¿Como puede afectar un hijo de alta demanda en la pareja?

problemas de pareja con hijos de alta demanda

Escrito por Anna Company

¿Porqué se resiente la relación de pareja?

Cuando nace tu bebé de Alta Demanda la relación de pareja pasa a un segundo plano sin querer.
Muchas veces las relaciones se resienten y no es que no ames a tu pareja o que te hayas desenamorado es simplemente que las prioridades han cambiado.
Cuando tienes un hijo la vida de una pareja cambia totalmente, pero si además tu hijo es un niño/a de Alta Demanda, absorbente, intenso, hiperactivo, impredecible, difícil de satisfacer, etc. tu vida da un giro completo de 180 grados.
Muchas madres de niños AD nos sentimos a veces sumergidas en una encrucijada de incomprensión ante nuestras parejas que no entienden lo que está pasando y se sienten excluidos y a veces un poco recelosos de la situación en sí por el apego que tenemos con nuestros hijos. Esto puedo provocar ciertas crisis en las parejas difíciles de llevar y que si no se solventan a tiempo pueden desembocar conflictos más agudos.

Causas que provocan las crisis.

1. El bebé pasa a ser prioridad.

La principal razón por la que esto ocurre es que las prioridades de cada uno de los miembros de la pareja ya no son ellos mismos y la relación, sino que el bebé. Por lo que esto puede llegar a descuidar la relación ya que todo el tiempo que se tiene disponible se invierte en el cuidado del bebé.

2. Exclusión del padre.

Ocurre muy a menudo que sobre todo las mujeres suelan dedicar la mayor parte al bebé, por lo que se centran únicamente en sus necesidades y se olvidan de la pareja totalmente. Esto puede crear un fuerte distanciamiento con la pareja del cual muchas veces no se es consciente hasta que la crisis aparece. A demás el apego del niño AD con la madre es bastante intenso y hace que sin querer el padre quede un poco excluido de la relación.

3. Relaciones sexuales.

Después del nacimiento del bebé, debido a la falta de tiempo y espacio ya que en muchas ocasiones con niños AD se hace colecho para atender en todo momento las necesidades del bebe, se vuelve muy complicado reanudar las relaciones sexuales, lo cual con el tiempo puede ir generando cierto grado de tensión y frustración en uno o ambos miembros de la pareja.

Síntomas de las crisis de pareja

Vidas independientes

Si no te apetece pasar rato con tu pareja y estáis mejor cuando hacéis planes con más gente o separados es porque, seguramente, estáis pasando por una crisis.

Falta de comunicación

Se pierde la comunicación y se vive como por inercia. Además, también es muy frecuente que, en el momento en el que se quiera hablar de algo, la tensión esté un poco por los aires y, a la mínima, alzáis las voces o discutís.

Falta de interés en mejorar la relación

También es habitual que, cuando se vive una crisis en la relación, no haya interés por ninguna de las dos partes en mejorar la situación. Es decir, los dos no queréis afrontar el problema y, entonces, vais viviendo sin hablar y sin ninguna propuesta para solventar esta crisis.

Discusiones recurrentes y abundantes

El último síntoma de una crisis de pareja es el siguiente: puedes saber si estás viviendo una crisis de pareja cuando cualquier situación puede convertirse en una pelea. Esto ocurre porque los dos estáis un poco “quemados” de vuestra relación y, a la mínima, pueden saltar chispas.

Cómo solucionar problemas de pareja

Tal y como te acabamos de comentar, es importante que seas sincero contigo mismo y valores si todavía sientes amor por esa persona como para seguir luchando por la relación. Que viváis una crisis de pareja no es sinónimo de que tengáis que romper, simplemente, tendréis que reconducir la relación y esforzaros un poco más. Saber cuál es el punto en el que os encontráis es básico para poder saber hacia dónde tirar.
En el caso de que quieras optar por volverlo a intentar, a continuación, te damos una serie de soluciones a los problemas de pareja que podéis poner en práctica desde hoy mismo para saber cómo superar una fuerte crisis de pareja.

Daros un poco de espacio el uno al otro

Muchas veces, las crisis de pareja aparecen porque en la relación habéis estado muy absorbidos. Puede ser que lo hicierais todo juntos o que no tuvierais espacio para vosotros. Por este motivo, es interesante que os deis espacio para, así, volver a tener ganas de veros y de pasar tiempo el uno con el otro. Daros algo de espacio os permitirá volveros a echar de menos y disfrutar al máximo vuestros momentos juntos.

Reflexionar acerca de vuestros fallos y errores

Para poder solucionar una crisis de pareja es indispensable que te centres en ti y valores todos los fallos y errores que has podido cometer. Lo más habitual es que echemos balones fuera y creamos que nuestra pareja es la máxima culpable de esta situación. Pero lo que está claro que una relación es cosa de dos y, por tanto, los dos tenéis parte de culpa. Aceptar en qué te has equivocado es el primer paso para poder mejorar y conseguir una relación más estable y positiva.

Aprender a hablar sin discutir en pareja

Es importante mejorar la comunicación en la pareja y que, ante cualquier problema, aprendáis a hablar sin discutir. Las discusiones pueden crear enfados y situaciones muy negativas para la pareja cuando, en realidad, hablando se entiende la gente. Por tanto, intenta controlar tu enfado y mal humor y procura ponerte en la piel de la otra persona.
Perdonar los errores de la pareja

Conclusiones

Si quieres superar una crisis de pareja tienes que aceptar que nadie es perfecto. Habrá cosas de tu pareja que, realmente, te molesten, pero tienes que aprender a perdonar esos fallos y ponerlo en una balanza. Las cosas buenas son las que tienen que pesar más que las malas. Además, es esencial que aprendáis a cerrar temas: si una discusión se ha solventado y resuelto, no la vuelvas a sacar en otro contexto. De lo contrario, nunca resolveréis conflictos y estaréis siempre enfrentados el uno con el otro.

¿Como lleváis vosotros la relación de pareja?

Descárgate gratis el PDF del libro “Cómo criar a un niño de alta demanda” aquí

Descárgate gratis el PDF del libro “¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?” sobre una adulta de alta demanda aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.