicado con ellos estimulación oportuna e integración sensorial, lo cual ha ayudado a que ellos puedan adaptarse a cualquier rutina o cambio.

Des de el año y medio mi hijo sabia identificar sus emociones después de practicar la inteligencia emocional con él.

En mi hija aprendió a desarrollarse cognitivamente y cambios del desarrollo en niños. (rutinas de sueño, rutinas de higiene, rutinas de educación, y mucho mas)

He logrado darme a conocer para ayudar a muchas personas. marcando un antes y un después en sus vidas. Es por eso que he decidido compartir a través de mi  experiencia y profesión a mujeres y niños de 2-6 años que necesitan un acompañamiento y sentirse
escuchadas como personas en una búsqueda parecida a la mía y sobre todo sanar heridas en busca de la felicidad.

Si deseáis contactarme podéis hacerlo a través de estos enlaces:

Email
psicologalisbethrevolorio@gmail.com

Instagram Psicóloga Lisbeth Revolorio
(@psicologalisbethrevolorio7)

Facebook
Psicóloga Lisbeth Revolorio | Facebook

Telegram:
@Lisbeth_Revolorio

Ikerne Itoiz

“Los neurodiversos son capaces de cambiar el mundo, porque pueden ver las cosas de otra manera y buscar soluciones distintas” By Ikerne Itoiz 2022

Soy Ikerne Itoiz, nacida en Vitoria (España) en 1984. 

Soy licenciada en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, máster en Conservación y Exhibición de Arte Contemporáneo con premio a la mejor estudiante de la promoción por la Universidad del País Vasco. Tengo el certificado de aptitud pedagógica por la Universidad Alfonso X el Sabio. Me formé en estudios de  Artes Liberales y Ciencias en la Universidad de Malta donde estudié Psicología de la comunicación, entre otras asignaturas bastante eclécticas. Soy adicta a nuevos conocimientos, los retos y a aprender cada día más.

En 2018 trabajaba como jefa de taller y ayudante de dirección en una empresa de restauración y conservación de arte en Malta. Tenía a mi cargo un equipo internacional, con muchas sensibilidades diferentes tal y como el trabajo requería. Trabajábamos con mucha presión generalmente. Esto lo trabajaba con motivación de equipo y una buena organización.

Desde lo positivo siempre se consigue más.

Un futuro prometedor hasta que le dije a mi jefe que quería ser mamá y era incompatible con los disolventes y productos que trabajamos a diario. Propuse hacer otros trabajos que no pusieran en riesgo la vida de mi futuro retoño. No conseguimos llegar a un acuerdo. Desafortunadamente no me quedó otra que renunciar a mi carrera. 

Cambié de campo, al de los relojes de lujo, compraventa online. Empecé llevando el mercado español pero luego vieron que mis cualidades debían de ser explotadas. Me dediqué a la coordinación de talleres y tiendas (Malta- España – Francia – Mónaco – Italia – Alemania – Reino Unido – Grecia – Ucrania – Bulgaria), llevaba el control de calidad y dirigía el equipo del taller en Malta. En ese periodo me quedé embarazada. 

Las condiciones de maternidad y conciliación en Malta no eran muy favorables, así que me volví a España embarazada, con dos gatas y una pareja que no hablaba español (ahora sí, pero no fue fácil…)

La fortuna me concedió una maravillosa hija y yo pasé por un tsunami de emociones.

Volver tras 15 años fuera, desubicada, sin entender mi maternidad (ya que la que había soñado y creado en mi mente estaba en la isla de Malta), sin círculo de amistades y en un piso enano. Me sentía sola y con una niña que lo necesitaba todo de mi. Fue un shock.

Vinieron los comentarios, las comparativas. Mi hija era única y parecía que no estaba considerada “normal” y yo no sabía hacer “lo normal” con ella.

“Déjala que llore, no pasa nada”

“¿Otra vez en la teta?”

“Pues he dejado al niño durmiendo con su padre a las 7 y me he ido a tomar el café con una amiga”

“La vas a malacostumbrar”

” ¡Pues a ver cómo crees que hacíamos los demás! Es que parece que no podáis con una niña”

“¿Cómo no va a querer ir en el carrito? No exageres”

“¿Y no te pesa llevarla en la mochila?”

“¿Y chupete? Pues fuérzale!”

En fin podría seguir y seguir… ¿y como estaba yo? Pues en modo supervivencia y no, no estaba bien. 

Tanto repetir la palabra “intensa”, “demandante” me dio por buscar y encontré el término Alta Demanda.

Hice el test y Anna me contestó muy amablemente su percepción de los resultados.

Después entré en el grupo de Telegram, fue mi salvación. A los pocos días me había quitado la gran losa que llevaba y me sentía tan agradecida y finalmente ¡comprendida!

Estas mujeres lo hacían todo desde el altruismo y el amor.

No pedían nada a cambio y estaban haciendo más por mi que nadie. Le escribí a Anna y le dije que no era ninguna especialista en niños pero que necesitaba devolverles lo que habían hecho por mí. 

Así empecé a colaborar. Ofrecí lo que mejor sé hacer: coordinar, organizar equipo, implementar ideas, motivación, creatividad y perseverancia. 

En este proceso he aprendido muchas cosas sobre maternidad, alta demanda, alta sensibilidad, sobre mi misma y mi entorno. Siento que vuelvo a fluir, que ya no estoy en ese estancamiento, agobiante, agonizante y frustrante en el que me encontraba. Seguramente por mi manera de ser, al estudiar y comprender mi mente se relajó. 

Aprendí que yo era una Persona Altamente Sensible (PAS) , un superpoder que sospechaba que tenía.  Es el que me permite percibir una realidad más amplia de lo normal, disfrutar de la vida de otra manera. Me gusta. También comprendí que la intensidad de mi pareja, la perseverancia en sus ideas era porque es una persona adulta de Alta Demanda.

Ahora todo cobra sentido.

A parte de esto también descubría más tarde que era una Persona con Altas Capacidades.

No es que lo estuviéramos haciendo mal, o que fuéramos unos flojos como padres, o que no supiéramos llevar a nuestra hija. Mi hija es alta demanda porque es parte de nosotros e igual que nosotros percibimos el mundo de una manera “diferente” ella tenía que educarse también fuera de lo considerado “normal”. 

En el camino también encontré mi lado más creativo. Hacía años que no creaba y casi sin querer surgió  Pichukis. Un personaje inspirado en mi hija y las ideas que me imagino pueda tener. También vinieron historietas, cuentos, dibujos… Mi hija me ha ayudado también a frenar y a reconectar con mi yo más auténtico.

También me ha enseñado a ser paciente y dedicarme a lo realmente importante. No voy a negar que muchas veces me falta tiempo para mis cosas, pero tengo toda una vida para hacerlas y mi hija crece demasiado rápido como para perdérselo. 

Estos dos años han sido un proceso evolutivo de crecimiento personal. Muchas luchas internas, conflictos entre lo que creía que era y lo que ha sido. Entre la madre que creía quería ser y la madre que soy. De la fragilidad y vulnerabilidad del principio ha renacido una leona que ruge más fuerte que nunca por su familia. Y aunque tengo mis días como todas, me siento orgullosa del camino que he hecho, del que estoy haciendo y segura de que el que vendrá será mejor. Y tú, ¿en qué momento te encuentras?

Me he certificado en Coaching para poder acompany a personas y familkas en su camino de autoconocimkento. Y estoy emprendiendo un proyecto junto a Anna de orientación a familias de alta demanda, alta sensibilidad y alta demanda en

 



 


⊇Ikerne@altademanda.es

Pdf de Adaptación a la guardería by Ikerne Ikoiz

Instagram

Facebook personal

Facebook Bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

LinkedIn

Amazon

Grupo de Telegram