María Montero

Mi nombre es Maria, soy madre de un niño de 10 años,  mágico y lleno de luz, doblemente excepcional ( AACC-Asperger).

Soy de Torrevieja (Alicante) aunque un poquito de mi también pertenece a Almería (Andalucía).

Mi vida nada tenía que ver con lo que actualmente es ahora.

Soy, he sido, bailaora de flamenco, he dedicado gran parte de mi vida al baile.
He pisado grandes escenarios tanto en España como por parte de Europa, trabajando y codeándome con los mejores artistas del momento.
También fui profesora de flamenco y ballet, posteriormente entrenadora de Gimnasia Rítmica.
Todo ello me llevo a trabajar con cantidad de niños y adolescentes, cada uno de ellos diferente, maravilloso y especial.

Pero un 17 de Marzo mi vida dio un giro de 180 grados y llegó al mundo, llegó a mi mundo la personita más mágica del universo, MI HIJO.
Yo siempre digo que él es mi tesoro al final del arcoíris.

A los pocos meses de vida ya se intuía que no iba a ser un niño común, pero como madre primeriza, para mi todo estaba dentro de lo normal.
Más adelante nos dimos cuenta que lo que se intuía a los pocos meses sólo era un preludio de lo que estaba por llegar.

A los 2 años construía puzzles de unas 70 piezas, a los 3 años y medio y de forma totalmente autónoma aprendió a leer, escribir, sumar, restar, multiplicar, dividir y esto último de cabeza, sin papel.
Todo este aprendizaje iba acompañado de una intensidad emocional acorde a ese desarrollo vertiginoso y a una profundidad existencial con unas preguntas de difícil respuesta…

-Mamá, si al final me voy a morir, ¿para que tanto esfuerzo en la vida? ¿Qué me llevo yo de todo esto? (Esto con 8 años)
-Mamá, si los Ángeles tienen alas, ¿porque no vuelan y bajan a vernos? (Aquí con 4 años).

Todo esto era demasiado intenso y decidí que había que formarse, tenia que estar preparada para todo lo que está por venir.
Decidí estudiar para poder dar respuesta y acompañar a mi hijo en su camino y a su vez enseñarle que hay caminos alternativos.

Ayudarle a entenderse, valorarse y quererse tal y como es.
No está siendo un camino fácil, pero si está mereciendo muchísimo la pena.

Yo me encontré gracias a él.

Familias:
La educación, la crianza, está en el corazón, el corazón es el que manda, no lo que te diga el vecino, o la amiga de tu madre, o tu amiga , etc.

Es vuestra crianza

Vosotros decidís
Gracias a mi hijo por haber llegado a mi vida y pintar de colores mi mundo.

Si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de  estas redes:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.