Las “malas madres”

Escrito por : Verónica Ortin

Soy mamá y me siento mal…

¡Me siento mal el día que no puedo más, cuando mi cuerpo pide a gritos un sofá, porque mis brazos flaquean de cargar un bebé de 9 kg todo el día, cuando mi cabeza va a estallar por pensar por mí y por todos, y que digo! Por pensar en todos menos en mí.

Me siento mal por estar en el sofá, simulando jugar con mi bebé mientras él me enseña sus juguetes con ilusión.

Me siento mal, al llegar de trabajar y coger a mi hijo en brazos con ganas, pero desear un ratito para mí.

Me siento mal por desear que llegue la hora de dormir, y poder leer ese libro que tanto me gusta.

Me siento culpable.

Me siento culpable por salir a hacer deporte, y vuelvo a casa corriendo, aunque mi hijo esté con su padre.  Porque me siento mal al delegar, como si entonces fuese menos madre. Y me siento mal al no delegar, porque toda la responsabilidad cae sobre mí.

Me siento mal cuando me pongo guapa, salgo con mis amigas, y disfruto de ese ratito de tranquilidad, pero también me siento mal, cuando al quedarme en casa mis amigas van haciendo planes y vida, sin mí.

Me siento mal cuando compro ese vestido, la colonia que tanto me gusta o el pintalabios que llevo buscando meses. Porque ese dinero, pienso, que será mejor invertido en cosas para la familia.

Buscando la perfección.

Sentirse mal por hacer y por dejar de hacer. Por no ser la mujer, amiga, empleada, hija y madre perfecta. Todo en uno a tiempo completo. Buscando la perfección y creándonos una mentalidad de “malas madres”. Siendo las peores críticas para nosotras mismas, esa crítica que nunca tiene un descanso para el almuerzo, porque vive dentro de nosotras mismas. Y es cuando te vas a la cama llorando, o en algunos casos, al baño, donde nadie pueda juzgarte al verte desbordada.

Y así, cada día, nos sentimos mal. Por querer ser mujeres a parte de madres, por querer ser madres entre mujeres independientes, por continuar con nuestra vida laboral mientras lo damos todo en el terreno familiar.

Y entonces, nos vamos abandonando, desatendiéndonos… Dejamos de pensar en nosotras, para priorizar, la vida de los demás, de nuestra familia.

Dejamos de hacer lo que nos gusta, de comprarnos un capricho de vez en cuando, de disfrutar esa comida con amigas, de esa película en pareja, de ese libro en solitario. Y nos olvidamos de cuidar a quien cuida.

¿Y si no te cuidas tú, a quien quieres cuidar bien?

Te gustaría poder compartir tus inquietudes y recibir apoyo de otras madres de alta demanda?

Apúntate a los grupos de apoyo online gratis que hacemos algunas madres y padres de alta demanda para poder compartir todos estos temas. Para más información aquí.

Descárgate el libro “¿Cómo criar a un niño de alta demanda?” en PDF aquí

Y con Kindle Unlimited tienes los siguientes:

“El desarrollo interior del niño de alta demanda” Consíguelo aquí

“Las emociones de los niños de alta demanda”  Consíguelo aquí

“Relatos sobre crianza de alta demanda”  Consíguelo aquí

“¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?”  Consíguelo aquí

Únete a nuestro grupo de Facebook aquí

 

Papá de Alta Demanda “estudio sobre la posición del papá de alta demanda”

Escrito por Anna Company

Encuesta para padres de Alta Demanda

¿Eres padre de un niño/a de alta demanda? ¿Estas involucrado en la crianza de tu hijo/a?

¿Te gustaría participar en un estudio para hacer más visible la posición del padre en la crianza de los niños/as de alta demanda?

Muchas veces, todavía, nos encontramos en una sociedad donde la figura de apego y vínculo más visible en la crianza de los hijos es la madre, es un hecho muy notable ya que en los primeros meses de vida del bebe, por motivos de la lactancia materna, la madre estrecha un fuerte lazo con el hijo/a generalmente.

Padre y su vínculo con el bebé

Esto no significa que el padre deba retirarse de la escena, sino al contrario, muchos padres se enlazan mucho mas a su bebé para crear fuertes vínculos y  preservar la unión familiar.

En otros casos, algunos padres se pueden sentir rechazados al observar la fuerte vinculación que existe entre la madre y el bebé y percibir que en los primeros meses de vida todos los cuidados se dirigen únicamente hacia la criatura recién nacida, sintiéndose desintegrado.

Comunicación efectiva con tu pareja

Por ello es importante tener mucha comunicación efectiva con la pareja y reforzar todo el vínculo emocional.

Este análisis en formato de encuesta confidencial y anónima pretende esclarecer cómo se sienten los padres de los bebes y niños/as de alta demanda conforme a su crianza y a su relación de pareja.

Por ello necesito voluntarios que quieran participar y respondan a esta encuesta. Los resultado serán publicados en la web www.altademanda.es el día 1 de febrero de 2021.

Gracias por vuestra colaboración

Iniciar encuesta.

 

Ahora tienes en Kindle Unlimited 3 libros para leer sin coste.

“El desarrollo interior del niño de alta demanda” Consíguelo aquí
“Las emociones de los niños de alta demanda”  Consíguelo aquí
“Relatos sobre crianza de alta demanda”  Consíguelo aquí

 

Únete a nuestro grupo de Facebook aquí

Recuerda que puedes añadirte a los grupos de apoyo mutuo de libre acceso de niños de alta demanda aquí

Papá de Alta Demanda

Escrito por Anna Company

Estoy buscando padres de bebés o niños/as de Alta Demanda que quieran explicar su historia en mi web en forma de relato.

Normalmente siempre tenemos la “voz” de la madre en las redes sociales que comparte cómo es la crianza de su hijo/a AD y me gustaría saber si hay algún padre que se ofrezca voluntario a explicar su historia para publicarla en la web www.altademanda.es donde se publican relatos personales de padres y madres de bebés y niños de alta demanda.

Muchas personas necesitamos escuchar cuál es la posición del padre ya que estamos acostumbrados a oír generalmente y mayoritariamente sólo la de la madre.

Si eres padre de un bebé o niño/a AD y te interesa compartir tu historia o experiencia por favor rellena este formulario. Queremos escucharte.

“Pincha Aquí”

Crisis de pareja en la alta demanda

Cuando nació María el tiempo para nosotros como pareja desapareció. 

Recuerdo salir al balcón alguna noche a fumarme un cigarrillo, por fin, cuando había logrado que María cogiera su primer sueño de 20 minutos y allí, encontrarme con él, con mi esposo. 

Le veía sentado, pensativo y preocupado, su jornada también había sido dura. 

En aquel momento nuestras miradas se cruzaban por primera vez en el día, no habíamos tenido tiempo todavía en todo el rato que llevábamos en casa ni de preguntarnos cómo estábamos, Maria nos absorbe demasiado. A los dos… 

Nos encontrábamos en el balcón, juntos, en ese momento, pero ya no teníamos ganas de compartir palabras, ni teníamos ganas de casi nada… El agotamiento era tan grande que teníamos la mirada perdida y nos quedábamos completamente en silencio. 

Era entonces que parecía que de pronto el mundo se había parado, nuestra hija “terremoto” se había dormido y nosotros que aún estábamos despiertos nos sentíamos completamente aturdidos. 

Pensativos, fatigados… Silencio absoluto.

Lo intentamos al principio… si! Los primeros meses seguíamos conversando y nos dedicamos alguna sonrisa, pero cuando estás exhausto y confundido, cuando te sientes frustrado e impotente, preocupado, cansado… Las palabras se te hacen cortas y ya no das mas de si… 

A veces por la noches hacíamos oídos sordos al llanto de Maria:

-Te toca a ti, le decía yo. 

– No, a ti… Me decía él. 

Hacíamos turnos para estar con ella, para cuidarla y que el otro tuviera un poco de tiempo para descansar o ponerse al día con sus labores, así nos fuimos distanciando porque pocas veces hacíamos cosas los tres juntos, en familia, y la carga emocional era tremenda, era como vivir a solas con mi hija de alta demanda y verlo a él, de vez en cuando, deambular por la casa como un zombie sin mediar palabra. 

Él era el padre y yo la madre pero ya no éramos una pareja, parecía que todo el amor y atención era unidireccional hacia María y ya no quedaba nada para nosotros, nos olvidamos de nosotros, durante mucho tiempo. 

Cuando María cumplió 3 años y medio empezó a dormir en su cama, en su habitación, no nos dimos cuenta pero durante los años que habían pasado María había regularizado bastante  el sueño nocturno, lo hizo muy lentamente, pero lo hizo, con 3 años y medio podía dormir bastantes horas seguidas en su habitación muchas veces. Aunque no siempre.

Entonces fue cuando de repente, llegaba la noche y  mi marido y yo nos encontramos a solas, en una cama de matrimonio después de 3 años y medio y nos dimos cuenta que éramos completamente 2 desconocidos, dos compañeros de piso que habían luchado por un mismo objetivo pero de forma separada. Nos dimos cuenta que estábamos lejos, nos sentíamos como dos extraños.

Fue entonces cuando llegó el momento de plantearnos qué hacer con nuestra relación.

Nosotros nos seguíamos amando (o eso creíamos)  y entendimos que era el momento de poner acción y luchar por nosotros tanto como lo estábamos haciendo por María. 

No voy a decir que sea fácil, pero las crisis de pareja pueden superarse si se pone empeño. Los niños/as de alta demanda crecen y aunque siguen teniendo un temperamento intenso y siguen teniendo los rasgos y características típicos de la alta demanda muchos de ellos evolucionan y cambian, además cuando los niños/as crecen los padres aprenden a sobrellevar su temperamento, se adaptan, son como más conscientes.

Durante el desarrollo se pasan por diferentes etapas, unas más difíciles, otras más sencillas, pero todas evolucionan. La etapa del sueño nocturno, la etapa de las rabietas, la etapa del desafío constante… Todas ellas con su desarrollo madurativo.

Cuando esto sucede te das cuenta que hay momentos todavía que debes dedicar a ti mismo/a, a tu pareja, a tu familia, que tu hijo/a es una parte muy importante de tu vida pero no es toda tu vida, de que tienen que haber más cosas a parte de él/ella para fortalecer un bienestar psicológico y emocional sobre tí misma.

Una silla tiene 4 patas y necesita las 4 para aguantarse, puede mantenerse en equilibrio con 3, pero la silla con solo dos patas se cae.

Mis patas son: Familia, trabajo, salud, amistad 

¿Y las tuyas?

Pregúntate si están equilibradas

Escrito por Anna Company

 

**Información Importante**

 COMUNIDAD SOLIDARIA  AD, NAS, AACC

Accede al Comunidad solidaria de padres y madres de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades de www.altademanda.es gratis, para más información en este enlace.

Sección ¿Quieres hablar?

Consultas individuales sobre alta demanda y alta sensibilidad que puedes realizar de forma solidaria , sin coste, para recibir orientación sobre la crianza de tu hijo/a AD y/o NAS. Para más información sigue este enlace.

Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades donde tenemos nuestro equipo de colaboradoras especialistas en crianza respetuosa (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo de forma solidaria.

Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde s e valida la crianza y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades)

Únete en   este enlace 

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Libro sobre alta demanda

Y no te olvides que tienes a tu disposición para descargar gratis todos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Redes donde puedes encontraros:

 Instagram Personas de alta demanda

Instagram Mama fluyendo Lactancia

 Instagram La vida de Pichukis

Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

 Facebook de Mama Fluyendo Lactancia 

Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

 Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

problemas de pareja con hijos de alta demanda

¿Como puede afectar un hijo de alta demanda en la pareja?

problemas de pareja con hijos de alta demanda

Escrito por Anna Company

¿Porqué se resiente la relación de pareja?

Cuando nace tu bebé de Alta Demanda la relación de pareja pasa a un segundo plano sin querer.
Muchas veces las relaciones se resienten y no es que no ames a tu pareja o que te hayas desenamorado es simplemente que las prioridades han cambiado.
Cuando tienes un hijo la vida de una pareja cambia totalmente, pero si además tu hijo es un niño/a de Alta Demanda, absorbente, intenso, hiperactivo, impredecible, difícil de satisfacer, etc. tu vida da un giro completo de 180 grados.
Muchas madres de niños AD nos sentimos a veces sumergidas en una encrucijada de incomprensión ante nuestras parejas que no entienden lo que está pasando y se sienten excluidos y a veces un poco recelosos de la situación en sí por el apego que tenemos con nuestros hijos. Esto puedo provocar ciertas crisis en las parejas difíciles de llevar y que si no se solventan a tiempo pueden desembocar conflictos más agudos.

Causas que provocan las crisis.

1. El bebé pasa a ser prioridad.

La principal razón por la que esto ocurre es que las prioridades de cada uno de los miembros de la pareja ya no son ellos mismos y la relación, sino que el bebé. Por lo que esto puede llegar a descuidar la relación ya que todo el tiempo que se tiene disponible se invierte en el cuidado del bebé.

2. Exclusión del padre.

Ocurre muy a menudo que sobre todo las mujeres suelan dedicar la mayor parte al bebé, por lo que se centran únicamente en sus necesidades y se olvidan de la pareja totalmente. Esto puede crear un fuerte distanciamiento con la pareja del cual muchas veces no se es consciente hasta que la crisis aparece. A demás el apego del niño AD con la madre es bastante intenso y hace que sin querer el padre quede un poco excluido de la relación.

3. Relaciones sexuales.

Después del nacimiento del bebé, debido a la falta de tiempo y espacio ya que en muchas ocasiones con niños AD se hace colecho para atender en todo momento las necesidades del bebe, se vuelve muy complicado reanudar las relaciones sexuales, lo cual con el tiempo puede ir generando cierto grado de tensión y frustración en uno o ambos miembros de la pareja.

Síntomas de las crisis de pareja

Vidas independientes

Si no te apetece pasar rato con tu pareja y estáis mejor cuando hacéis planes con más gente o separados es porque, seguramente, estáis pasando por una crisis.

Falta de comunicación

Se pierde la comunicación y se vive como por inercia. Además, también es muy frecuente que, en el momento en el que se quiera hablar de algo, la tensión esté un poco por los aires y, a la mínima, alzáis las voces o discutís.

Falta de interés en mejorar la relación

También es habitual que, cuando se vive una crisis en la relación, no haya interés por ninguna de las dos partes en mejorar la situación. Es decir, los dos no queréis afrontar el problema y, entonces, vais viviendo sin hablar y sin ninguna propuesta para solventar esta crisis.

Discusiones recurrentes y abundantes

El último síntoma de una crisis de pareja es el siguiente: puedes saber si estás viviendo una crisis de pareja cuando cualquier situación puede convertirse en una pelea. Esto ocurre porque los dos estáis un poco “quemados” de vuestra relación y, a la mínima, pueden saltar chispas.

Cómo solucionar problemas de pareja

Tal y como te acabamos de comentar, es importante que seas sincero contigo mismo y valores si todavía sientes amor por esa persona como para seguir luchando por la relación. Que viváis una crisis de pareja no es sinónimo de que tengáis que romper, simplemente, tendréis que reconducir la relación y esforzaros un poco más. Saber cuál es el punto en el que os encontráis es básico para poder saber hacia dónde tirar.
En el caso de que quieras optar por volverlo a intentar, a continuación, te damos una serie de soluciones a los problemas de pareja que podéis poner en práctica desde hoy mismo para saber cómo superar una fuerte crisis de pareja.

Daros un poco de espacio el uno al otro

Muchas veces, las crisis de pareja aparecen porque en la relación habéis estado muy absorbidos. Puede ser que lo hicierais todo juntos o que no tuvierais espacio para vosotros. Por este motivo, es interesante que os deis espacio para, así, volver a tener ganas de veros y de pasar tiempo el uno con el otro. Daros algo de espacio os permitirá volveros a echar de menos y disfrutar al máximo vuestros momentos juntos.

Reflexionar acerca de vuestros fallos y errores

Para poder solucionar una crisis de pareja es indispensable que te centres en ti y valores todos los fallos y errores que has podido cometer. Lo más habitual es que echemos balones fuera y creamos que nuestra pareja es la máxima culpable de esta situación. Pero lo que está claro que una relación es cosa de dos y, por tanto, los dos tenéis parte de culpa. Aceptar en qué te has equivocado es el primer paso para poder mejorar y conseguir una relación más estable y positiva.

Aprender a hablar sin discutir en pareja

Es importante mejorar la comunicación en la pareja y que, ante cualquier problema, aprendáis a hablar sin discutir. Las discusiones pueden crear enfados y situaciones muy negativas para la pareja cuando, en realidad, hablando se entiende la gente. Por tanto, intenta controlar tu enfado y mal humor y procura ponerte en la piel de la otra persona.
Perdonar los errores de la pareja

Conclusiones

Si quieres superar una crisis de pareja tienes que aceptar que nadie es perfecto. Habrá cosas de tu pareja que, realmente, te molesten, pero tienes que aprender a perdonar esos fallos y ponerlo en una balanza. Las cosas buenas son las que tienen que pesar más que las malas. Además, es esencial que aprendáis a cerrar temas: si una discusión se ha solventado y resuelto, no la vuelvas a sacar en otro contexto. De lo contrario, nunca resolveréis conflictos y estaréis siempre enfrentados el uno con el otro.

¿Como lleváis vosotros la relación de pareja?

Descárgate gratis el PDF del libro “Cómo criar a un niño de alta demanda” aquí

Descárgate gratis el PDF del libro “¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?” sobre una adulta de alta demanda aquí