Emociones y rasgos positivos en los niños de alta demanda

Escrito por Anna Company

Amor, amistad y apoyo en niños de alta demanda

Los niños de alta demanda al tener tanta intensidad emocional sienten las cosas de forma apasionada, por ello tienen muchas muestras de afecto y cariño hacia sus cuidadores y personas por las que sienten una estima, son niños muy amorosos que lo demuestran continuamente con expresiones y demandas de contacto.

Comportamiento de los niños de alta demanda

A demás el hecho de ser tan empáticos y reconocer en los demás las emociones más escondidas, hace que puedan dar apoyo y cuidado a los que consideran más débiles, por este motivo si tu hijo se siente susceptible hacia otro niño al verlo “llorar” es normal que se preocupe por él y demuestre un comportamiento compasivo hacia el niño. Su gran empatía estará haciendo que tu hijo sienta muchas emociones que parecen “contagiadas” del otro niño, por ello le acompañará en su proceso.

A parte de esto, los niños con hipersensibilidad que tienen más sintonía con las sutilezas del entorno, muestran una gran creatividad, son capaces de combinar ideas y sentimientos para encontrar respuestas y soluciones a las preocupaciones de las personas que interactúan con ellos.

Para ellos es difícil alejarse de una persona que está pasando por un mal momento porque empáticamente se sienten como ellos y se solidarizan intentando solucionar el suceso que le ha causado dolor.

El hecho de ser tan intensos y profundos hace que sean niños apasionados que vivan de una forma magnificada sus emociones tanto positivas como negativas. Son niños muy perseverantes que cuando tienen un objetivo lo viven al 100% y se entregan del todo para conseguirlo.

Tienen unas creencias y valores fuertes que le hacen vivir en armonía consigo mismos y esto les da un sentido de justicia elevado, por lo que saben diferenciar muy bien lo que está bien de lo que está mal.

A demás, no solo conectan con las personas sino también con los animales, es como si, con tan solo mirar al animal, pudieran prever lo que siente, lo que necesita, como si se pudieran comunicar con él a través de los ojos, son muy conscientes de las cosas que le rodean.

Alegría y pasión en niños de alta demanda

Los niños de alta demanda son alegres, viven en un mundo feliz, quizás idealizado y por ello muchas veces se frustran, pero generalmente derrochan alegría y felicidad, sus pasiones y energía hacen que vivan en un estado de optimismo y efervescencia singular.

Ellos pueden enfadarse y ponerse tristes algunas veces, pero normalmente estos estados desaparecen en seguida porque tienen una necesidad de vivir de forma apasionada, de disfrutar cada minuto, de sentir cada emoción como si la vida les fuese en ello, por este motivo hablamos muchas veces de «niños intensos» porque la intensidad con la que viven está fuera de lo común.

Por otra parte, esta misma pasión por las cosas y esta necesidad continua de estímulos hace que cuando no reciben la «distracción mental» que reclaman, cambien de actividad en búsqueda de nuevas sensaciones. Ellos suelen aburrirse de las actividades cuando ya no les producen este estado de «entusiasmo» y esto hace que se cansen de las cosas que están haciendo en cuanto se convierten en cosas monótonas. Cuando no reciben los estímulos que esperan es cuando suelen tener comportamientos irritables, inquietos o mas negativos. Eso significa que están aburridos, tienen tanta energía mental y física por descargar que se angustian cuando tienen tiempo muerto y parece que se desesperen.

Ilusión en niños de alta demanda

 Son niños que viven con una especie de ilusión hacia todo.

Las sorpresas y lo nuevo les emociona de forma suprema y les crea una especie de euforia emocional que viven de forma muy intensa y profunda. Cualquier detalle positivo es para ellos una fuente de gozo, por lo que, aunque sean niños que siempre buscan más y que en general nunca tienen suficiente, disfrutan enormemente cada detalle y se entregan a él con mucha fuerza, dando importancia a esas pequeñas cosas que quizás para otros niños pasan inadvertidas.

Son niños que tienen muchas ideas y una gran capacidad de procesar el pensamiento rápido que conjuntamente con su gran fantasía hace que vivan en una especie de mundo lleno de optimismo y motivación. Tienen como una fuerza suprema hacia sus retos y para ellos no hay límite, creen que todo lo que les pasa por la cabeza es posible y si encuentran algún obstáculo para conseguir su objetivo buscan las alternativas para saltarlo o cambiarlo, esto hace que continuamente estén esforzándose por mejorar su entorno.

Ellos disfrutan la vida, son niños felices…

Descárgate el libro: ¿Cómo criar a un niño de alta demanda?  en PDF sin coste aquí.

Y con Kindle Unlimited sin coste sobre alta demanda tienes los siguientes:

«El desarrollo interior del niño de alta demanda» Consíguelo aquí

«Las emociones de los niños de alta demanda»  Consíguelo aquí

«Relatos sobre crianza de alta demanda»  Consíguelo aquí

«¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?»  Consíguelo aquí

Únete a nuestro grupo de Facebook aquí

Recuerda que puedes añadirte a los grupos de apoyo mutuo de libre acceso de niños de alta demanda aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *