¿Agotada o enamorada?

Escrito por Anna Company

¡Sí! estoy agotada y a veces siento que no tengo suficiente energía,
Pero…Me compensa.
Me compensa porque por la mañana cuando me despierto junto a él, todavía, después de casi 5 años, me abraza con cariño y amor, me sonríe y me dice que me ama.
Él ya duerme solo, pero a las 5 y 30 de la mañana todavía me reclama para que vaya a acurrucarle y me tumbe a su lado, me dice “mama apriétame, abrázame, dice: estoy mimoso” Y yo, le siento… Le siento respirar tranquilo, le observo dormir en paz, seguro, satisfecho.

En un rato, nos despertamos y es imposible que no me contagie su alegría, entusiasmo y motivación por vivir, porque él vive con pasión, con fuego, vive cada minuto del día como si fuese único, exprimiéndolo como un limón. Su felicidad se desparrama por todos sus rincones y aunque a veces tenga muestras de testarudez y desafío en su carácter rebelde, siempre, siempre está por encima su gran necesidad de ser feliz, de vivir con satisfacción, su optimismo, su curiosidad, absorbiendo cada instante.

Me sorprende también su forma de razonar las cosas, su astucia, su capacidad de analizarlo todo y comprender todas aquellas cosas que parecen insignificantes y es que es curioso, es inteligente y sobre todo y por encima de todo tiene una sensibilidad muy especial.
Algo fuera de lo normal, como un sexto sentido que le da la capacidad de percibir y sentir cosas que pasan desapercibidas para los demás, es como si pudiera “ver” a través de los ojos del resto de la gente, tiene una capacidad empática mágica, a veces me pregunto cómo es posible que con 5 años pueda ponerse en mi lugar y saber, por ejemplo, cuando estoy preocupada, es como si intuyera lo que siento, como si me comprendiera, como si me leyera el pensamiento.

Es capaz de cuidar a las personas, de dar afecto, de diferenciar cuando las cosas están bien o están mal. Y actuar ante ellas.
Estas fortalezas y debilidades, que me enamoran, que me hacen sentir orgullosa de tener un hijo AD, sensible, intenso, enérgico, capaz, etc.
Y es que, me doy cuenta que ellos son un conjunto de características, un conjunto de rasgos que van englobados y que se compensan, que sin sus debilidades quizás no tendríamos sus fortalezas, y al revés.

¿Qué si estoy agotada? Sí, estoy agotada.
Pero estoy más enamorada que agotada.

Y tú… ¿Cómo estas?

Descárgate gratis el PDF del libro “Cómo criar a un niño de alta demanda” aquí

Descárgate gratis el PDF del libro “¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?” sobre una adulta de alta demanda aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.