Los arrebatos emocionales (berrinches y rabietas) en los niños más intensos y explosivos

Escrito por Anna Company

Gestión emocional en niños de Alta Demanda

Primero de todo debemos tener en cuenta la edad del niño, porque hasta cierta edad el niño no empieza a tener acceso a las destrezas y herramientas propias que le permiten gestionar serenamente y conscientemente sus emociones de forma equilibrada, este proceso se adquiere entre los 6 y 9 años de edad y hasta entonces no es posible que los niños en pleno arrebato emocional reaccionen de forma serena o estable ni comprendan ninguna solicitud por parte de sus padres ya que todavía no ha desarrollado las habilidades necesarias para poder hacerlo.

Así pues cuando un niño de menor edad tiene un arrebato emocional debemos comprender que su mente, su cerebro está completamente cerrado, no es un buen momento para dar sermones, ni órdenes, ni razonamientos.

En este momento lo único que podemos hacer es “calmar” , relajar, bajar el estado explosivo que se ha creado. A veces, se debe esperar simplemente respirando, a veces puedes abrazar al niño, a veces acariciando el brazo o la mejilla, a veces mirándolo y diciéndole “ya pasó…” a veces acompañándolo a caminar… Según la edad, la necesidad, el escenario…

Te invito a que leas el monográfico de frustraciones y rabietas de niños de alta demanda en este enlace

Generalmente los padres creemos que ante una rabieta o berrinche debemos ponernos serios y enfadados porque estamos viendo un mal comportamiento del niño y esta actitud negativa merece una respuesta negativa.

Pero no es cierto, si lo piensas realmente y te preguntas a tí mismo:

 ¿Qué hago yo cuando mi hijo está aprendiendo a caminar y se cae?

 ¿Le riño o le enseño a levantarse? 

El caso es el mismo. 

Tu hijo está aprendiendo a gestionar sus emociones, su temperamento, está aprendiendo su autocontrol…

¿Qué vas a hacer?: ¿Reñirle o explicarle técnicas para conseguirlo?

Tenemos que tener en cuenta que cada una de las explosiones emocionales que tiene nuestro hijo nos dice algo. 

¡Analícemoslas!. 

Retrocedamos en el tiempo…

 ¿Qué ha pasado antes?, no hace 2 minutos, ni 5, ni 15… 

Quizás esta mañana, o esta noche- 

Piensa.

 ¿Es posible que haya un detonante que esté sumergido o enmascarado y no sea visible ahora mismo que haya podido activar esta reacción? ¿Es posible que haya un suceso que haya llenado el vaso de agua y solo haya hecho falta la última gota para que se vertiera?

Descubre este tipo de cosas y conocerás mejor a tu hijo y además podrás prevenir futuras explosiones y ayudarle a gestionar y conocer su propias emociones y buscar soluciones ante los conflictos que aparezcan.

¿Qué necesitan los niños altamente estimulantes, con poca tolerancia a la frustración, intensos, explosivos y con predisposición a los arrebatos emocionales?

Conexión, empatía, complicidad!

Necesitan que entres en su mundo, que te sientes en el suelo y te pongas a su nivel, que le mires a los ojos y dejes el móvil a un lado, que te comuniques, que le escuches que tengas presencia al 100% y no a medias. Que cuando estés con él no estés pensando en que luego tienes que hacer la comida o poner la lavadora, que juegues de verdad… Que rías de verdad… Que no te aburras a su lado.

Necesita que retrocedas en el tiempo y te conviertas en su amiga durante un rato, a su altura y que hablen su lenguaje

Necesita sentirse valorado, importante, validado, seguro.

Saber que para ti sus cosas, sus juegos también son prioridades, tanto como tu trabajo, cómo hacer la casa, como lavar la ropa.

Como tú trates a tu hijo será como se desarrolle buena parte de su autoestima, de su autoconcepto.

Empodéralo!

 

**Información sobre la Comunidad**

Síguenos en Instagram Comunidad solidaria de alta demanda

Síguenos en Facebook Comunidad de Alta Demanda y Alta Sensibilidad

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.