Emociones en los niños de alta demanda y alta sensibilidad

Fragmento del libro «Las emociones de los niños de alta demanda»

Capítulo 2 Emociones

Nuestra conducta, pensamiento y bienestar están basados en nuestras emociones, nos influyen directamente.

Para identificar las emociones que tenemos deberíamos primero clasificarlas.

Una posible clasificación de las emociones podría ser la siguiente.

 1.   Emociones primarias.

Son las básicas, las que nacen con nosotros y que tenemos en respuesta a un estímulo, como la tristeza, felicidad, miedo, sorpresa, asco e ira.

2.   Emociones secundarias

Estas emociones se generan por normas sociales o morales que hemos ido aprendiendo a lo largo de la vida, no son innatas, por ejemplo “el enfado” que proviene de una emoción primaria como el miedo. Tengo miedo a algo y seguidamente me enfado por tener miedo.

3.   Emociones positivas

Son las que influyen de forma positiva en nuestro comportamiento (emociones saludables), por ejemplo cuando experimentamos alegría nuestra forma de pensar y actuar mejora.

4. Emociones negativas

Son las que afectan a nuestro comportamiento de forma negativa (emociones tóxicas), son emociones que normalmente queremos evitar, por ejemplo miedo o tristeza.

5. Emociones ambiguas

Son emociones neutras que no nos hacen cambiar nuestro comportamiento o actitud. Por ejemplo la sorpresa que no nos hace sentir ni bien ni mal.

6. Emociones sociales

Son las que se relacionan con la presencia de otra persona, por ejemplo la admiración, la gratitud, siempre tienen que ver con alguien más.

3. Emociones primarias en los niños de alta demanda

La alta sensibilidad (emocionalidad) en niños de alta demanda

Es necesario destacar el rasgo de la alta sensibilidad en los niños de alta demanda, ya que en todo su desarrollo evolutivo es uno de los rasgos que más predetermina su comportamiento.

No todos los niños altamente sensibles son niños de alta demanda, la cuestión es si todos los niños de alta demanda son altamente sensibles. Sea como sea, tienen el rasgo de la sensibilidad más desarrollado que la mayor parte de las personas.

Pero ¿qué entendemos por sensibilidad?

Se habla de alta sensibilidad cuando una persona tiene un sistema neuro-sensorial más acurado que la mayoría. Por ello este tipo de personas reciben mucha más información sensorial que otra persona sin el rasgo.

La alta sensibilidad es un rasgo hereditario que afecta al 20% de la población.

Los cuatro pilares (conocidos como “D.O.E.S” Deep processing, Overstimulation, strong Emotions y Sensitive to subtleties.) de la alta sensibilidad para poder calificar a alguien como P.A.S (Persona altamente sensible) son los siguientes:

  1. Procesamiento de la información recibida de manera intensa y profunda, por lo que suele tener el pensamiento como “activado” que le hace reflexionar mucho sobre las cosas y darle vueltas a los temas para comprenderlos mejor.
  2. Saturación y sobreestimulación: Una PAS puede llegar a sentirse sobreestimulada en según qué situaciones cuando tiene que procesar mucha información (sensorial y emocional) ya que, como hemos comentado, las PAS procesan dicha información de manera más profunda e intensa y esto les puede producir sobrecarga.
  3. Emocionalidad: las PAS son personas muy emocionales, sus formas de vivir las emociones (tristeza, felicidad, alegría, etc) es mucho más intensa que en la mayoría de la gente sin el rasgo y ésto va relacionado con su alta capacidad de empatía que es una característica clave en el rasgo de la alta sensibilidad.
  4. Gran sensibilidad, no solo sensitiva (vista, tacto, oído, gusto y olfato) sino también percibiendo detalles en el entorno y en el estado emocional de otras personas.

Otras características de las personas altamente sensibles son:

Como hemos dicho son capaces de percibir detalles en el entorno y en otras personas que les permite vivir la vida a consciencia, viendo la parte negativa y positiva de todas las cosas.

Suelen tener también ciertas dificultades para mantener los límites con otras personas, ya que por su empatía establecen relaciones sociales mucho más profundas e intensas. Muchas PAS pueden sentir el dolor y el placer de una forma mucho más agudizada.

El perfeccionismo es una característica presente en las personas altamente sensibles y también en las personas de alta demanda,

Cabe destacar que una PAS no tiene porque ser una persona introvertida como piensa mucha gente, puede también ser una persona extrovertida, aunque las PAS tienen un mundo interior muy desarrollado y eso hace que muchas veces necesiten estar íntimamente consigo mismas. Las PAS suelen ser personas que tienen una gran concentración.

Sentimientos que puede tener una PAS

  • Muy sensibles a las críticas
  • Se preocupan por los animales, las injusticias y la naturaleza.
  • Pueden tener molestias con las luces, olores y ruidos fuertes
  • Saben disfrutar de los pequeños acontecimientos
  • No les gustan los cambios repentinos
  • Siempre están dispuestos a ayudar a los demás.
  • A veces pueden sentirse raros e incomprendidos por ser tan sensibles

 ¿Son nuestros hijos de alta demanda niños altamente sensibles?

En este apartado te comparto 4 tipologías de personalidad de los niños altamente sensibles según Elaine Aron (doctora e investigadora en psicología que ha escrito varias obras sobre el rasgo PAS).

Aparte de distinguir entre introversión y extroversión, Elaine Aron añade dos tipologías más: la personalidad de los “buscadores de sensaciones” (high sensation seekers o HSS) y los “tozudos”, que ella llama strong willed.

Si te fijas las tipologías de NAS “high sensation seekers y strong willed” tienen unas características muy similares a las de los niños de alta demanda, por lo que la cuestión sería preguntarse si todos los niños AD son altamente sensibles.

Los 4 tipos de niños altamente sensibles que describe Elaine Aron en sus libros son:

  1. Introversión
  2. Extroversión
  3. Buscadores de Sensaciones
  4. Tozudos

Según las encuestas que hicieron los expertos se sabe que el 20% de la población nace con el rasgo y de ese 20% solo una tercera parte tiene carácter extrovertido.

Tenemos la impresión, en general,  de que las PAS son personas tranquilas y reservadas pero quizás lo que sucede realmente es que necesitan un poco más de tiempo para sociabilizar, por el contrario tenemos la imagen de que las PAS extrovertidas tienen facilidad para las relaciones sociales, son enérgicas y espontáneas, a quienes además les gusta ser el centro de atención

En este punto ya observamos a los NAS que no solo son niños tranquilos, tímidos y solitarios, sino que también existe un grupo de niños altamente sensibles, enérgicos, sociables, que buscan atención constante que cuadran más con los rasgos de los niños de alta demanda. Los extrovertidos.

A parte de estos dos tipos, están los llamados “buscadores de sensaciones” que tienen una gran necesidad de experimentar nuevas experiencias para que internamente se les genere una emoción positiva ya que libera dopamina.

Esta búsqueda de sensaciones o emociones es una característica esencial de los niños AD, que siempre están en constante búsqueda de nuevos estímulos, niños que cada dos por tres cambian su actividad y buscan lo novedoso, niños curiosos que quieren sorprenderse y que con la monotonía o rutina se acaban aburriendo.

Esta característica de los niños de alta demanda que notamos en el dia a dia, cuando su curiosidad nos demuestra que lo observan todo, lo preguntan todo y lo analizan todo es innata, esta actividad mental que se relaciona con la búsqueda de estímulos tiene mucho que ver en por ejemplo cuando llega la hora de dormir y el niño de alta demanda todavía está activado mentalmente.

Para el niño el hecho de dormirse es «perder consciencia» perder el control de sus pensamientos y no recibir los estímulos que necesita.

El niño AD no quiere perder su tiempo dormido, él es apasionado e intenso y su objetivo es continuar estimulado física y mentalmente. Por estos motivos muchos niños de alta demanda tienen resistencia a la hora de irse a la cama. Además el hecho de tener la mente «activada» hace que durante la noche tengan despertares frecuentes.

Por otra parte, recordemos que las PAS son personas muy reflexivas, que antes de hacer algo lo piensan detenidamente y esto crea una especie de contradicción interna en las PAS que también son buscadoras de sensaciones ya que por una parte tienen que detenerse a evaluar la situación pero por otra su ímpetu de búsqueda de tensión y emoción no quiere pararse a pensar, no quiere perder el tiempo, lo quiere todo “ya” al instante, este conflicto interno puede crear estrés en el niño AS, porque entra en un estado de confusión interno difícil de gestionar, a veces pueden estallar con llantos o arrebatos emocionales, que aparentemente parecen inexplicables, muchas veces nuestros hijos de alta demanda tienen comportamientos incomprensibles de ira, frustración que no entendemos de dónde vienen o cambios de humor inexplicables.

Niños en edad preescolar que no tienen todavía las herramientas de comunicación para explicar lo que les sucede, ni pueden aún gestionar sus emociones o sensaciones con una estructura óptima y estallan en estados caóticos y desconcertantes.

Como padres debemos enseñarles a reconocer estos sentimientos y ayudarles a evolucionar, poner nombre a estas emociones y acompañarlos en estos estados de confusión con afecto y comprensión y sobre todo con mucha paciencia y tranquilidad.

Ellos tienen una especie de impaciencia por conseguir su objetivo y por otro lado internamente se les crea una contradicción con su propia sensibilidad. Si para un adulto ya es difícil gestionar emociones internas contradictorias imaginémonos cómo debe ser para un niño.

Este tipo de contradicción interna puede crear en los niños AD miedos y sentimientos de inseguridad que desemboquen en intentos de llamar la atención de los padres y/o más demanda de contacto, no es un capricho, es una necesidad. Debemos darles ese apoyo para que progresen con seguridad y evolucionen sin miedo ni ansiedad.

En cuanto al carácter fuerte o tozudo, debo aclarar que igual que la de “buscador de sensaciones”, puede existir en personas no-PAS, se trata de niños que siempre quieren mandar y hacer las actividades bajo sus propias reglas, suelen ser también niños desafiantes a nivel familiar. Además son niños a los que les cuesta dormir ya que se demoran en gestionar las intensas emociones que han tenido durante el día.

La testarudez o tozudez, rasgo típico en los niños AD. Y es que por su intensidad e inteligencia son niños que necesitan un razonamiento para todo, una explicación completa, necesitan comprender las cosas. Suelen ser niños que quieren liderar las cosas, coordinar, actuar según sus normas porque tienen unos esquemas muy fijados y si los cambiamos debemos tener una buena razón comprensible para ellos. Son perseverantes, negociantes y muy intensos.

Entonces, según estas características, de NAS del subtipo “buscadores de sensaciones” o “testarudos”, y según lo que sabemos de los niños de alta demanda que tienen una alta sensibilidad, ¿podríamos decir que todos los niños de alta demanda son altamente sensibles? Es una cuestión que debemos pensar y que nos reflejan que todavía queda mucho por investigar en el tema de la alta demanda.

Puedes descargarte el libro completo en PDF en este enlace

Si deseas consultar más libros sobre alta demanda aquí puedes descargarte los PDF de otros libros

Redes sociales

Síguenos en Instagram

Síguenos en Facebook al grupo Bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook al grupo Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook al grupo Mama Fluyendo Lactancia de Angie Padilla Duarte

Recuerda que tenemos dos Grupos de chats para madres y padres de alta demanda y altamente sensibles.

Telegram 

WhatsApp

 

Si tienes alguna duda o comentario puedes contactar conmigo al correo anna@altademanda.es

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *