Emociones en los niños de alta demanda y alta sensibilidad

Fragmento del libro «Las emociones de los niños de alta demanda»

Capítulo 2 Emociones

Nuestra conducta, pensamiento y bienestar están basados en nuestras emociones, nos influyen directamente.

Para identificar las emociones que tenemos deberíamos primero clasificarlas.

Una posible clasificación de las emociones podría ser la siguiente.

 1.   Emociones primarias.

Son las básicas, las que nacen con nosotros y que tenemos en respuesta a un estímulo, como la tristeza, felicidad, miedo, sorpresa, asco e ira.

2.   Emociones secundarias

Estas emociones se generan por normas sociales o morales que hemos ido aprendiendo a lo largo de la vida, no son innatas, por ejemplo “el enfado” que proviene de una emoción primaria como el miedo. Tengo miedo a algo y seguidamente me enfado por tener miedo.

3.   Emociones positivas

Son las que influyen de forma positiva en nuestro comportamiento (emociones saludables), por ejemplo cuando experimentamos alegría nuestra forma de pensar y actuar mejora.

4. Emociones negativas

Son las que afectan a nuestro comportamiento de forma negativa (emociones tóxicas), son emociones que normalmente queremos evitar, por ejemplo miedo o tristeza.

5. Emociones ambiguas

Son emociones neutras que no nos hacen cambiar nuestro comportamiento o actitud. Por ejemplo la sorpresa que no nos hace sentir ni bien ni mal.

6. Emociones sociales

Son las que se relacionan con la presencia de otra persona, por ejemplo la admiración, la gratitud, siempre tienen que ver con alguien más.

3. Emociones primarias en los niños de alta demanda

La alta sensibilidad (emocionalidad) en niños de alta demanda

Es necesario destacar el rasgo de la alta sensibilidad en los niños de alta demanda, ya que en todo su desarrollo evolutivo es uno de los rasgos que más predetermina su comportamiento.

No todos los niños altamente sensibles son niños de alta demanda, la cuestión es si todos los niños de alta demanda son altamente sensibles. Sea como sea, tienen el rasgo de la sensibilidad más desarrollado que la mayor parte de las personas.

Pero ¿qué entendemos por sensibilidad?

Se habla de alta sensibilidad cuando una persona tiene un sistema neuro-sensorial más acurado que la mayoría. Por ello este tipo de personas reciben mucha más información sensorial que otra persona sin el rasgo.

La alta sensibilidad es un rasgo hereditario que afecta al 20% de la población.

Los cuatro pilares (conocidos como “D.O.E.S” Deep processing, Overstimulation, strong Emotions y Sensitive to subtleties.) de la alta sensibilidad para poder calificar a alguien como P.A.S (Persona altamente sensible) son los siguientes:

  1. Procesamiento de la información recibida de manera intensa y profunda, por lo que suele tener el pensamiento como “activado” que le hace reflexionar mucho sobre las cosas y darle vueltas a los temas para comprenderlos mejor.
  2. Saturación y sobreestimulación: Una PAS puede llegar a sentirse sobreestimulada en según qué situaciones cuando tiene que procesar mucha información (sensorial y emocional) ya que, como hemos comentado, las PAS procesan dicha información de manera más profunda e intensa y esto les puede producir sobrecarga.
  3. Emocionalidad: las PAS son personas muy emocionales, sus formas de vivir las emociones (tristeza, felicidad, alegría, etc) es mucho más intensa que en la mayoría de la gente sin el rasgo y ésto va relacionado con su alta capacidad de empatía que es una característica clave en el rasgo de la alta sensibilidad.
  4. Gran sensibilidad, no solo sensitiva (vista, tacto, oído, gusto y olfato) sino también percibiendo detalles en el entorno y en el estado emocional de otras personas.

Otras características de las personas altamente sensibles son:

Como hemos dicho son capaces de percibir detalles en el entorno y en otras personas que les permite vivir la vida a consciencia, viendo la parte negativa y positiva de todas las cosas.

Suelen tener también ciertas dificultades para mantener los límites con otras personas, ya que por su empatía establecen relaciones sociales mucho más profundas e intensas. Muchas PAS pueden sentir el dolor y el placer de una forma mucho más agudizada.

El perfeccionismo es una característica presente en las personas altamente sensibles y también en las personas de alta demanda,

Cabe destacar que una PAS no tiene porque ser una persona introvertida como piensa mucha gente, puede también ser una persona extrovertida, aunque las PAS tienen un mundo interior muy desarrollado y eso hace que muchas veces necesiten estar íntimamente consigo mismas. Las PAS suelen ser personas que tienen una gran concentración.

Sentimientos que puede tener una PAS

  • Muy sensibles a las críticas
  • Se preocupan por los animales, las injusticias y la naturaleza.
  • Pueden tener molestias con las luces, olores y ruidos fuertes
  • Saben disfrutar de los pequeños acontecimientos
  • No les gustan los cambios repentinos
  • Siempre están dispuestos a ayudar a los demás.
  • A veces pueden sentirse raros e incomprendidos por ser tan sensibles

 ¿Son nuestros hijos de alta demanda niños altamente sensibles?

En este apartado te comparto 4 tipologías de personalidad de los niños altamente sensibles según Elaine Aron (doctora e investigadora en psicología que ha escrito varias obras sobre el rasgo PAS).

Aparte de distinguir entre introversión y extroversión, Elaine Aron añade dos tipologías más: la personalidad de los “buscadores de sensaciones” (high sensation seekers o HSS) y los “tozudos”, que ella llama strong willed.

Si te fijas las tipologías de NAS “high sensation seekers y strong willed” tienen unas características muy similares a las de los niños de alta demanda, por lo que la cuestión sería preguntarse si todos los niños AD son altamente sensibles.

Los 4 tipos de niños altamente sensibles que describe Elaine Aron en sus libros son:

  1. Introversión
  2. Extroversión
  3. Buscadores de Sensaciones
  4. Tozudos

Según las encuestas que hicieron los expertos se sabe que el 20% de la población nace con el rasgo y de ese 20% solo una tercera parte tiene carácter extrovertido.

Tenemos la impresión, en general,  de que las PAS son personas tranquilas y reservadas pero quizás lo que sucede realmente es que necesitan un poco más de tiempo para sociabilizar, por el contrario tenemos la imagen de que las PAS extrovertidas tienen facilidad para las relaciones sociales, son enérgicas y espontáneas, a quienes además les gusta ser el centro de atención

En este punto ya observamos a los NAS que no solo son niños tranquilos, tímidos y solitarios, sino que también existe un grupo de niños altamente sensibles, enérgicos, sociables, que buscan atención constante que cuadran más con los rasgos de los niños de alta demanda. Los extrovertidos.

A parte de estos dos tipos, están los llamados “buscadores de sensaciones” que tienen una gran necesidad de experimentar nuevas experiencias para que internamente se les genere una emoción positiva ya que libera dopamina.

Esta búsqueda de sensaciones o emociones es una característica esencial de los niños AD, que siempre están en constante búsqueda de nuevos estímulos, niños que cada dos por tres cambian su actividad y buscan lo novedoso, niños curiosos que quieren sorprenderse y que con la monotonía o rutina se acaban aburriendo.

Esta característica de los niños de alta demanda que notamos en el dia a dia, cuando su curiosidad nos demuestra que lo observan todo, lo preguntan todo y lo analizan todo es innata, esta actividad mental que se relaciona con la búsqueda de estímulos tiene mucho que ver en por ejemplo cuando llega la hora de dormir y el niño de alta demanda todavía está activado mentalmente.

Para el niño el hecho de dormirse es «perder consciencia» perder el control de sus pensamientos y no recibir los estímulos que necesita.

El niño AD no quiere perder su tiempo dormido, él es apasionado e intenso y su objetivo es continuar estimulado física y mentalmente. Por estos motivos muchos niños de alta demanda tienen resistencia a la hora de irse a la cama. Además el hecho de tener la mente «activada» hace que durante la noche tengan despertares frecuentes.

Por otra parte, recordemos que las PAS son personas muy reflexivas, que antes de hacer algo lo piensan detenidamente y esto crea una especie de contradicción interna en las PAS que también son buscadoras de sensaciones ya que por una parte tienen que detenerse a evaluar la situación pero por otra su ímpetu de búsqueda de tensión y emoción no quiere pararse a pensar, no quiere perder el tiempo, lo quiere todo “ya” al instante, este conflicto interno puede crear estrés en el niño AS, porque entra en un estado de confusión interno difícil de gestionar, a veces pueden estallar con llantos o arrebatos emocionales, que aparentemente parecen inexplicables, muchas veces nuestros hijos de alta demanda tienen comportamientos incomprensibles de ira, frustración que no entendemos de dónde vienen o cambios de humor inexplicables.

Niños en edad preescolar que no tienen todavía las herramientas de comunicación para explicar lo que les sucede, ni pueden aún gestionar sus emociones o sensaciones con una estructura óptima y estallan en estados caóticos y desconcertantes.

Como padres debemos enseñarles a reconocer estos sentimientos y ayudarles a evolucionar, poner nombre a estas emociones y acompañarlos en estos estados de confusión con afecto y comprensión y sobre todo con mucha paciencia y tranquilidad.

Ellos tienen una especie de impaciencia por conseguir su objetivo y por otro lado internamente se les crea una contradicción con su propia sensibilidad. Si para un adulto ya es difícil gestionar emociones internas contradictorias imaginémonos cómo debe ser para un niño.

Este tipo de contradicción interna puede crear en los niños AD miedos y sentimientos de inseguridad que desemboquen en intentos de llamar la atención de los padres y/o más demanda de contacto, no es un capricho, es una necesidad. Debemos darles ese apoyo para que progresen con seguridad y evolucionen sin miedo ni ansiedad.

En cuanto al carácter fuerte o tozudo, debo aclarar que igual que la de “buscador de sensaciones”, puede existir en personas no-PAS, se trata de niños que siempre quieren mandar y hacer las actividades bajo sus propias reglas, suelen ser también niños desafiantes a nivel familiar. Además son niños a los que les cuesta dormir ya que se demoran en gestionar las intensas emociones que han tenido durante el día.

La testarudez o tozudez, rasgo típico en los niños AD. Y es que por su intensidad e inteligencia son niños que necesitan un razonamiento para todo, una explicación completa, necesitan comprender las cosas. Suelen ser niños que quieren liderar las cosas, coordinar, actuar según sus normas porque tienen unos esquemas muy fijados y si los cambiamos debemos tener una buena razón comprensible para ellos. Son perseverantes, negociantes y muy intensos.

Entonces, según estas características, de NAS del subtipo “buscadores de sensaciones” o “testarudos”, y según lo que sabemos de los niños de alta demanda que tienen una alta sensibilidad, ¿podríamos decir que todos los niños de alta demanda son altamente sensibles? Es una cuestión que debemos pensar y que nos reflejan que todavía queda mucho por investigar en el tema de la alta demanda.

Puedes descargarte el libro completo en PDF en este enlace

Si deseas consultar más libros sobre alta demanda aquí puedes descargarte los PDF de otros libros

Redes sociales

Síguenos en Instagram

Síguenos en Facebook al grupo Bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook al grupo Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook al grupo Mama Fluyendo Lactancia de Angie Padilla Duarte

Recuerda que tenemos dos Grupos de chats para madres y padres de alta demanda y altamente sensibles.

Telegram 

WhatsApp

 

Si tienes alguna duda o comentario puedes contactar conmigo al correo anna@altademanda.es

 

Libro: “Lo complejo y hermoso de criar a un niño/a de alta demanda” by Angie Padilla Duarte



Introducción del libro «Lo complejo y hermoso de criar a un niño/a de alta demanda» de Angie Padilla Duarte

Tanto si tienes hijos como si no, seguramente has escuchado o leído el término Crianza Respetuosa porque últimamente  casi podría decirse que está de moda, así que, como en Psico Descubrir hay  compromisos con la salud emocional en todos los aspectos pues este libro estará dedicado a explicar esta manera de criar a los hijos.

Uno de los defensores de la crianza respetuosa es el Pediatra Carlos González quien tiene en su haber varios libros acerca de la crianza con apego. Carlos González afirma que la crianza respetuosa significa no tener miedo a demostrar a los hijos cuánto se les quiere, prodigarlos, besarlos, apapacharlos y respetar que son personitas independientes que tienen una personalidad propia, por tanto hay cosas que les gustan y cosas que no.

Hasta ahí todo bien, pero, ¿porqué tanto revuelo con este tipo de crianza? Pues porque los tiempos han cambiado, hoy los niños están recibiendo muchos estímulos y hay que cuidar que el principal sea el amor de sus padres porque esto es lo que les permite regular sus emociones y justo ahí es el punto cumbre de la crianza respetuosa.

Es decir, no significa que si mi hijo/a quiere meter los deditos al enchufe de la luz lo voy a dejar porque soy muy respetuoso de su personalidad, por el contrario, se deben marcar límites de manera empática. Se puede distraer al niño/a con un juguete, o explicarle los peligros de meter los deditos si ya es mayor, si se enoja y hace un berrinche lo mejor es decirle que lo entiendes, que es horrible no poder hacer lo que uno desea pero hay cosas peligrosas de las cuales deber protegerlo.

Y claro, la cosa no termina ahí, la crianza respetuosa es también anticiparse a esos detalles que pueden causar problemas, siguiendo con el ejemplo anterior, si ya se que mi niño/a mete sus deditos en el enchufe que le queda a la mano quizá sería bueno que pusiera una tapita de protección o que ponga un mueble enfrente.

Leyendo esto dirás: “es sentido común, cualquiera sabe eso”, pero te sorprendería la cantidad de papitos y mamitas que no lo saben como los que se enfrentan a la maternidad y paternidad a edades muy tempranas o los que prefieren que el internet o la televisión eduque y cuide a sus niños.

La crianza respetuosa es también fluir con la edad del niño, tratarlo acorde a su etapa de desarrollo y entender sus necesidades, porque ¿Quién mejor que ellos para saber qué quieren?, pero por ningún motivo quiere decir que debas dejarlos crecer como hierbita sin ningún cuidado porque eres “extra respetuoso”.

Este libro trata de eso todas aquellas experiencias, vivencias de Alta Demanda de puntos de vista distintos. Visualizados tanto de la parte de lactancia, crianza, sueño, emociones.

Ya que todo esta ligado entre si, cada emoción o sentimiento de parte de nuestros hijos es un descubrimiento para ellos y eso hace que su nivel de estrés y ansiedad se eleve, son tan pequeños que están en una etapa de descubrir e imitar y estos sentimientos al igual que las emociones los hacen sentir incomodos. Así como nosotros los adultos que no nos gusta enojarnos o estar tristes por ejemplo y que genera en nosotros malestar, estrés, etc.

Imagínate para ellos que son tan pequeños, bueno además contarles que este libro son herramientas para sus días a días para hacerlo mas ameno, que sientan que desde el otro lado también hay una madre que también esta aproblemada y complicada. Es empatizar desde el amor y respeto, apoyarnos aunque no nos conozcamos.

La emociones son algo fundamental para el desarrollo de nuestros hijos/as y eso es lo que debemos hacer todos los días, con este pequeño libro podrás aprender a gestionar aquellas emociones o actitudes de nuestros hijos/as.

Cada texto y cada párrafo esta escrito con amor y cariño y de lo que yo he podido aprender en estos cortos casi dos años de maternidad y crianza.

Si deseas leer el libro en formato e-book puedes acceder a este enlace

SI deseas leer el libro en formato libro impreso puedes acceder a este enlace

¿Quién es Angie Padilla Duarte?

Angie es mama LME, de una niña AD. Emprendedora, defensora de la Crianza Positiva y Respetuosa, asesora de Lactancia, destete, alimentación complementaria y BLW. Además realiza acompañamiento a las madres en su proceso de lactancia materna, crisis de crecimiento, regresiones de sueño, destete respetuoso, alimentación complementaria y BLW.

Ella es especialista en personas altamente sensibles (PAS) y niños altamente sensibles (NAS) y en crianza de alta demanda y  comportamiento AD.

Conferenciante, colaboradora, autora y escritora.

Si quieres saber mas sobre Angie Padilla Duarte puedes seguirla en sus redes sociales de:

Instagram

Facebook

Canal de Telegram

Grupo WhatsApp

Libro: «Herramienta útiles para críar a un niño de alta demanda»

Escrito por Anna Company

¿Qué encontraras en el libro Herramientas útiles para criar a un niño de alta demanda?

Te presento una recopilación de los cuatro monográficos que se entregaron de la edición «Herramientas útiles para criar a un niño de alta demanda» en la que podrás encontrar lo siguiente:

  • Monográfico sobre cómo saber si un niño es de alta demanda
  • Monográfico sobre como tratar las frustraciones de los niños de alta demanda
  • Monográfico sobre como pautar rutinas, normas y límites a los niños de alta demanda
  • Monográfico sobre sueño nocturno en los niños de alta demanda

A parte de esto dentro de cada monográfico podrás abastecerte de otros enlaces de tu interés, relacionados con los niños de alta demanda como son temas relacionados con la testarudez, las rabietas, la exigencia, la perseverancia, sus puntos fuertes, etc.

Disciplina positiva

Encontrarás en esta lectura herramientas de disciplina positiva para poder utilizar con tu hijo de alta demanda que te ayuden a mejorar la calidad de tu relación con él y a empatizar con tu hijo de la forma mas profunda para llegar a conseguir una confianza y complicidad óptima.

Descárgatelo en PDF GRATIS aquí

Otros libros de crianza de alta demanda gratis

A parte de este libro recordemos que tenéis también a vuestra disposición para descargar gratis los pdf de los siguientes libros:

Coaching de alta demanda sin coste

Si tienes alguna duda o comentario ya sabes que tienes a tu disposición las consultorías gratis de apoyo y de guía, puedes informarte en este enlace.

Grupo de Telegram de alta demanda

Y recordarte también que tenemos a tu alcance el grupo de Telegram con mas de 90 padres y madres de alta demanda que cada día comentamos nuestras experiencias y que continuamos unidos para apoyarnos mutuamente y en el que si quieres participar estaremos encantados/as de recibirte en este enlace https://t.me/joinchat/AMXPLxgxMs36PJiBao8F3w

Así pues ya no tienes excusa!! Te esperamos.

 

 

Libro: «El desarrollo interior del niño de alta demanda» etapa de 0 a 18 meses

Escrito por Anna Company

Fragmento del mini-libro «el desarrollo interior del niño de alta demanda» que puedes descargarte entero en PDF aquí

Capítulo 1

Edad de 0 a 18 meses

En esta etapa el niño AD todavía no tiene la psique organizada y no puede diferenciar entre él mismo y la madre, se siente como “un todo” es por ello por lo que tiene totalmente dependencia de la madre.

El niño está totalmente indefenso ante los estímulos y sensaciones internos y externos que acaban de aparecer de forma caótica.

Sus manifestaciones hacia todo esto son somáticas en forma de lloros, pataletas y protestas. Los niños de alta demanda al tener una sensibilidad mas agudizada de lo normal, se sobreestimulan lo que hace que puedan sentir como a través de un amplificador, por lo que sus manifestaciones hacia ello también serán mayores, solicitando a toda costa ser atendidos.

Hacia el octavo mes el niño empezará a diferenciar a la madre de su propio yo interno y a crear un vínculo con ella, lo que producirá angustia cada vez que se separe de él.

Este hecho que persiste en los niños de alta demanda desde este momento es una necesidad para ellos, no demandan atención por capricho o manipulación, ni lo hacen por egoísmo, es una reacción de supervivencia que tiene el cerebro del bebé que debe ser escuchada.

Si dejas llorar a tu hijo de alta demanda angustiado por la separación de la madre durante este periodo de tiempo, el vínculo con la madre no se produce correctamente y puede crear conflictos internos en el niño que deriven en problemas en su comportamiento, en su estado emocional y psicológico. El desapego de la madre se debe hacer de forma progresiva cuando el bebé está preparado para ello.

A lo largo de este periodo aparece el lenguaje, que le otorga autonomía porque le permite pedir y nombrar cosas y esto facilita al bebé la comunicación y el entendimiento.

También aparece la deambulación que le facilita trasladarse de un sitio a otro sin necesidad de depender de la madre.

Estos acontecimientos causan una conducta exploratoria hacia el mundo, el niño quiere descubrirlo y tocarlo todo y es vital que los padres promuevan estas conductas de curiosidad para favorecer el conocimiento del niño o bien para evitar posibles peligros.

Recordemos que la curiosidad es uno de los rasgos de los niños de alta demanda, y en esta etapa el niño verá incrementada su autonomía y su libertad de movimiento, sus capacidades y sus movimientos aumentaran y se irá desarrollando cada vez más su temperamento AD: hiperactividad, curiosidad, estimulación, exploración hacia lo desconocido…

Es una etapa en que los padres empezamos a notar el rasgo más intensamente en nuestros hijos y a ver que su temperamento es más potente que el de otros niños.

A demás por la noche todavía no han conseguido regular el sueño y la combinación de cansancio, llanto, despertares nocturnos y demás hace que nos preguntemos qué está pasando.

Según dicen los expertos, en los niños que no son de alta demanda, al final de este periodo la alimentación suele pasar a ser sólida y los despertares nocturnos y llantos deberían haber disminuido considerablemente. Cuando esto no sucede y nos encontramos a niños que están insomnes gran parte de la noche o que duermen durante gran parte del día, es signo de las dificultades del vínculo entre la madre y el niño y esto puede derivar hacia trastornos psicopatológicos.

En el caso de los niños de alta demanda debemos tener en cuenta que son niños con una sensibilidad más elevada y con una necesidad de afecto superior, por lo que el apego que necesitan para crear el vínculo materno es más largo en el tiempo y esto significa que después de los 18 meses continúan teniendo ansiedad por separación de la madre y despertares nocturnos con llantos. Debemos analizar las emociones negativas de nuestros hijos y ser empáticos con ellas para que desarrollen capacidades y habilidades correctas para afrontar la vida.

Por ello, en mi opinión el colecho es una buena técnica para los niños de alta demanda, porque crean y ayudan a fortalecer el vínculo materno.

¿Cómo fomentar el vínculo materno? Promover el contacto visual y táctil, piel con piel. Aprovechar el momento de alimentar al bebé, compartir el mismo espacio físico, acariciar a tu bebé cuando llora y siempre que puedas, hablarle, cantarle. Para él tu olor es crucial.

Este ha sido un fragmento del mini-libro «el desarrollo interior del niño de alta demanda» si deseas descargarte el PDF del libro entero GRATIS puedes hacerlo en este enlace.

Recuerda que tienes más libros y monográficos GRATIS sobre  crianza de alta demanda en este enlace.

Por otra parte tenemos una iniciativa donde poder compartir tus inquietudes con otras madres y padres de alta demanda, cada 15 días, los viernes por la tarde en la reuniones online que hacemos donde tratamos temas como las rabietas, los límites y normas, las rutinas, las frustraciones, la testarudez, etc. de los niños AD, el único requisito es estar involucrado en la crianza de un niño de alta demanda. Para más información entra en este enlace.

Y por último si deseas estar al día de las últimas novedades y publicaciones puedes unirte a nuestro grupo de Facebook donde vamos colgando las últimas iniciativas, estudios y colaboraciones. Bebes, niños y niñas de alta demanda».

Gracias por tu atención.

 

 

Libros sobre alta demanda en PDF GRATIS

Escrito por Anna Company

¿Tienes un hijo/a de alta demanda de 0 a 5 años?

¿Quieres saber cómo se va a desarrollar tu hijo AD y tener una guía de pautas de crianza?

  • Descárgate gratis en formato PDF el libro: «¿Cómo criar a un niño de alta demanda?» Guía de pautas de crianza para niños y niñas de alta demanda de 0 a 5 años en este enlace

¿Tienes un hijo/a de 6 a 12 años o te interesa saber qué ocurre con los niños/as de alta demanda en la segunda infancia?

¿Quieres saber como evoluciona el temperamento altamente demandante en la etapa de los 6 a los 12 años?

  • Descárgate gratis en formato PDF el libro: «El niño de alta demanda en la segunda infancia» El temperamento AD en la etapa de los 6 a los 12 años en este enlace

¿Tienes un hijo/a de alta demanda de 12 a 21 años o te interesa saber qué ocurre en la adolescencia con el temperamento de la alta demanda?

¿Te gustaría potenciar el vínculo afectivo con tu hijo AD adolescente?

  • Descárgate gratis en formato PDF el libro: «El adolescente de alta demanda» El temperamento de la alta demanda entre los 12 y los 21 años en este enlace

Más libros sobre Alta demanda:

¿Quieres saber sobre las emociones de los niños de alta demanda?

  • Libro: Las emociones de los niños de alta demanda aquí

¿Quieres saber sobre el desarrollo de los bebes y niños de alta demanda?

  • Mini-libro: El desarrollo interior de los niños de alta demanda aquí

¿Quieres leer sobre historias personales de padres y madres de alta demanda?

  • Libro: Relatos sobre crianza de alta demanda aquí

¿Te apetece leer una historia sobre una adulta de alta demanda?

  • Descárgate gratis en formato PDF  el libro: «¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?». Libro sobre una adulta de alta demanda en este enlace

¿Quieres tener herramientas útiles para criar a tu hijo de alta demanda?

  • Descárgate el recopilatorio de herramientas de los 4 monográficos de herramientas útiles para criar a un niño de alta demanda en formato libro en este enlace
Monográficos sobre «Herramientas útiles para criar a un niño de alta demanda»
  • Monográfico ¿Cómo tratar las frustraciones de los niños de alta demanda? en este enlace
  • Monográfico sobre rutinas, normas y límites para niños de alta demanda en este enlace
  • Monográfico sobre sueño nocturno en los niños de alta demanda en este enlace 
  • Monográfico sobre ¿Cómo saber si un niño es de alta demanda? en este enlace
¿Necesitas más información sobre la evolución del temperamento de la alta demanda después de la infancia?

Accede a los resultado de los estudios que se realizaron sobre el rasgo a los adolescentes y adultos AD en 2020.

  • Acceder al informe resultado de preadolescentes y adolescentes de alta demanda aquí
  • Acceder al informe resultado de adultos de alta demanda aquí

**Información Importante**

Telegram

Recuerda que tienes nuestro grupo de Telegram donde somos mas de 360 personas todos madres y padres de alta demanda y donde contamos con el apoyo de nuestras colaboradoras: asesoras de lactancia, sueño nocturno, pediatras, piscologías, fisioterapeutas, psicopedagogas, logopedas,  que nos apoyan y acompañan en todas nuestras inquietudes de forma solidaria , puedes unirte en este enlace.

Grupo de Facebook BEBES Y NIÑOS DE ALTA DEMANDA Y ALTAMENTE SENSIBLES, únete para enterarte de las últimas novedades sobre la alta demanda, en este enlace.

Y por último recordarte también que los viernes cada quince días nos reunimos algunos padres y madres de niños de alta demanda para compartir nuestras experiencias de crianza y apoyarnos mutuamente en los grupos de apoyo online, si te apetece unirte puedes hacerlo en este enlace.

Herramientas de disciplina positiva para la impaciencia/impulsividad del niño de alta demanda

Escrito por Anna Company

Fragmento del libro: «El niño de alta demanda en la segunda infancia»

Impaciencia e impulsividad en los niños de alta demanda

Los niños de alta demanda suelen ser niños muy impacientes que buscan inmediatez en las respuestas y a veces actúan con cierta inquietud. Muchas veces bajo un estado emocional exaltado pueden actuar de forma que parezca impetuosa, pero generalmente en su día a día los niños AD no suelen mostrarse impulsivos, aunque sí impacientes, es decir, cuando ellos deben tomar una decisión saben muy bien el razonamiento y analizan correctamente las consecuencias y alternativas,  por lo que son conscientes en todo momento de lo que hacen,  aun así, no todos los niños son iguales y hay algunos que pueden mostrar cierto grado de impulsividad, es decir, que actúan sin pensar en las posibles consecuencias, sobre todo cuando están emocionalmente sobreexcitados.

Las señales de que un niño de alta demanda es impaciente o impulsivo son las siguientes:

  • Habla precipitadamente y por encima de los demás.

No sabe esperar su turno para participar en la conversación.

  • Entra en batallas por cosas sin importancia.

Pasa por ser “un niño peleón”.

  • Quiere ser siempre el primero en todo.

No respeta las reglas de los juegos en grupo, hay que recordarle siempre que debe esperar su turno o que respete las filas.

  • A menudo llora de rabia para dar salida a su frustración cuando no consigue lo que quiere.

Lo quiere todo YA Al instante.

  • Suele ser despistado.

Descuida lo que no pertenece a su deseo inmediato.

¿Qué es la impaciencia?

La persona impaciente no tiene la capacidad de esperar un acontecimiento sin ponerse nerviosa, ni la aptitud de realizar tareas minuciosas o complejas para las cuales se necesite calma. La paciencia se relaciona con aguantar, tolerar o soportar las dificultades hasta conseguir un objetivo o meta marcado, lo que significa que la persona impaciente no tiene la habilidad de esperar algo sin inquietarse.

Dependiendo de las experiencias que atraviesa la persona en cada etapa de su vida, la impaciencia puede ir evolucionando, no es un atributo estable en la personalidad de la persona, es decir, en etapas de mucho estrés, o cansancio donde existe una alta exigencia ante objetivos marcados puede provocar que la impaciencia se muestre con una cierta irritabilidad.

Consejos para ayudar a tu hijo de alta demanda a ser más paciente

  • Los padres somos los modelos a seguir.

Los niños aprenden imitando por lo que tenemos que dar ejemplo con nuestros modales.

  • Ser comprensivos con sus limitaciones.

Algunas situaciones básicas se tienen que atender de forma inmediata, por ejemplo, si el niño tiene hambre, sueño, sed, cansancio o algún dolor en las que es excesivo pretender que tenga paciencia y espere está justificado atenderle sin esperar

  • Introducir pequeñas esperas.

Es óptimo empezar a introducir momentos de espera al niño AD, para que trabaje su paciencia, por ejemplo, antes de llevar el postre que deba esperar unos minutos.

  • Cumplir nuestras promesas.

Si le hemos dicho «después del baño jugaremos con las piezas», o «cuando vuelva de pasear al perro montaremos el castillo», debemos cumplir lo prometido para que nuestro hijo confíe en que esperar vale la pena, sirve de algo y crea en nuestra palabra

  • Explicar por qué hay que esperar y tener paciencia.

Las cosas quedan mucho mejor si se tiene paciencia para prepararlas.  “este dibujo si lo haces con calma y paciencia se ve más bonito”. Debemos utilizar un tono de voz respetuoso, tranquilo y confiado, este método es progresivo y funciona a largo plazo.

  • Paciencia en situaciones sociales

Si les cuesta esperar su turno para utilizar un columpio, por ejemplo. Mejor que imponerles que han de hacerlo porque sí, conviene hacerles pensar en la necesidad de esperar su turno y explicarles las razones por las cuales debe esperar, aunque aún no puedan entenderlo del todo.

  • Enseñarle a no interrumpir una conversación.

Podemos tomarlo del hombro, mirarle a los ojos y decirle: «espera un momentito y te atenderé enseguida».

Aunque insista, es mejor ignorarlo durante un momento que no sea muy largo (quizás un par de minutos).

Después, hay que cumplir siempre nuestra promesa de atenderle y elogiarlo por haber «esperado».

Es importante hacer esto manteniendo la calma y aumentar poco a poco los momentos de espera.

  • Ser claro acerca de las expectativas.

Algunos niños reaccionan mal cuando no saben qué esperar en una situación, o lo que se espera de ellos. Explíquele a su hijo las cosas con anticipación si necesita ser paciente o hacer algo que no quiere hacer: “Vamos a visitar a la abuela, y ella y yo hablaremos por un tiempo. ¿Por qué no traes algunas cosas para que no te aburras?»

  • Ayuda a identificar sentimientos

De esta forma tu hijo podrá aprender a reconocer lo que siente, es posible que pueda recuperarse antes de tener un arrebato. Puedes ayudar diciéndole las palabras: “Parecías triste cuando tu hermana dijo que eras muy pequeña para jugar con ella y sus amigos»

  • Tomar un Descanso

Crea un lugar tranquilo en casa donde tu hijo pueda calmarse si está fuera de control. Como el «rincón de la calma» Puede ser una esquina llena de almohadas o cualquier lugar acogedor. Esto puede enseñarle que hay una manera, y un lugar especial a donde ir, cuando las cosas se salgan de control.

  • Elogia a tu hijo

Cuando veas a tu hijo practicando el autocontrol, házselo saber. Este tipo de refuerzo positivo la ayudará a pensar en sí mismo como una persona que puede controlar con éxito su comportamiento. Es positivo decirle algo como por ejemplo: “Me encanta cómo esperaste pacientemente tu turno”.

¿Cómo responder a un niño de alta demanda impaciente?

Si tu hijo de alta demanda se muestra muy impaciente e intenso en alguna ocasión y entra en algún arrebato emocional con reacciones de rabieta, ira o agresividad debes responder de una forma calmada y serena y a la vez mostrando seguridad y firmeza en tus argumentos. Lo positivo sería utilizar la técnica «conecta y redirige» o bien «el tiempo fuera positivo» hasta que tu hijo esté calmado.

Puedes leer estas dos técnicas en las anteriores publicaciones que te enlazo aquí

  1. Leer técnica «conecta y redirige»  del psiquiatra Daniel J. Siegel en este enlace
  2. Leer monográfico de frustraciones y rabietas donde se explica la técnica del «tiempo fuera positivo» en este enlace

Enfoque en soluciones (herramienta de disciplina positiva)

Una vez el niño se haya calmado sería positivo utilizar la técnica del «enfoque en soluciones» y conversar con él a través de las preguntas abiertas para descubrir cual ha sido el motivo que ha hecho que se exaltara y para que tu hijo a través de las preguntas de curiosidad pueda encontrar una solución al conflicto de forma positiva y reconducir su comportamiento para evitar que vuelva a ocurrir en próximas ocasiones. De este modo estamos enseñando al niño habilidades y autocontrol de sus emociones y previniendo que la actitud vuelva a repetirse en otra ocasión.

Debemos tener en cuenta que el proceso de aprendizaje del niño no se da de un día para otro y que por lo tanto su comportamiento cambiará a medio y largo plazo, pero como padres debemos confiar en sus capacidades y emplear técnicas positivas de una crianza respetuosa.

  • Si quieres saber más sobre las técnicas de disciplina positiva como el «enfoque en soluciones» y otras técnicas de conexión y redirección positiva del comportamiento de los niños de alta demanda puedes descargarte el PDF de rutinas, límites y normas para niños de alta demanda en este enlace.
  • Por otra parte recuerda que también tienes a tu disposición, otro monográfico en el que se trataba el tema de las frustraciones y rabietas de los niños de alta demanda, donde podrás encontrar técnicas respetuosas para tratar estas emociones de tu hijo de alta demanda, puedes descargarte el PDF en este enlace.

Esta publicación ha sido un fragmento del libro: «El niño de alta demanda en la segunda infancia» que puedes descargarte gratis en este enlace.

También tienes en PDF gratis el libro: «¿Cómo criar a un niño de alta demanda?» Guía de pautas de crianza de niños y niñas de alta demanda de 0 a 6 años. En este enlace.

Otros libros que están disponibles en PDF  gratis

  1. El desarrollo interior del niño de alta demanda
  2. Las emociones del niño de alta demanda
  3. Relatos sobre crianza de alta demanda
  4. El adolescente de alta demanda
  5. Herramientas útiles para criar a un niño de alta demanda

Telegram

Y por último debo comunicarte que tienes a tu alcance el GRUPO DE TELEGRAM al que puedes unirte en el que somos mas de 180 padres y madres de alta demanda que con la colaboración de nuestras especialistas que nos apoyan resolvemos nuestras dudas. Ellas son pediatras, psicólogas, asesoras de sueño nocturno, de lactancia materna, fisioterapeutas de edad temprana, etc. Puedes ver sus perfiles aquí. Y puedes unirte al grupo en este enlace

Grupos de apoyo

Recordarte también que los viernes cada quince días nos reunimos algunos padres y madres de niños de alta demanda para compartir nuestras experiencias de crianza y apoyarnos mutuamente en los grupos de apoyo online donde tratamos temas como los límites, las rabietas, las frustraciones, el sueño nocturno, etc. Si te apetece unirte o deseas más información entra en este enlace.

¿Cómo descubriste que tu hijo/a es de alta demanda?

Escrito por Anna Company

Fragmento del libro: «Relatos sobre crianza de alta demanda» descárgatelo GRATIS en PDF.

La crianza de un niño/a AD (alta demanda) no es una tarea fácil o mas bien dicho: la crianza de un niño/a AD es una tarea agotadora. Hasta aquí creo que cualquier padre y madre de un niño/a AD estará de acuerdo conmigo.

Luego lo podemos sobrellevar de una forma u otra según como sea la personalidad del padre o madre, esta claro! Mucha gente externa, personas que no tienen hijos de alta demanda y que nos miran con “lupa” a los que estamos en el mundo de la alta demanda por una razón u otra, nos llaman “quejicas, exagerados, sobreprotectores, malcriados” etc.

He oído de todo.

Si ya es complicada la crianza de un niño/a de alta demanda imagínate si encima llevas cargada la maleta de las críticas de la gente que te juzga sin ponerse en tus zapatos. En realidad lo que mas duele, es cuando se trata de tu propia familia que no te comprende, cuando te das cuenta que estas sola/o. A veces, ni tu pareja esta contigo. Esta situación es muy triste. Y se da en muchos casos. Aquí te dejo algunos relatos de muestra.

Relato numero 1

¿Cómo descubriste que tu hijo es de alta demanda?

Tuve a mi hijo por cesárea ya que hubo una complicación en el parto y no pude acabar un parto natural, después de pasarme 18 horas en la sala de partos, con contracciones muy dolorosas y las terribles y debidas dilataciones.

Recuerdo que los primeros días de recuperación que pasé en el hospital, después de la cesárea, yo estaba fuera de mí, distorsionada, adolorida, como ida, contenida de emociones y sin poder casi ni moverme de la cama.

Había nacido mi pequeño bebé maravilloso, mi tesoro. Y yo sentía las cosas como muy difuminadas, borrosas, como sin sentido.

Aquella sensación de despersonalización no me dejaba disfrutarlo del todo.

Sentía una mezcla de sensaciones: entre alegría absoluta y angustia, entre dolor y felicidad, entre ansiedad y paz. Me sentía emocionalmente desfigurada, totalmente torcida.

Recuerdo que tenía a mi bebé de 3,5 kg siempre pegado a mi pecho, tumbado encima de mí, era la única manera en que se quedaba tranquilo y en calma, algunas veces. Me encantaba olerlo, sentirlo…

Así pasaban las horas de aquellos días que recuerdo de forma nebulosa y turbia, colapsada de tanta medicación y extasiada por las visitas de los familiares y amigos que únicamente hacían ruido y provocaban más desconcierto a la situación.

Insatisfecho

Mi hijo lloraba de hambre porque la leche que nos daban en el hospital, no le saciaba lo suficiente y siempre quería más, se sentía insatisfecho, él necesitaba succionar mucho más de la ración que le tocaba.

Tozudo

Yo no podía darle el pecho por la medicación que tomaba y los biberones del hospital se le quedaban especialmente cortos y él lloró y lloró sin parar desde el primer día, demandaba con insistencia y terquedad cada una de sus necesidades ya desde el inicio.

Apego

Se apaciguaba apegado a mi pecho, tumbado respirando junto a mi corazón, así, las pocas veces que había silencio en la habitación.

Durmiendo poco, a veces de día, a veces de noche, cortos ratos, respirando junto a mí. Pero el mínimo ruido lo despertaba, el mínimo movimiento, el mínimo soplido, el mínimo roce…. Y estallaba de pronto en gritos y lloros intentando saciar su nueva necesidad de “algo” que nunca descubrí qué era. Insaciable, insatisfecho.. Era un bebé hipersensible.

Activo

Gritaba más que ninguno otro bebé y abría sus enormes ojos expresivos, se erguía y levantaba su cabeza como si fuera a ponerse de pie.

Pasamos una semana en el hospital y cuando llegamos a casa me di cuenta de que me convertí en madre. En aquellos primeros días de mi maternidad, en casa, me hice consciente de lo que significa ser madre, de lo que significa tener un hijo. De la responsabilidad que conlleva.

Porque aunque te prepares para ello durante la vida, aunque te informes, leas, estudies y dediques parte de tu tiempo a asimilar el hecho de que vas a ser madre, hasta que no tienes a tu hijo en brazos dependiendo de ti, no lo vives realmente, no te haces del todo consciente.

Bebé de alta demanda

Cuando empecé a conocer a mi hijo, me di cuenta de que todo aquello que yo creía saber sobre el desarrollo de los bebés y niños, sobre la educación, sobre la evolución, las emociones y su crecimiento no iba a servirme absolutamente de nada, porque mi hijo, mi hermoso bebe intenso, amoroso… Mi tesoro, era especial, era distinto a los bebés de libro.

Sensible

Y entonces me entró una especie de pánico terrible y empecé a darme cuenta de que de alguna forma nadie me había enseñado a ser madre de aquel bebé que tenía entre mis brazos, nadie me había explicado cómo debía hacerlo para ser madre de un bebé tan especial, tan sensible, tan exigente.

Porque yo tenía un niño de alta demanda entre mis brazos y nadie te capacita para criar a un niño con este tipo de temperamento.  Fue entonces cuando empecé a descubrir, a informarme

Fue entonces cuando escuché a mi bebé, cuando le observé y me fijé en sus necesidades y quise empatizar con él.

Intenso

Reconocí a mi bebé con su temperamento intenso, con sus fortalezas y debilidades y me di cuenta de que como madre debía prepararme porque no podía educarlo del mismo modo que cualquier otra madre,  ya que mi hijo no era un  niño como los demás. Mi hijo era mas intenso, mas ruidoso, mas sensible, mas activo, mas afectuoso, mas exaltado, mas testarudo, mas caprichoso, mas desafiante, mas de todo..

Insaciable

Siempre más de todo que el resto de niños y por eso  tenía otras necesidades que no estaban en los libros. Otras necesidades que ni las vecinas, ni los abuelos, ni las amigas ni nadie que no tuviera un niño/a AD podía comprender.

Entonces dejé de escuchar a medio mundo, y empecé a escucharlo a él y a mis instintos de madre. Y así es como funcionamos nosotros, con nuestras reglas.

Esto ha sido un fragmento del libro: «Relatos sobre crianza de alta demanda» que podrás descargarte en PDF gratis en este enlace

**Información Importante**

En www.altademanda.es se ofrecen varios servicios para papás y mamás de alta demanda se forma gratuita y solidaria, como pueden ser, grupos de apoyo online, coaching individualizado, descarga de libros sobre crianza de alta demanda, conferencias y charlas, grupo de Telegram con colaboradoras especializadas, etc. Puedes ver todas las iniciativas en este enlace.

Únete a nuestro equipo! Te esperamos.

La alta demanda en la segunda infancia

Escrito por Anna Company

Fragmento del libro: «El niño de alta demanda en la segunda infancia» El temperamento de la alta demanda en la etapa de los 6 a los 12 años.

¿Cómo son los niños/as de alta demanda en la segunda infancia?

Primeramente debemos destacar que no todos los niños de alta demanda son iguales, su carácter y personalidad depende de su ambiente, interacción con los demás, educación, modelos de crianza, experiencias vividas y otras variables a las que se ha visto expuesto el niño a lo largo de su infancia, así pues es imposible detallar exactamente cómo es el temperamento de un niño de alta demanda en la segunda infancia con exactitud, porque cada niño tendrá sus propias características y atributos esenciales que determinarán su personalidad y carácter, según las experiencias vividas, pero podemos detallar algunas características y atributos que son comunes mayoritariamente y que estadísticamente se ven bastante establecidos en los niños AD según el estudio realizado en noviembre de 2020.

Algunas características de los niños de alta demanda en la segunda infancia

Son niños muy activos y exigentes que además buscan la inmediatez en sus objetivos, es decir son impacientes, lo quieren todo al momento y cuando deben esperar o las cosas no suceden como ellos esperan se frustran con facilidad.

Están dotados de agilidad mental y de especial capacidad para aprender rápido, tienden a tener buena coordinación entre la mente y el cuerpo, es decir son personas con reflejos con buena psicomotricidad y habilidades físicas.

Tienen una concentración espectacular en aquello que les interesa. Son personas que se pasan la mayor parte del tiempo dando vueltas a sus pensamientos sin parar ni un momento.

Emociones de los niños de alta demanda en la segunda infancia

Sienten unas emociones muy intensas tanto las negativas como las positivas de forma que puede parecer que viven de forma pasional y fogosa, tomándose las cosas muy a pecho, viviendo como de una forma exaltada. Otro atributo importante para destacar en el temperamento es la flexibilidad mental, suelen ser personas con una gran empatía con el resto de la gente, pueden ver más allá de lo normal. Percibiendo las emociones de los demás de forma amplificada.

No les gustan los cambios, las transiciones o las sorpresas, en el sentido en que les cuesta adaptarse y es positivo avisarles con antelación.

Son inquietos y tienen un alto nivel de energía e intensidad, es decir, suelen ser niños incansables que se pasan el día haciendo cosas tanto físicas como mentales.

Les encanta ser el centro de atención y que los demás le validen, esto le hace sentir importante y privilegiado cosa que le estimula.

Suelen ser niños insaciables, insatisfechos, siempre quieren más de todo, buscando sensaciones y explorando el mundo de forma voraz.

Les cuesta calmarse por sí solos y algunas veces se sobreexcitan porque son emocionalmente hipersensibles.

Suelen ser niños muy vinculados a las figuras de apego que cuando se sienten inseguros se aferran a ella y demandan contacto continuo para sentirse seguros.

Muchas veces los niños de alta demanda cuando no conocen a las personas se muestran reservados, tímidos y prudentes hasta que cogen confianza con las personas y se dejan fluir.

Son niños muy inteligentes, creativos y grandes observadores, como ya hemos comentado con antelación en otros capítulos.

En cuanto al sueño nocturno suelen ser niños que necesitan menos horas para dormir y suelen tener despertares nocturnos, además no duermen siestas y muchas veces no mantienen un horario regular de sueño.

Tienen una alta sensibilidad, con sus 5 sentidos perciben todos los estímulos, como ya sabemos de forma amplificada por lo que se sobreestimulan y sobrecargan con las cosas externas.

Son niños que detestan ser limitados y controlados, cuando se sienten aprisionados se ofuscan. Necesitan libertad de acción.

Suelen tener un pensamiento dicotómico (blanco o negro) sin puntos intermedios, como si fuera muy extremista con sus ideas.

Son niños espontáneos, curiosos, y buscadores de sensaciones nuevas, normalmente cuando no reciben los estímulos adecuados pueden llegar a aburrirse con facilidad.

Esta publicación ha sido un fragmento del libro “El niño de alta demanda en la segunda infancia” que puedes leer entero descargándote el PDF gratis en este enlace.

Recuerda que también tienes para descargar en PDF:
  • El libro «¿Cómo criar a un niño de alta demanda? en este enlace
  • El monográfico ¿Cómo tratar las frustraciones de los niños de alta demanda? en este enlace

Y a partir del 16 de febrero podrás descargarte en PDF los siguientes libros que ahora están disponibles con Kindle Unlimited:

  • El desarrollo interior del niño de alta demanda, en este enlace.
  • Las emociones de los niños de alta demanda, en este enlace.
  • Relatos sobre crianza de alta demanda, en este enlace.

Y por último recordarte también que los viernes cada quince días nos reunimos algunos padres y madres de niños de alta demanda para compartir nuestras experiencias de crianza y apoyarnos mutuamente en los grupos de apoyo online, si te apetece unirte puedes hacerlo en este enlace.

Libro: «El adolescente de alta demanda»

Escrito por Anna Company

El temperamento de alta demanda en la etapa de los 12 a los 21 años

La adolescencia es una etapa muy importante con muchos cambios físicos, psicológicos y emocionales. A veces estos cambios se dan de forma rápida y se necesita un tiempo para adaptarse a ellos, es por ello por lo que es importante que como padres estemos preparados para poder acompañar y orientar a nuestros hijos en su camino de descubrimiento interior para que se desarrolle de forma independiente y óptima.

Este libro pretender acercar a los padres y madres de adolescentes de alta demanda a establecer las bases para poder comprender sus emociones y reacciones durante los cambios que realizan en esta etapa, aportando información de su temperamento.  Describiendo las características más comunes del rasgo de la alta demanda que están presentes en las edades comprendidas entre los 12 y los 21 años y que condicionan reacciones en su comportamiento.

En el libro también se explican pautas para guiar al adolescente de alta demanda durante su evolución y desarrollo según dichas características para afrontar la vida de una forma positiva.

Descárgate el libro en formato PDF en este enlace

Información importante sobre alta demanda:

Recuerda que puedes acceder a los PDF de   “Herramientas útiles para criar a un niño de alta demanda” en los siguientes enlaces:

  • Monográfico ¿Cómo tratar las frustraciones de los niños de alta demanda? en este enlace
  • Monográfico sobre rutinas, normas y límites para niños de alta demanda en este enlace
  • Monográfico sobre sueño nocturno en los niños de alta demanda en este enlace 
  • Monográfico sobre ¿Cómo saber si un niño es de alta demanda? en este enlace

A parte de esto no te olvides que tienes a tu disposición los siguientes libros en PDF para descargar:

Y a partir del 16 de febrero podrás descargar en PDF los siguientes libros que ahora están con Kindle Unlimited

  1. El desarrollo interior del niño de alta demanda
  2. Las emociones del niño de alta demanda
  3. Relatos sobre crianza de alta demanda

Y por último recordarte también que los viernes cada quince días nos reunimos algunos padres y madres de niños de alta demanda para compartir nuestras experiencias de crianza y apoyarnos mutuamente en los grupos de apoyo online, si te apetece unirte puedes hacerlo en este enlace.

 

 

Libro: «El niño de alta demanda en la segunda infancia»

Escrito por Anna Company

Evolución de la alta demanda después de la infancia

¿Te has preguntado alguna vez qué sucede con los niños y niñas de alta demanda en la segunda infancia en la edad comprendida entre los 6 y los 12 años?

El libro «El niño de alta demanda en la segunda infancia» que describe el temperamento AD en la etapa de los 6 a los 12 años,  está escrito para toda aquella persona involucrada en la crianza de un niño o niña de alta demanda de cualquier edad. Si tienes un bebé o un niño menor de 6 años te interesará saber cómo va a ser tu hijo cuando crezca.

Y si tienes un hijo o hija a partir de 6 años, podrás observar su evolución presente en este documento.

Seguro que te has dado cuenta de que cuando buscamos información sobre el temperamento de alta demanda en sitios web, encontramos artículos y documentos que nos explican el rasgo de los bebés y los niños AD en la primera infancia, hasta los 5 años, es como si después el rasgo se diluyera y los niños dejaran de tener un temperamento intenso, demandante, absorbente, impredecible, activo, etc.

Cuando en realidad sabemos que no es cierto que los niños de alta demanda continúan teniendo muchas de las características del rasgo presentes en la segunda infancia, en la preadolescencia y en la adolescencia, pero por el contrario no se habla de ello o por lo menos no hay información al respecto.

Por este motivo, me vi motivada a realizar un estudio sobre los rasgos que siguen presentes en los niños de alta demanda en las edades comprendidas entre los 6 y los 21 años y con los resultados escribir este libro con el cual espero poder informar a cualquier persona interesada en saber más sobre los niños de alta demanda en la segunda infancia (de 6 a 12 años) de lo que yo he podido recoger de dicho estudio.

Este libro recopila la evolución del niño de alta demanda en la segunda infancia según las características que continúan presentes en esta etapa espero que te sirva de orientación.

Descárgatelo en formato PDF aquí

Si prefieres el formato Kindle o libro impreso puedes conseguirlo aquí

**Información importante**

Y no te olvides que tienes a tu disposición para descargar gratis otros libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Grupo de Telegram

Únete a nuestro grupo de Telegram donde somos más de 180 participantes y donde tenemos a todas nuestras colaboradoras (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo. Puedes Unirte en este enlace 

Puedes ver todas las iniciativas que realiza www.altademanda.es de forma solidaria y gratuita en este enlace

Síguenos en Instagram

Síguenos en Facebook