El rechazo en los niños de alta demanda

Escrito por Anna Company

¿Se siente rechazado tu hijo AD?

La decepción de los niños cuando son rechazados es un sentimiento difícil de soportar que además puede afectar negativamente en la autoestima del niño.

Desafortunadamente en la actualidad, hay muchos niños que se sienten rechazados, esto es así porque de alguna forma sienten que no encajan con los demás compañeros, familiares o amigos.

Ellos perciben que son diferentes a lo común, que tienen comportamientos y sensaciones distintas a los demás ya sea sentimental, intelectual o  físicamente.

En el caso de los niños AD pueden sentirse rechazados por la intensidad de su carácter, son niños que absorben las energías de los demás y que quieren ser siempre el centro de atención, a demás son muy competitivos y testarudos por lo que a veces las personas que le rodean pueden agotarse física o mentalmente y optar por alejarse de ellos, creando así un sentimiento de rechazo ante el niño de alta demanda.

Cualquier niño con alguna excepcionalidad, ya sea positiva o negativa, se siente diferente al resto de compañeros y tienen más probabilidades de sentirse rechazados.

¿Cómo se siente el niño rechazado?

Cuando un niño es rechazado siente una gran decepción e impotencia y muchas veces actúa de formas inesperadas para tapar el vacío o tristeza que está sintiendo, por lo que, como padres, si observamos esto debemos dar mucho afecto y comprensión a nuestros hijos.

¿Cómo podemos ayudar a nuestro hijo con el rechazo?

Comprendiendo sus sentimientos.

Para que tu hijo se sienta apoyado y pueda normalizar sus sentimientos debes estar a su lado poniéndote en su lugar e intentando extraer un aprendizaje de esa sensación que siente para que su autoestima no se vea afectada. Es inevitable que a lo largo de su vida encuentre personas que no quieran estar con él, personas que le decepcionen, debemos enseñar al niño que no siempre se puede gustar a todo el mundo y que no por ello somos malas personas, igual que a él hay personas que le gustan mas que otras.

Sacar un aprendizaje de la situación.

El niño se puede sentir fracasado por la decepción que siente y puede tener miedo a volver a fracasar, como padres debemos enseñarle a revaluar sus objetivos y a valorar a las personas que tiene al lado. Quizás él se había entusiasmado con alguien que le decepciona y no se da cuenta que tiene al rededor mucha gente que le quiere y le admira. Tenemos que hacerle ver todas las personas que tiene al rededor que le están valorando por quien es, para que se sienta importante y refuerce su autoestima y seguridad y que no se vea dañado por el desengaño de la otra persona que le ha rechazado.

Mejorar las habilidades sociales.

Algunos niños utilizan ciertas actitudes para ser aceptados, como por ejemplo intentando hacerse el gracioso cuando no toca o bien insistiendo en algo cuando los demás le han dicho que pare. No comprenden que pueden ser demasiado intensos y que eso puede hacer que los demás se alejen de él, por ello es bueno ayudarles a comprender que deben ser tolerantes y respetuosos con las otras personas y con sus decisiones, sin estar continuamente presionando a sus compañeros para lo que ellos desean.

Tolerancia a la frustración.

Los niños AD no suelen tolerar muy bien la frustración, se enfadan y estallan en rabietas cuando se frustran.

Debemos enseñar al niño a comunicarse y expresar sus sentimientos para que puedan gestionar mejor su frustración y no estallen en comportamientos inadecuados que hacen que otras personas quieran alejarse de él. Por ejemplo: si están jugando a un juego de mesa el niño AD al ser tan competitivo siempre quiere ganar, debemos enseñar al niño formas de racionalizar la frustración que siente cuando pierde para que no desencadene comportamientos negativos y sea mas tolerante con los otros niños.

Reforzar la comunicación.

Como padres debemos empatizar con el niño y comprender sus sentimientos y sobre todo guiarle para que pueda expresar los suyos, debemos hacer que se sienta escuchado y apoyado.

No perseguir a nadie

Cuando el niño se siente rechazado por alguien es importante que le expliquemos que no debe perseguir a nadie para no sentirse excluido, debemos decirle que hay mucha otra gente que sí están a su lado y no le rechazan, que comprenda que no debe insistir cuando alguien no quiere estar con él porque eso empeoraría las cosas.

Comprender el rechazo

Tenemos que ayudar al niño a comprender por qué se siente rechazado, algunas veces el niño puede tener comportamientos difíciles y por ello las otras personas se alejan de él. En el caso de los niños AD que son tan testarudos y siempre quieren seguir sus propias reglas podría hacer que otros niños se rebelen a él y lo dejen de lado.

Es importante averiguar por qué le rechazan para poder trabajarlo con el niño enseñándole habilidades sociales.

Reforzar la autoestima

Es muy importante que el niño se vea bien valorado por sus familiares más cercanos, hacerle sentir importante para que su autoestima no disminuya cuando se siente rechazado. Que comprenda que no está solo y que hay muchas más personas con las que compartir.

Hablar con los profesores

Es posible que en las clases ocurran cosas que a los padres nos pasan desapercibidas, cosas que pueden estar haciendo que nuestro hijo se sienta rechazado, nosotros solo conocemos la versión de nuestro hijo (si nos la cuenta) es bueno también ver otras versiones para poder valorar como ayudarlo.

Crees que tu hijo se ha sentido alguna vez rechazado? Si ha sido así, cómo le has ayudado?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *