La alta demanda después de la infancia

Escrito por Anna Company

¿Te gustaría saber qué sucede después de la infancia con los niños de alta demanda?

¿Te gustaría saber qué rasgos se suavizan y como evoluciona el temperamento de un niño/a de alta demanda en la segunda infancia, la preadolescencia y adolescencia?

Para todos aquellos que de alguna forma estamos relacionados con la crianza de niños/as de alta demanda y no encontramos información sobre ello he decidido lanzar un nuevo estudio para ver las características que prevalecen después de la infancia y qué características se suavizan, para saber cómo evoluciona el rasgo y qué podemos esperar de nuestros hijos cuando crezcan, como podemos prever su desarrollo.

Si tienes un hijo de alta demanda de 6 o más de 6 años y hasta 21 años y quieres participar en la encuesta que es anónima y confidencial para poder hacer dicho estudio que se publicará en la web www.altademanda.es el día 28 de febrero de 2021 puedes hacerlo apretando el botón de más a bajo, responder a la encuesta tan solo te llevará 3 minutos y tu participación será de gran ayuda.

Recordar que ya se hizo una encuesta de adultos de alta demanda el pasado mes de mayo de 2020 en la que participaron 109 personas. Podéis revisar los resultados de dicha encuesta aquí

Descárgate el libro “¿Cómo criar a un niño de alta demanda?” en PDF aquí

Descárgate el libro en PDF  “El niño de alta demanda en la segunda infancia” aquí

 

Únete a nuestro nuevo grupo de Facebook sobre alta demanda aquí

Del colecho a la cama

Fragmento del libro ¿Cómo criar a un niño de alta demanda?

¿Cómo enseñar a tu hijo AD a dormir solo?

Etapa de 3 a 5 años

Es muy posible que tu hijo durmiera contigo haciendo colecho a estas edades. Ha llegado un momento en que quizás sería bueno empezar a probar si tu hijo desea dormir en su propia habitación, en su propia cama.

Algunas familias hacen la transición cuando el niño comienza a dormir mejor por la noche, si ves que tu hijo ya no tiene casi despertares nocturnos es un buen momento para hacer el cambio. Aunque no hay ninguna prisa ni presión, cada niño y cada familia lo hace cuando realmente se siente preparada para ello.

A esta edad, a partir de los 3 años, puedes preguntarle a tu hijo si le gustaría tener una cama para él solo, si le gustaría elegirla y decorarla e ir a comprar unas sábanas bonitas y ponerlas a su gusto para cuando él quiera dormir en ella. Puedes prepararlo todo juntamente con tu hijo y dejarlo listo para cuando él se decida a dormir en su habitación.

Para comenzar el hábito es mejor hacerlo un fin de semana con tranquilidad que no haya exigencias de horarios a cumplir,  ni prisas.

Es bueno que durante el día antes de dormir en la habitación del niño, juguéis allí y paséis ratos de distracción en la habitación para relacionarlo con momentos positivos.

Es aconsejable que las primeras noches la madre o el padre duerma con el niño en su habitación para sentirse más cómodo en su nuevo espacio para dormir. Se puede colocar temporalmente un colchón en el suelo para acompañar al niño mientras hace la transición.

Además, es positivo también adaptar el espacio con otro tipo de accesorios para cuando no estéis, como luz tenue o alguna mantita que le sirva de apoyo e implementar las rutinas de sueño (imprescindibles) ejemplo: baño relajante, masaje infantil, ropa cómoda, transición a la cama, leer cuento, luz tenue, apagar luz.

En unos días cuando sintáis que el niño ya está preparado se retira el colchón y se coloca una silla donde os podéis quedar mientras le leéis un cuento hasta que se duerma. Siempre hay que evitar volver a llevarlo a la habitación de los padres.

Si por casualidad a media noche el niño se despierta y viene a vuestra habitación, se le coge de la mano y se le acompaña a su habitación, nos podemos quedar con él si hace falta, pero en su habitación, en su cama.

Cuando el niño se duerme salir de la habitación, si os reclama volver a verlo y nos quedamos allí de nuevo hasta que se vuelve a dormir.

El proceso es así y en principio debería llevar cada vez menos tiempo que el niño se acostumbre a dormir solo, siempre que os llame debéis acudir a verle y quedaros con él hasta que se duerma.

Todos los cambios conllevan tiempo y paciencia, constancia y perseverancia, únicamente cuando notéis que estáis preparados…

Esto ha sigo un fragmento del libro: ¿Cómo criar a un niño de alta demanda? Guía de pautas de crianza de niños y niñas de alta demanda de 0 a 5 años, si quieres leerlo entero puedes descargártelo en PDF sin coste aquí. O bien tienes el formato e-book Kindle o versión Impresa aquí.

Para ver más libros sobre alta demanda no te olvides de pasarte por este enlace

Únete a nuestro grupo de Facebook donde encontraras las últimas novedades e iniciativas. Aquí

Libro: “¿Cómo criar a un niño de alta demanda?

Escrito por Anna Company

Guía de pautas de crianza de niños y niñas de alta demanda de 0 a 5 años Crianza de alta demanda

En la crianza de nuestros hijos de alta demanda, los padres, pasamos por etapas de agotamiento, por etapas difíciles en las que no sabemos cómo actuar y no sabemos si estamos haciendo lo correcto, y a parte de esto tenemos también otras tensiones añadidas como el trabajo, la casa, etc. Nadie nace enseñado, la mayoría de nosotros aprendemos a criar a nuestros hijos, haciéndolo, confiando en nosotros mismos, en nuestros instintos, pero algunas veces nos dejamos llevar por instintos emocionales y luego llegamos a sentirnos culpables o frustrados por haber tenido reacciones precipitadas y no meditadas. 

Método de crianza

Pero si tenemos un método, una estructura de crianza razonada y definida, podemos adelantarnos a ciertos sucesos para que no nos cojan por sorpresa y no tomemos decisiones precipitadas ni tengamos reacciones irreflexivas. Por este motivo he decidido crear una guía con la cual poder aplicar algunas pautas de crianza básicas y poder anticiparnos a ciertos momentos que seguramente sucederán a lo largo del desarrollo de nuestros hijos AD.

Pautas de crianza

Es una guía que está estructurada en tres partes, cada una de las cuales se corresponde con los contenidos específicos de las etapas del desarrollo infantil: 0-12 meses, 1 a 3 años y 3 a 5 años, en cada etapa podrás encontrar diferentes consejos de crianza según la edad del niño de alta demanda, espero que te sirva de orientación y apoyo.

Descarga aquí tu libro en PDF sin coste

Si prefieres el e-book en formato Kindle o libro impreso consíguelo aquí

**Inicio Formaciones bonificadas por la Comunidad solidaria www.altademanda.es**

Más información en este enlace

Primer Congreso de Alta Demanda

**Recuerda que este mes de marzo realizamos el Primer Congreso Internacional de Alta Demanda, es gratuito y se puede ver en grabación.**

Más información aquí

 

 

Críticas a una madre de Alta Demanda

Escrito por Anna Company

¿Alguna vez han criticado la forma en que crías a tu hijo de alta demanda?

Parece que todos tienen derecho a juzgar tu desempeño como madre cuando tienes un hijo de alta demanda y al final esto puede hacerte sentir insegura y constantemente observada y cuando la crítica provienen de un familiar cercano todavía es peor porque no quieres crear conflicto y te hace sentir muy mal.

Esto sucede porque ignoran el contexto y la realidad en la que vivimos las madres de alta demanda y no conocen la verdad de los acontecimientos, ellos no están en nuestros zapatos y se imaginan que la crianza de nuestro hijo/a es convencional.

 Generalmente las personas que no tienen un bebe o niño de alta demanda no pueden comprender cómo es la crianza de un niño con este tipo de temperamento y piensan que sus consejos y juicios van a funcionar igual como funcionan con la mayoría de las personas, como si nosotras, como madres, no lo hubiésemos intentado aún.  A veces te da la sensación que te toman el pelo pensando que tú no has probado ya sus consejos, los de la vecina y todos los que has leído en todos los manuales de crianza  que existen en cualquier lugar.

Por eso al final, cuando decides hacer oído sordos a las críticas, consejos y juicios de los demás y simplemente basarte en tus ideas y dejar de cuestionarte debes de ser fuerte e insistir en creer en ti misma.

Tenemos que tener técnicas para responder con tolerancia y respeto ante las críticas y juicios de los demás, para no entrar en conflicto y luego no sentirnos culpables y frustrarnos ni sufrir inútilmente.

¿Qué hacer cuando te sientes criticada y juzgada como madre?

  1. Aceptación. No puedes controlar que los demás den su opinión. Debes creer en tí misma y sentirte segura de que lo que haces es lo correcto, tú mejor que nadie conoces a tu hijo eres la que convive con él la mayor parte del tiempo.
  2. Cuando alguien te juzgue o critique evita la confrontación porque lo más probable es que no haya nada que sirva para que puedas convencerlo, deja que se exprese y luego haz lo que tú quieras, haz oídos sordos, la confrontación es un desperdicio de tu energía, una energía que necesitas para la crianza de tu hijo AD que como ya sabes es muy necesaria, no vale la pena entrar en conflicto con personas que no están en tu piel y no pueden comprender lo que sucede.
  3. Piensa que la crianza de hace 30 años ha variado mucho Las abuelas y las tías pueden estar acostumbradas a otro estilo, por lo que pueden no entender que sigues otras pautas.  recomiendan hacer las cosas de otra manera. Cuando ellas te aconsejen diles simplemente que tu pediatra o tu médico te ha aconsejado hacerlo de otro modo, así se suaviza el tema.
  4. Analiza si el juicio que hacen no es más que un consejo que intentan darte con buena fe, pero no han sabido expresarlo de otra forma mejor y ha parecido un comentario mal expresado. A veces percibimos las cosas como críticas porque estamos más vulnerables al hecho y nos sentimos inseguras. Las personas pueden tener buenas intenciones y simplemente ser un malentendido, debemos flexibilizar nuestra mente.
  5. Si alguien insiste en herirte, frustrar tu estilo de crianza o critica la actitud de tu hijo, refuérzate y ponle freno. Más que entrar en conflicto con esa persona, hazte respetar y ponle limites sin perder los estribos y con educación. No permitas que te subestime.

Donde puedes encontrar apoyo incondicional, sin juicio, para poder expresar tus ideas como mamá o papá de alta demanda?

Hemos formado una tribu en La Comunidad Solidaria www.altademanda.es desde donde orientamos, compartimos y divulgamos el rasgo.  No expresamos libremente!!! Sin juicios. Nos entendemos.

En este grupo además contamos con el apoyo de especialistas en crianza de alta demanda que son pediatras, psicólogas, logopedas, maestras de educación infantil, asesoras de sueño, de lactancia y alimentación, de comportamiento de niños AD, psicopedagogas, etc. Todas ellas nos apoyan resolviendo nuestras dudadas diariamente de forma solidaria en el chat. Puedes unirte en este enlace

**Información importante**

No te pierdas nuestras formaciones con Certificados sobre Alta Demanda, Alta Sensibilidad y Altas Capciades, mas información en este enlace

Iniciativas solidarias

Puedes ver todas las iniciativas que realiza www.altademanda.es de forma solidaria y gratuita en este enlace

Síguenos en Instagram

Síguenos en Facebook

Síguenos en Facebook mamadealtura

Síguenos en instagram mamadealtura

 

¿Cómo conseguir que mi hijo de alta demanda juegue solo?

Escrito por Anna Company

¿Tu hijo AD te demanda constantemente para el juego?

Es indispensable que los niños potencien su creatividad y fantasía jugando solos, pero muchas veces nos encontramos algunos niños que demandan constantemente a los padres para compartir el juego, sobre todo en el caso de los niños de alta demanda que sabemos que son niños que aunque saben hacer las cosas por sí mismos tienen esta necesidad continua de contacto y atención que les caracteriza. Para los niños compartir el juego con los padres es primordial para sentirse apreciados y válidos por eso es importante que estemos presentes en este sentido para que ellos puedan después desarrollar su propia autonomía.

¿Por qué algunos niños juegan solos desde pequeños y otros parecen ser tan dependientes?

¿Por qué no consigo que mi hijo juegue solo?

Jugar con presencia total

Para que tu hijo aprenda a jugar solo primero debes jugar con él, pero jugar con él con presencia total, con los cinco sentidos puestos en el juego y en tu hijo, con total atención, el niño debe sentir satisfecha su necesidad de reconocimiento, se debe sentir validado y conectado, escuchado, el debe sentir que es importante para nosotros “mamá piensa que soy importante y que jugar conmigo es tan importante como su trabajo”. Una vez hayas conseguido validar y conectar con tu hijo de esta forma, puedes ir alejándote de él y dejando que sea él el que interactúe por sí solo con su propio juego. Al principio puedes quedarte a su lado sentada mientras él juega en solitario y tú simplemente le acompañas observando y poco a poco te vas distanciando físicamente de él hasta que finalmente se acostumbre a jugar por sí solo en su espacio y no tenerte pegada al lado.

Tipos de juguetes

Es importante también tener en cuenta el tipo de juguete o juego que se utiliza, por ejemplo: Para cultivar su imaginación son perfectos los bloques, las piezas, Si el juguete ya lo hace todo por él, el juego en solitario durará menos tiempo y requerirá tu ayuda. Además tienes que tener en cuenta el espacio y la ordenación del sitio, es decir, que no necesite de tu ayuda para encontrar las cosas o para cogerlas, porque sino no favoreces su autonomía e independencia en el juego.

Espacio de juego

Es bueno encontrar un espacio de juego donde puedas organizar las cosas con cajas en el suelo donde esté organizado de tal forma que tu hijo pueda saber donde encontrar sus juguetes según la necesidad que vaya encontrando en cada momento, porque de este modo no necesitará de tu ayuda para encontrarlos.

¿Qué sucede si hoy no me apetece jugar?

A veces, como madres o padres nos encontramos en la situación de que nuestro hijo nos demanda la atención para jugar y no podemos dársela.

Simplemente no tenemos ganas de jugar, simplemente ese día estamos desanimados o demasiado cansados y no podemos cumplir las exigencias de nuestro hijo.

Hoy no tengo ganas de jugar

¿Qué pasa cuando tu hijo continuamente te demanda para su juego y tú te sientes extasiado, cuando estas agotado?

No pasa nada, lo único que pasa es que no eres Superwoman ni Superman y aunque tú seas el juguete preferido de tu hijo, a veces puedes no estar disponible para jugar, se trata de buscar alternativas, actividades que os respeten a los dos.

Lo que está claro es que no por el hecho de sentir que no siempre podemos estar “disponibles” debemos sentirnos culpables, frustradas u ofuscadas, somos personas no robots, a veces querer e intentar abarcar con todo puede suponer una sobrecarga emocional y una tensión que al final acaba explotando de cualquier manera.

Cómo razonar con tu hijo

1- No engañar

Decirle al niño la verdad, que no te apetece o que no puedes, pero no decirle que jugaras con él más tarde cuando no es verdad.

2- No gritar

Los niños demandan continuamente la atención de su madre porque la necesitan. Por eso no hay que gritarles ni enfadarse cuando se ponen pesados, porque sería como regañarles porque tienen hambre o sueño.

3- No ignorarle

Aunque no puedas atenderle, hazle saber que te has enterado de lo que te pide, para que se sienta escuchado y atendido.

4- El niño dirige

Los padres tienden a dirigir demasiado el juego de sus hijos, y también a planificarlo y organizarlo en exceso, algo que hay que evitar: él es el protagonista y el director de la actividad.

¿Qué haces tú cuando no te apetece jugar?

 

Estudio sobre dispositivos tecnológicos y niños de alta demanda, participa en la encuesta aquí

Descárgate GRATIS el Libro: «¿Cómo criar a un niño de alta demanda? en PDF aquí

REUNIONES DE MADRES/PADRES ONLINE  SOBRE CRIANZA DE ALTA DEMANDA, mas información  aquí

Lectura SIN COSTE sobre BEBES Y NIÑOS DE ALTA DEMANDA:

“El desarrollo interior del niño de alta demanda” Consíguelo aquí

“Las emociones de los niños de alta demanda”  Consíguelo aquí

“Relatos sobre crianza de alta demanda”  Consíguelo aquí

“¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?”  Consíguelo aquí

 

Tipos de Personas Altamente Sensibles (PAS)

Escrito por Anna Company

Relación entre la alta sensibilidad y la alta demanda

  1. Introversión
  2. Extroversión
  3. Buscadores de Sensaciones
  4. Tozudos

Según las encuestas que hicieron los expertos se sabe que el 20% de la población nace con el rasgo y de ese 20% solo una tercera parte tiene carácter extrovertido.

Tenemos la impresión, en general,  de que las PAS son personas tranquilas y reservadas pero quizás lo que sucede realmente es que necesitan un poco más de tiempo para sociabilizar, por el contrario tenemos la imagen de que las PAS extrovertidas tienen facilidad para las relaciones sociales, son enérgicas y espontáneas, a quienes además les gusta ser el centro de atención

NAS extrovertidos

En este punto ya observamos a los NAS que no solo son niños tranquilos, tímidos y solitarios, sino que también existe un grupo de niños altamente sensibles, enérgicos, sociables, que buscan atención constante que cuadran más con los rasgos de los niños de alta demanda. Los extrovertidos.

NAS buscadores de sensaciones

A parte de estos dos tipos, están los llamados “buscadores de sensaciones” que tienen una gran necesidad de experimentar nuevas experiencias para que internamente se les genere una emoción positiva ya que libera dopamina.

Esta búsqueda de sensaciones o emociones es una característica esencial de los niños AD, que siempre están en constante búsqueda de nuevos estímulos, niños que cada dos por tres cambian su actividad y buscan lo novedoso, niños curiosos que quieren sorprenderse y que con la monotonía o rutina se acaban aburriendo.

Esta característica de los niños de alta demanda que notamos en el día a día, cuando su curiosidad nos demuestra que lo observan todo, lo preguntan todo y lo analizan todo es innata, esta actividad mental que se relaciona con la búsqueda de estímulos tiene mucho que ver en por ejemplo cuando llega la hora de dormir y el niño de alta demanda todavía está activado mentalmente.

Para el niño el hecho de dormirse es “perder consciencia” perder el control de sus pensamientos y no recibir los estímulos que necesita.

El niño AD no quiere perder su tiempo dormido, él es apasionado e intenso y su objetivo es continuar estimulado física y mentalmente. Por estos motivos muchos niños de alta demanda tienen resistencia a la hora de irse a la cama. Además el hecho de tener la mente “activada” hace que durante la noche tengan despertares frecuentes.

Por otra parte, recordemos que las PAS son personas muy reflexivas, que antes de hacer algo lo piensan detenidamente y esto crea una especie de contradicción interna en las PAS que también son buscadoras de sensaciones ya que por una parte tienen que detenerse a evaluar la situación pero por otra su ímpetu de búsqueda de tensión y emoción no quiere pararse a pensar, no quiere perder el tiempo, lo quiere todo “ya” al instante, este conflicto interno puede crear estrés en el niño AS, porque entra en un estado de confusión interno difícil de gestionar, a veces pueden estallar con llantos o arrebatos emocionales, que aparentemente parecen inexplicables, muchas veces nuestros hijos de alta demanda tienen comportamientos incomprensibles de ira, frustración que no entendemos de dónde vienen o cambios de humor inexplicables.

Niños en edad preescolar que no tienen todavía las herramientas de comunicación para explicar lo que les sucede, ni pueden aún gestionar sus emociones o sensaciones con una estructura óptima y estallan en estados caóticos y desconcertantes.

Como padres debemos enseñarles a reconocer estos sentimientos y ayudarles a evolucionar, poner nombre a estas emociones y acompañarlos en estos estados de confusión con afecto y comprensión y sobre todo con mucha paciencia y tranquilidad.

Ellos tienen una especie de impaciencia por conseguir su objetivo y por otro lado internamente se les crea una contradicción con su propia sensibilidad. Si para un adulto ya es difícil gestionar emociones internas contradictorias imaginémonos cómo debe ser para un niño.

Este tipo de contradicción interna puede crear en los niños AD miedos y sentimientos de inseguridad que desemboquen en intentos de llamar la atención de los padres y/o más demanda de contacto, no es un capricho, es una necesidad. Debemos darles ese apoyo para que progresen con seguridad y evolucionen sin miedo ni ansiedad.

NAS Tozudo

En cuanto al carácter fuerte o tozudo, debo aclarar que igual que la de “buscador de sensaciones”, puede existir en personas no-PAS, se trata de niños que siempre quieren mandar y hacer las actividades bajo sus propias reglas, suelen ser también niños desafiantes a nivel familiar. Además son niños a los que les cuesta dormir ya que se demoran en gestionar las intensas emociones que han tenido durante el día.

La testarudez o tozudez, rasgo típico en los niños AD. Y es que por su intensidad e inteligencia son niños que necesitan un razonamiento para todo, una explicación completa, necesitan comprender las cosas. Suelen ser niños que quieren liderar las cosas, coordinar, actuar según sus normas porque tienen unos esquemas muy fijados y si los cambiamos debemos tener una buena razón comprensible para ellos. Son perseverantes, negociantes y muy intensos.

¿Son los niños de alta demanda también altamente sensibles?

Entonces, según estas características, de NAS del subtipo “buscadores de sensaciones” o “testarudos”, y según lo que sabemos de los niños de alta demanda que tienen una alta sensibilidad,

¿Podríamos decir que todos los niños de alta demanda son altamente sensibles?

Es una cuestión que debemos pensar y que nos reflejan que todavía queda mucho por investigar en el tema de la alta demanda.

 

¿Quieres saber si tu hijo es de alta demandada?

Realiza esta encuesta y recibe un informe personalizado pulsando aquí

Descárgate GRATIS el  libro sobre alta demanda “tiene Alexandra una mente neurodivergente”   en PDF aquí

Y con Kindel Unlimited pudes leer SIN COSTE sobre BEBES Y NIÑOS DE ALTA DEMANDA:

“El desarrollo interior del niño de alta demanda” Consíguelo aquí

“Las emociones de los niños de alta demanda”  Consíguelo aquí

“Relatos sobre crianza de alta demanda”  Consíguelo aquí

¿Cómo se siente un niño de alta demanda?

,

Escrito por Anna Company Galvez

Fragmento del libro: “Las emociones de los niños de alta demanda”

¿Cómo son los niños de alta demanda?

Inquietos mental y físicamente, aunque puedan presentar una apariencia tranquila, por dentro tienen un motor incesante de inquietud, su cabeza no para nunca de pensar y de buscar estímulos continuos.

Se pasan el día buscando satisfacer su interior con emociones constantes por eso suelen frustrarse tanto cuando no reciben las sensaciones que necesitan del otro.

Además son personas muy sensibles, muy susceptibles y perciben mucho más que el resto de las personas, esto genera que cualquier emoción la vivan de forma exagerada, aumentada.

Necesitan una continua aprobación del otro y ser su centro de atención y cuando no lo consiguen entran en “rabieta” o ira, esto vuelve a generar frustración, irritabilidad y puede desembocar en baja autoestima por creer (de forma errónea) que no son suficientes por no tener la capacidad de ser lo suficientemente importantes para que el otro les presente la atención que ellos necesitan.

Son niños intensos, apasionados y entusiastas en todo lo que hacen si les gusta, mientras no se aburran, aunque al mismo tiempo suelen aburrirse con mucha facilidad cuando el estímulo no es el correcto y entonces pierden el contacto con la realidad y se dispersan en su fantasía.

Son absorbentes con los demás, sobre todo con las personas más próximas, las de más confianza a quienes les exigen mucho y les demandan mucho afecto y contacto continuado.

Son personas a las que les cuesta tener un autocontrol y autorregulación emocional, por eso son totalmente impredecibles, cambiantes y contradictorias. Además se sobreestimulan y sobreexcitan y luego les cuesta “bajar” calmarse por sí mismas, por lo que a veces, pueden estar sobreexcitadas durante largos periodos de tiempo. Suelen ser muy enérgicos y con un tono de voz alto.

Parecen insatisfechos, como si nunca estuvieran del todo contentos con lo que hacen o tienen y siempre quisieran más y más, no tienen un punto medio o un equilibrio. Ellos no pueden tener “un poco” de esto… ellos lo quieren TODO lo viven todo de forma absorbente, demandante, insistente.

Son así con ellos mismos y con los demás

Este ha sido un fragmento del libro “Las emociones de los niños de alta demanda” en el cual se describen por capítulos los diferentes tipos de emociones que existen  (primarias, secundarias, positivas, negativas, ambiguas y sociales), cómo las viven los niños de alta demanda y cómo sería la mejor manera de gestionarlas a través de disciplina positiva.

Puedes leerlo entero SIN COSTE con Kindle Unlimited aquí 

Descárgate el PDF del libro “¿Cómo criar a un niño de alta demanda?” aquí

Descárgate el  PDF del libro “El niño de alta demanda en la segunda infancia” aquí

¿Cómo son los niños AD a partir de los 6 años?

 

Escrito por Anna Company Galvez

Fragmento del mini libro “El desarrollo interior del niño de alta demanda”

Edad de 6 a 10 años

 Este es el periodo de sociabilización de los hijos, por lo tanto, los padres deberían fomentar el contacto con el mundo exterior del niño. 

Es también la etapa del aprendizaje escolar y es muy importante que se de autonomía al niño para que haga actividades externas a su ámbito familiar, para que desarrolle sus capacidades con sus iguales, con sus amigos, reconociéndolos como elemento para consolidar su propia identidad y personalidad y creando independencia fuera del ámbito familiar. 

Se inicia la etapa de reivindicación del niño ante los padres, que quiere mostrar su diferencia en gustos y deseos y necesita más momentos de intimidad. 

Los niños de alta demanda, aunque continuarán demandando atenciones y afecto de sus padres, van a exigir cierta libertad de movimiento. 

Su carácter testarudo que puede agudizarse en esta etapa va a reforzar que el niño desee que sus decisiones sean respetadas y valoradas por los padres y por su entorno, desarrollando así su personalidad, sus creencias y sus valores. 

Es importante que los padres den cierta libertad al niño y que no le impidan hacer actividades en el mundo exterior, es decir, que los padres por el hecho de sobreproteger al niño, movidos por el miedo de posibles peligros, no lo mantengan en una burbuja. Se les debe dejar tiempo libre para que conecten con sus amigos. 

En este periodo el niño empieza a sentir vergüenza y se siente humillado si los padres o profesores hablan de sus errores o de su carácter ante cualquier persona externa, creando inseguridades y tocando su sensible emocionalidad, por lo que como cuidador se debe tener en cuenta esto y respetar la intimidad, esto es muy importante porque estamos hablando de niños de alta demanda que perciben las sensaciones de forma muy exagerada y a demás son muy empáticos. 

Los niños de alta demanda, aunque parezcan muy lanzados y tengan coraje y valentía suelen ser también muy emocionales, esta gran capacidad hace que tengan una percepción de la realidad muy agudizada y les hace muy susceptibles a críticas de los demás, por lo que pueden sentirse muy dolidos ante comentarios que quizás para otras personas parezcan sin importancia, debemos empatizar con su sensibilidad y cuidar nuestro lenguaje para no herir su sensibilidad ya que esto podría dañar la autoestima del niño creando inseguridades en su desarrollo. 

Ahora los mejores amigos y confidentes del niño son sus amigos y los padres deben entender y respetar que éste es un proceso evolutivo del desarrollo que fomenta la autonomía, por lo que si el niño, en esta etapa, prefiere preservar su intimidad hacia ellos no se debe comprender como una falta de confianza sino simplemente como proceso de desarrollo, aunque esto no signifique que se deba perder la comunicación empática familiar ni la escucha activa. 

Los niños crearán vínculos afectivos y empáticos con sus iguales y conectarán con otras personas sustituyendo, quizás, las figuras de apego, este es un proceso normal en estas edades que como padres debemos respetar, aun así es bueno que insistamos en la comunicación con nuestros hijos, no solo intentando descubrir lo que a ellos les pasa sino también explicándoles lo que nos pasa a nosotros, para que ellos se sientan reforzados y en confianza tanto para escucharnos como para compartirnos sus experiencias. Como padres debemos hacer un esfuerzo importante en este hecho, debemos dar un ejemplo a nuestros hijos y servirles de modelo hablándoles sobre nuestras vidas, abriéndonos a ellos, escuchándolos y normalizando este hecho para que ellos también lo hagan. 

Debemos crear una comunicación eficaz y de confianza para que el niño se sienta libre de poder venir a explicarnos con seguridad un acontecimiento complicado el día que se encuentre en una situación comprometida. El objetivo es que el niño se sienta seguro y sin miedo de explicar a sus padres sus preocupaciones, por ello tiene que existir una comunicación respetuosa e íntima, sin presiones, con apoyo y comprensión. En esta etapa pueden aparecer algunos miedos sociales, ansiedades del tipo cómo hablar en público, leer en voz alta, salir a la pizarra, etc. 

Producto de la inseguridad propia de la etapa que son de carácter normal a no ser que prevalezcan en el tiempo. 

A veces, algunos niños de alta demanda pueden mostrar este tipo de miedos antes de estas edades, a partir de los 5 años, esto se debe a su alta sensibilidad y su gran capacidad emocional, perciben tanto las sensaciones externas y los estímulos que pueden sobreestimularse ante situaciones que quizás para otros niños sean normales. Por ejemplo, con los ruidos fuertes, las tormentas o las luces o fuegos artificiales. 

Estos miedos o ansiedades se deben tratar con tranquilidad, no forzando al niño en ningún momento e intentando comprenderle, empatizando con él y dándole tiempo y espacio para aceptarlo. 

Lo más importante en esta etapa es “escuchar” a nuestros hijos, pero escucharles de forma activa, empática, escuchar lo que dicen entre líneas, saber cuándo necesitan afecto aunque no lo pidan, saber cuándo necesitan intimidad y respeto, saber que a veces necesitan tiempo y espacio, entender que están evolucionando y desarrollando sus emociones, comprender que están creciendo y que se están conociendo a sí mismos, que para ellos es complicado, que acaban de salir al mundo exterior y que apenas están reconociendo a las personas y sus dificultades, que se van a encontrar con frustraciones y decepciones de otras cosas y personas y que todo ello les va a afectar en su día a día. Simplemente acompañarlos, apoyarlos.

Estar ahí para cuando nos necesiten.

 

Este ha sido un fragmento del mini-libro “El desarrollo interior del niño de alta demanda”   en el que se detalla la evolución del niño/a de alta demanda desde su nacimiento hasta la preadolescencia (15 años). Puedes leerlo entero  SIN COSTE con Kindle Unlimited aquí

¿Quieres saber si tu hijo es de alta demanda?

Realiza gratis esta encuesta y recibe un informe personalizado pulsando aquí

Descárgate el libro en PDF GRATIS “¿Cómo criar a un niño de alta demanda? aquí

Descárgate el libro en PDF  “El niño de alta demanda en la segunda infancia” aquí

Las rabietas de Hugo. Relato de una madre de alta demanda

Escrito por Anna Company

Ahora que Hugo  ya tiene casi 6 años miro atrás y recuerdo las veces que deseaba que mi hijo creciera para que pasara aquella época que para mi fue la más difícil, la de las rabietas. 

No sabía si la personalidad de mi hijo se estaba forjando de un modo malhumorado y desafiante y si iba a ser siempre de aquella manera. Me preocupaba no estar haciéndolo correctamente y oensaba que quizás la educación que le daba no estuviera funcionando como debiera porque sus reacciones y su comportamiento  no hacían más que empeorar con el pasar del tiempo.

Hugo, estuvo desde antes de los 2 años hasta los 4 y medio ocupándose de que no me olvidara de que aquella etapa de los berrinches era complicada, todo eran guerras, luchas de poder y negativas. 

Hugo eligió un comportamiento en el que parecía que le gustaba llevarme la contraria para todo y cuanto más me enfadaba yo, mejor se sentía él, parecía que  lograba su objetivo.

Estuve un tiempo descentrada porque me sentía muy sola y no sabía qué hacer para mejorar la situación.

Nuestra comunicación empezó a deteriorarse y parecía como si hubiésemos perdido la conexión, él ya no me escuchaba, me daba la sensación que sentía como una especie de rechazo hacia mí por algún motivo que desconocía, como si estuviera dolido o enfadado.

Intenté razonar y hablarlo con él pero nunca conseguí saber qué motivo tenía para actuar de aquel modo, quizás ni él lo sabía.

De alguna forma Hugo intentaba llamar mi atención y yo me preguntaba porqué. ¿Qué era lo que necesitaba Hugo de mi tan intensamente si me tenía con él el 100 de su tiempo?

Me da la sensación que Hugo necesitaba sentirse escuchado, sentirse integrado, valorado, amado y simplemente no sabía solicitarlo de ninguna otra forma, no sabía expresarlo. Su “insatisfacción” en cuanto a las exginecias que tenía Hugo e sí mismo y de los demás, se convertían continuamente en frustraciones descontroladas.

Los niños tan pequeños no saben gestionar sus sentimientos y estallan en arrebatos emocionales como pueden ser rabietas, berrinches o colapsos emocionales, simplemente porque están solicitando indirectamente cariño, cuidado o amor. 

Hay una frase que dice “Quiéreme cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesite”. Esta frase, de Robert Louis Stevenson lo explica muy bien, es exactamente lo que le pasaba a Hugo, cuando más carencia afectiva tenía más emocionalmente angustiado estaba y más arrebatos de ira o rabietas hacía. 

Cuando yo entendí esto, todo empezó a cambiar, porque pude empatizar con él, conectar y redirigirlo. Fue un proceso lento, pero con paciencia y estructuración, con rutinas, normas y límites propuestos a través de una crianza respetuosa, conseguí que Hugo fuera gestionando mejor sus emociones.

Ahora mi hijo que ya tiene 6 años ya no tiene  rabietas y aunque continúa siendo un niño muy emocional y testarudo, tiene un autocontrol enorme de sus emociones. Como todas, la etapa de las rabietas también pasó, igual que la de los despertares nocturnos de cuando era un bebe.

Ánimo mamás que el el rasgo evoluciona y  las etapas van cambiando. Los niños AD tienen muchas fortalezas que puedes leer aquí.

**Información Importante**

COMUNIDAD SOLIDARIA  ORGANIZA EL PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE ALTA DEMANDA. GRATUITO Y A TU RITMO

Mas información sobre el Congreso en este enlace

Formaciones sobre crianza de Alta Demanda, Alta Sensibilidad o Altas Capacidades

Iniciamos en Abril  de 2022 5 cursos de formación muy completos para capacitar a las familias en cuanto a su crianza. Para más información sigue este enlace

Iniciativas gratuitas para acompañar a las familias

  • Grupo de Telegram Central Alta demanda, Alta sensibilidad y Altas capacidades (con especialistas en crianza AD (alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) que nos orientan en el chat de forma solidaria respondiendo a las consultas que se realizan. Aquí puedes ver el perfil de las colaboradoras especialistas.) Ellas son: psicólogas, educadoras infantiles, maestras, psicopedagogas, asesoras de lactancia, destete, alimentación, disciplina positiva, logopedia…
  • Grupo de Telegram «Tu rinconcito para hablar» Pequeña tribu exclusiva con limite de 20 personas (más familiar) para conocer a madres en la misma situación, compartir experiencias y hacer amigas que te comprendan se crearán distintos y pequeños grupos según las necesidades» Intentamos que se formalicen grupos de como máximo 20 personas para que se cree un ambiente familiar y de confianza. ESTE GRUPO ESTA COMPLETO
  • Grupo de Telegram “Tu rinconcito para hablar II” Segundo grupo de madres y padres exclusivo para 20 personas que quieran sentirse conectadas y en familia.
  • Grupo de Telegram “Caminando de tu lado” dedicado al apoyo psicológico de madres y padres, administrado por las 5 psicólogas del equipo de la Comunidad.
  • Grupo de WhatsApp «Apoyándonos en tribu» grupos de padres y madres AD (alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) de apoyo mutuo donde somos las propias madres las expertas en la crianza de nuestros hijos y quienes intervenimos y nos aconsejamos mutuamente con nuestras vivencias y experiencias compartiendo nuestro día a día y las herramientas que nos han funcionado en la crianza de nuestros hijos.
  • Grupo de WhatsApp «Criar y crecer con apego» , grupo basado en crianza respetuosa para orientación de madres y padres de alta demanda y alta sensibilidad administrado por especialistas formadas en educación infantil. Montessori, crianza positiva y otras formaciones relacionadas con el comportamiento infantil.
  • Sección Privada de ¿Quieres Hablar? donde puedes realizar consultas gratuitas individuales sobre alta demanda, alta sensibilidad y/o altas capacidades a las orientadoras.
  • Canal de Telegram de Biblioteca de la Comunidad solidaria de www.altademanda.es donde se archivan todos los documentos, libros, monográficos, estudios, test, encuestas, informes, ensayos, relatos, etc. de la comunidad. Toda la información sobre alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades a tu alcance.
  • Grupos de apoyo online de los viernes por la tarde quincenalmente de forma gratuita para niños de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades donde tratamos temas como las emociones, las rabietas, el sueño nocturno, los límites y normas, el comportamiento, etc. todo a través de crianza respetuosa.
  • Talleres/Conferencias gratuitos mensuales realizados por las especialistas. (Ver perfil de las especialistas)
  • Descarga de varios libros y monográficos  sobre alta demanda y crianza respetuosa gratis en PDF.
  • Acceso test y encuestas para orientarte si tu hijo/a es de alta demanda, de alta sensibilidad o altas capacidades.
  • Realización continua de «estudios y análisis» sobre el temperamento de alta demanda para poder investigar sobre el tema

Redes donde puedes encontraros:

 Instagram Comunidad solidaria de alta demanda

Facebook Comunidad Solidaria www.altademanda.es

Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

 Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

Los celos infantiles entre hermanos

 

Escrito por Anna Company

¿Qué son los celos infantiles?

Los celos infantiles son una emoción natural del niño/a cuando se siente desplazado o no se siente tan atendido como a él le gustaría o con la misma intensidad que tenía hasta el momento.

Las causas que pueden disparar los celos son muchas, en la infancia, la principal es la llegada de un  hermanito/a.

Si, con la llegada de su hermanito bebe, el niño reclama la misma atención que tenía antes, los celos tienen un valor adaptativo no preocupante, es decir, es normal que los sienta, lo complicado llega cuando la respuesta a los celos es exagerada y repercute en el entorno familiar y en el día a día.

Las consecuencias de los celos conllevan que el niño celoso padezca envidia y resentimiento hacia su hermano y lo perciba como un rival, además de influir en una bajada de autoestima del niño, cuadros de ansiedad o miedos y también en conductas desadaptativas o desafiantes.

¿Qué es lo que causa los celos entre hermanos?

  • Hasta el momento según los estudios que se habían realizado se atribuía las causas de los celos infantiles a factores ambientales y evolutivos, pero en la actualidad se sabe que hay unas características del temperamento que predisponen a la aparición de la conducta celosa, por ejemplo, Algunos estudios avalan la hipótesis de que los niños de temperamento sensible, metódico, con esquemas bastante riguroso y poca tolerancia a los cambios tendrían más probabilidades de desarrollar un trastorno de celos ante la llegada de un hermano.
  •  Los celos son normales dentro del desarrollo evolutivo del niño entre los 2 y 5 años, la etapa más sensible es cuando la llegada del hermanito se produce durante la fase de apego (antes de los 2 años), se considera que son adaptativos en cuanto a que el niño debe afrontar su nueva realidad y adaptarse a ella y generalmente los celos deberían ir desapareciendo a medida que el niño se va haciendo mayor, cuando los celos persisten, entonces si puede haber una patología y se debe consultar con un especialista. Los celos entre los hermanos pueden darse en las dos direcciones
    • De mayor a menos: el niño mayor tiene celos del menos y adquiere conductas regresivas como conductas infantiles de imitación del hermano pequeño, enuresis secundaria, etc.
    • De menos a mayor: el niño menos tiene celos del mayor y reivindica los privilegios que se le otorgan por su edad más avanzada.
  • Los estilos educativos de los padres son cruciales para que no haya diferenciación entre los hijos. Se debe adoptar un trato igualitario, justo y comunicativo.
  • Las características de los niños de van construyendo y formando a lo largo de su desarrollo madurativo en combinación con su genética y sus experiencias, los niños que en sus primeros años de vida han sufrido, tanto carencias afectivas como  exceso de afectividad,  pueden desarrollar posteriormente una sensibilidad especial hacia la necesidad continua de atención, lo que les predispone a desarrollar conductas celosas de diferentes tipos entre otros conflictos de comportamiento.

¿Qué síntomas presentan los niños con celos?

  • Desobediencia el niño llama la atención con este comportamiento.
  • Timidez e indiferencia. Algunos niños se vuelven más introvertidos tras el nacimiento del hermano. Esta reacción se debe a un descenso de la autoestima al sentirse apartados.
  • Tristeza y apatía. El niño puede estar desinteresado por las actividades diarias, y mostrarse apático y/o aburrido. Como absorto en su mundo.
  • Búsqueda de atención. Es común que el niño celoso interrumpa constantemente, se muestra muy alborotado cuando se está atendiendo al bebe. Si los padres no hacen caso al niño, el niño incrementará la frecuencia e intensidad de su comportamiento. Se debe hablar con el niño y buscar soluciones a este conflicto.
  • Llanto y rabietas. El niño incrementará el llanto y las rabietas, los padres deben ser empáticos y pacientes y  potenciar los momentos en los que el niño solicita las cosas correctamente.
  • Alteración del sueño y hábitos alimentarios. Pueden aparición pesadillas, insomnio, terrores nocturnos, inapetencia es característica como señal del malestar y  muestra de un estado de tristeza en el niño.
  • Agresividad. La agresividad aparece cuando hay baja tolerancia a la frustración, falta de autocontrol y falta de autocontrol y gestión de las emociones. Se manifiesta en forma de irritabilidad, insultos, golpes o incluso, agresión física hacia sí mismo o a personas u objetos de la persona de la que tienen celos o de la figura de apego.
  • Regresión. A veces, para reconquistar el afecto y la atención de los padres, los niños hacen regresiones de acciones ya resueltas y vuelven etapa mas infantil como por ejemplo  a usar chupete, desean dormir en la cuna o no se despegan de los padres. Creen que si al bebé se le hace caso de ese modo, debe de ser por ser pequeño hace que requiera más cuidados.
  • Obediencia y colaboración. Hay niños con celos que se responsabilizan de su hermano y se interesan por su bienestar. Algunos  expertos comentan que es debido a  que desean  compensar la sensación de culpa que le provocan los celos. Sin embargo, la conducta de colaboración indica también madurez e independencia o la existencia de vínculos muy seguros.  Si se diera esta conducta en su hijo sería bueno reforzarla y alabarla porque es un buen comportamiento de superación y aprendizaje.

¿Cómo intervenir ante los celos?

Debemos tener en cuenta si la aparición de los celos han sido de forma repentina o si se debe por un temperamento o personalidad de predisposición celosa.

En el caso en que no se deba a ningún factor ambiental, ni de educación, ni externo y sea simplemente por una magnitud desproporcionada y porque perdura demasiado en el tiempo produciendo un deterioro en las relaciones familiares es aconsejable visitar a un profesional médico.

¿Cómo disminuir las conductas celosas entre hermanos?

  • Fomentar en el hogar el trato igualitario entre los hermanos, sin que haya comparaciones ni competencias.
  • Reforzar los aspectos positivos y no recriminar los negativos
  • La relación entre hermanos tiene su propio ciclo de desarrollo. Si el clima familiar es emocionalmente estable y equilibrado, los celos puntuales, normalmente son superados y no presentan mayo
  • Involucrar a los hermanos mayores en el cuidado del menor para fomentar su independencia y responsabilidad.
  • Recordarles cómo eran ellos de pequeños para que se den cuenta de que ellos también pasaron por las mismas situaciones que el bebe.
  • Elogiar las cosas que hacen bien y reforzar su autoestima, algo muy importante durante esta etapa.
  • Favorecer una vida familiar que involucre a todos los miembros de la familia.
  • No comparar a los hermanos. educándolos con un trato igualitario aunque potenciando y destacando las habilidades de cada uno pero sin compararles entre ellos ni haciendo que compitan sino al contrario que colaboren entre ellos.
  • Dedicar al hermano mayor un tiempo en exclusiva cada día para él.

Qué no se debe hacer.

  • No hay que mostrar desinterés por hijo menor, ni esconderse para  darle besos, abrazos o cualquier muestra de cariño.
  • No hay que reñir siempre al más mayor con el argumento de que al tener más edad debe afrontar las situaciones con más lógica o sentido común.
  • No hay que dar más responsabilidades de las que le tocan por su edad porque no es bueno que crezca antes de tiempo.
  • No gritar ni pegar al niño. Lo más importante es entenderlo y explicarle las cosas de forma asertiva para que entienda que es lo que está sucediendo. Hay que permitir la exteriorización de sus  emociones para que no se culpabilice.
  • Evitar las comparaciones, tanto las positivas como las negativas. No comparar, sino describir el comportamiento adecuado de cada hijo.

Qué se debe hacer.

  • La adaptación al cambio es un proceso que necesita tiempo y debemos ser pacientes y dotar a nuestro hijo de ese tiempo para que se de cuenta de que el cariño se puede repartir entre todos los miembros de la familia.
  • Dedicar tiempo a todos los miembros de la familia exponiendo progresivamente al mayor a la unión hacia el hijo más pequeño para que se aproxime y le de cariño y afecto.
  • Hacer sentir importante al niño cuando éste haga actitudes positivas como cuidar al bebe o colaborar con nosotros. Alabar, besar y reforzar las actitudes positivas.
  • Fomentar el círculo de amistades  del hermano mayor, con los compañeros de la escuela, la familia y realizando actividades que al niño le agraden.
  • Hay que dejar que el niño exprese lo que siente, sus sentimientos. Hay que poner límites cuando le pega. Decir que ese comportamiento no lo aceptamos dando alternativas para expresar su ira de otra forma, como dibujar, cantar, saltar. Poco a poco, el enfado ira disminuyendo.
  • Buscar tiempo para estar los dos padres con los dos  hijos realizando actividades comunes. Dedicar tiempo separado a cada niño.

Hasta aquí esta publicación sobre los celos entre hermanos, recuerda que para empatizar con tus hijos  puedes utilizar la disciplina positiva  y es muy importante el buen entendimiento entre padre/madre e hijo/a por ello debe haber una comunicación efectiva  y un escucha activa.

**Información importante**

Sección para consultas  individuales sobre crianza de alta demanda y/o alta sensibilidad, si deseas orientación, pautas o apoyo sobre algún tema de crianza puedes dirigirte a nuestra sección de:

«¿Quieres hablar?» en este enlace

 

Grupo de Telegram

Y para reforzar el grupo tenemos un grupo de Telegram y donde tenemos a nuestro equipo de especialistas (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, logopedas, maestras de educación infantil, de comportamiento, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo. Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil para las mamás y los papás, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) únete en   este enlace 

Grupo de WhatsApp 2

Segundo grupo de WhatsApp de «Apoyandonos en tribu» porque el primer grupo esta casi completo de participantes y hemos creado un nuevo grupo para las nuevas personas que se quieran añadir. Puedes unirte en este enlace

Síguenos en Instagram Mama fluyendo Lactancia

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Instagram La vida de Pichukis

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

Libro sobre alta demanda

Y no te olvides que tienes a tu disposición  todos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace