Relato de una madre de alta demanda con un niño de 4 años

Me llamo Lucía, soy madre de un niño de 4  años y 2 meses de alta demanda.

Leí una publicación en esta Comunidad sobre “relatos personales” y me animé a escribir mi experiencia.

La crianza de mi hijo se me ha hecho muy difícil. Cuando Enrique nació creía que sería un bebé como el de mis amigas: tranquilo, juguetón, comilón, dormilón… Pero desde las primeras semanas Enrique me mostró su temperamento intenso, demandante, exigente, perfeccionista, difícil

Ahora tiene 4 años y es un niño muy testarudo y desafiante, es imposible llevarle la contraria en algo porque entra en unas rabiates desmedidas que prefiero evitar porque me agotan, y aunque le pongo limites parece que sabe como persuadir la situación para saltárselos, es como si su inteligencia estuviera por encima de su edad, tiene una memoria infalible, que no falla nunca y una perseverancia de hierro.

Su hiperactividad y energía me dejan atrás al pasar las horas del día y me agotan.

Es diferente a los otros niños, él quiere competir, mandar, exigir… Se lo toma todo como con una pasión exagerada. Exaltada. Habla sin parar, con fuerza, con un tono de voz elevado y aunque le molestan los ruidos fuertes, él chilla sin parar. Incansable. Hipersensible.

Enrique tiene pocos amigos, porque cuando juega siempre quiere controlar a los demás y los otros al final se cansan, a demás no le gusta perder, así que cambia las normas del juego si hace falta, con tal de ganar y eso a sus amiguitos no les parece del todo correcto.

Es muy extrovertido y le encanta estar con gente, cuando los demás se alejan, él se queda como entristecido y frustrado y es porque Enrique es muy sensible y afectuoso. Necesita el continuo contacto con la gente, necesita sentirse presente y atendido, como arropado…

Estoy orgullosa de él porque aunque soy consciente que su crianza cuesta un desgaste superior a los de otras madres que no tienen niños de alta demanda, veo en él unas capacidades y puntos fuertes que me motivan a pensar que será una gran persona: perseverante, exigente, constante, entusiasta, motivador…

Solo quiero decir que le amo con locura, que su desarrollo, aunque me agote, me parece una aventura, un aprendizaje que me enseña a ser una nueva persona, que me hace luchar contra mis límites y superar mis debilidades. Que me exige estar siempre ahí. Que me hace ver quien soy realmente y hasta donde puedo llegar por amor y también quienes son las personas que realmente están conmigo, apoyando la realidad que vivo.

Agradezco a esta Comunidad Solidaria que habeis creado por leerme.

 

Si quieres escribir tu relato personal para que otras famílias puedan aprender más sobre el temperamento de alta demanda y/o altamente sensible, apúntate aquí

Participa en el ESTUDIO DE MAMAS DE ALTA DEMANDA 2.022 y ayúdanos a conocer más el temperamento altamente demandante. Más información en este enlace 

**Información Importante**

Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades donde tenemos nuestro equipo de colaboradoras especialistas en crianza respetuosa (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo de forma solidaria.

Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde s e valida la crianza y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades)

Únete en   este enlace 

Grupo de WhatsApp 2

Segundo grupo de WhatsApp de «Apoyandonos en tribu» porque el primer grupo esta casi completo de participantes y hemos creado un nuevo grupo para las nuevas personas que se quieran añadir. Puedes unirte en este enlace

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Libro sobre alta demanda

Tienes a tu disposición para descargar gratis varios libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Instagram Mama fluyendo Lactancia

Síguenos en Instagram La vida de Pichukis

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook Alta sensibilidad, alta demanda y altas capacidades

Sola con la alta demanda

Escrito por Anna Company

Me siento sola… Desesperada, muchas veces. Mi marido trabaja todo el día fuera de casa y no se da cuenta de lo que sucede en casa, de lo difícil que es la crianza de nuestra hija.

Apenas acabo de entender lo que es la existencia del término de la alta demanda y aunque siento a mi hija totalmente identificada en él, no sé dónde acudir. Nadie me entiende.

Mi pareja dice que la malcrío, que quizás si tuviera más fortaleza y fuera más disciplinada y autoritaria la niña andaría mejor.

Tiene 2 años y me demanda para todo, es intensa y se enrabieta y frustra sin parar, no hay manera de satisfacerla. Pero claro… Cuando él llega son las 20.30h de la noche, después del baño y de mil luchas y rabietas, después de toda la hiperactividad del día, después de mil negociaciones, de mil paseos, de mil juegos incansables.

La niña es alegre, entusiasta y con una personalidad y fuerza de hierro, continua despierta y efervescente esperando a su padre para jugar, pero claro… él llega cansado del trabajo, ha tenido un día largo, difícil, entero…

Yo continuo en silencio… Porque amo a mi hija y la admiro, porque la veo crecer y me ilusiona con su inteligencia y sus sorpresas diarias, con su extroversión y su búsqueda de estímulos y su continua pasión hacia las cosas. Y me pregunto ¿De dónde saca tanta energía?

Pero no puedo más… Realmente no puedo más… Me pregunto si tengo el síndrome de Burnout? Y lo miro a él, tan tranquilo, sin darse cuenta de nada, tan pasivo, tan ciego, tan sordo…

Y yo pienso ¿Qué hago? ¿A quien puedo yo explicar lo que pasa? ¿Con quién puedo compartir lo que estoy viviendo?

Ni tan solo hay un médico que pueda comprender lo que es la alta demanda. ¿un psicólogo? ¿Un pediatra? ¿Un amigo? ¿Un familiar? ¡Pero si me tachan de mala madre o de exagerada, si critican lo que hago y me dan consejos vagos de educación como si fueran expertos de crianza!

No comprenden, no saben, no conocen, lo que es un niño de alta demanda…

Y mi Marido… Mi marido… Mi marido trabaja todo el día.

Dime… ¿Qué hago? ¿Con quién comparto?

  • Únete a nuestro grupo de Telegram donde somos más de 350 participantes y donde tenemos a todas nuestras colaboradoras (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, psicopedagogas, maestras etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo. Puedes Unirte en este enlace

 

CONCURSO DE LA PSICOLOGA CLINICA COLEGIADA LISBETH REVOLORIO (Ver perfil de Lisbeth aquí)

Te propongo un proceso de psicoterapia de 12 módulos (sesiones individualizadas) con una psicóloga clínica especializada en maternidad y ansiedad. Ella es Lisbeth Revolorio y puedes ver su perfil en este enlace.

Ha preparado un programa titulado “Madre Plena y Feliz” para ayudar a las madres a fortalecer su autoestima y seguridad. Actualmente este programa se sortea en un concurso válido hasta el día 31 de Octubre de 2021 por lo que si estas interesada en ganar el premio y comentar a trabajar en tu salud emocional no te lo pierdas y participa.

APÚNTATE AL CONCURSO EN ESTE ENLACE Y PARTICIPA EN EL CONCURSO DONDE PUEDES GANAR  EL PROGRAMA MADRE PLENA Y FELIZ TOTALMENTE GRATUITO PARA TI

No pierdas esta magnífica oportunidad.
Si tienes dudas o quieres saber más sobre el programa de MADRE PLENA Y FELIZ de Lisbeth Revolorio responde a este cuestionario y enseguida contactaremos contigo.

**Información importante**

Libro sobre alta demanda

Y no te olvides que tienes a tu disposición para descargar gratis todos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Iniciativas solidarias que ofrece altademanda.es

Puedes ver todas las iniciativas que realiza www.altademanda.es de forma solidaria y gratuita en este enlace

Síguenos en Instagram

Síguenos en Facebook

Mi hijo de alta demanda juega solo… A veces

Escrito por Anna Company

¿Cuándo empezará mi hijo de alta demanda a jugar solo?

7 años han hecho falta para que mi hijo empiece a jugar solo. A ratos.

Su demanda para todo ha sido constante durante todo este tiempo, pero ahora me encuentro observándole mientras juega con su gran imaginación. Habla sin parar con un tono de voz muy fuerte y se monta sus fantasías. Ya no necesita a nadie. Se distrae él solo evadido y concentrado en su mundo un buen rato y yo no le distraigo, de vez en cuando me dice “mama ayúdame a hacer esto” le ayudo y luego sigue jugando solo. Tiene una gran creatividad, no sé de dónde saca tantas ideas.

Me doy cuenta de que se ha hecho mayor, ya no es aquel bebé que me necesitaba para absolutamente todo.

Lo recuerdo como si fuese ayer, no me daba tiempo ni de respirar. Ahora me da la sensación que soy invisible en según qué momentos.

El tiempo pasa rápido, aunque cuando es un bebé parezca que se hace eterno, de pronto te encuentras que ya ha crecido.

Sé que muchas madres y padres con hijos de alta demanda estáis deseando que vuestro hijo suavice sus rasgos, que se haga más autónomo, que juegue solo, que crezca… Sé que necesitáis descansar.

Cuando llega ese momento ya no hay vuelta atrás y queda como una especie de vacío y de silencio que no se llena con nada. Tu hijo ya es un niño que se está haciendo mayor y sus necesidades cambian ya no eres imprescindible para él, es aquí cuando puedes empezar a desapegarte y desvincularte sanamente, sin que él sufra la famosa ansiedad por separación.

¿Cómo llega un niño de alta demanda a jugar solo?

Hemos llegado a este punto en que juega solo, a ratos, y ha podido ser por dos razones:

  1. O porque ha crecido y se ha hecho más autónomo por sí solo, ha aprendido a vivir de forma más independiente sin miedo y con seguridad, me refiero a que quizás ha llegado un punto en que por edad le tocaba evolucionar en este sentido y así lo ha hecho, pero dudo que haya sido tan simple, ya que hablando con otras madres de niños de alta demanda, de la misma edad, sus hijos no han evolucionado igual, por lo que sin un esfuerzo por parte de los padres, el niño AD continuaría siendo igual de demandante.
  2. O porque durante los últimos tiempos he estado haciendo un proceso de desvinculación suave, enseñándole a que sea autónomo para que se dé cuenta de que no me necesita continuamente para todo.He trabajado su autoestima y seguridad, su independencia, sus valores y autoconocimiento y autoconcepto para que pueda valerse por sí mismo y darse cuenta que no necesita a nadie y que al mismo tiempo estamos ahí siempre.

Quizás haya sido una mezcla de las dos cosas, es decir, el hecho de que como madre haya esperado a a ver que mi hijo estaba preparada para desapegarlo de nosotros y luego hacer un proceso lento y suave aplicando disciplina positiva para ello. Lo que tengo claro es que el desapego de alta demanda se debe hacer  con mucha paciencia, casi sin que se den cuenta, muy despacito.

Creo que hay un momento preciso para hacer el desapego y desvincular al niño. Debemos notar que nuestro hijo esta preparado para ello, ya sé que con los niños de alta demanda parece que nunca llega ese momento, pero en realidad no es así. Hay un momento en que ellos empiezan a querer hacer las cosas por si mismos, empiezan a solicitar ser ellos mismos y es ahí cuando debemos aprovechar el momento para desvincularlos también y darles autonomía en otros ámbitos. Y responsabilizarles de cosas para que ellos se sientan validados e importantes.

¿Que características se agudizan en los niños de alta demanda?

Cuando el niño AD se desvincula de la madre, continúa teniendo altas necesidades porque, aunque hay características que se suavizan también hay otras que se agudizan, como la testarudez, el perfeccionismo, el orgullo, la competitividad, el afecto, la hipersensibilidad.

Y ahora toca trabajar todo esto, es la nueva etapa: con paciencia y racionalización continua, debemos hacer que entren en razón cuando se ponen testarudos hacia algo.

Muchas veces dejo que las consecuencias naturales sigan su curso y aprenda por sí solo.  Depende de la ocasión. Yo como madre tambien estoy en continuo aprendizaje, mi hijo me enseña a ser paciente, tolerante y flexible.

La crianza de un hijo es eso: adaptación y paciencia. Aprendizaje.

Voy aprendiendo de él y adaptándome en cada etapa, porque todas tienen sus peculiaridades, sus diferencias.

Si algo he aprendido con la crianza de mi hijo AD es a no tener prisa. A ver los diferentes puntos de vista de una misma cosa y darme cuenta de la subjetividad de los acontecimientos. A buscar alternativas para encontrar las respuestas que necesito por mi misma, sin esperar nada de nadie. He aprendido que el rasgo de mi hijo tiene características que se convierten en fortalezas si se trabajan correctamente y que no debo desesperarme si no veo resultados instantáneos porque la crianza es un proceso evolutivo que lleva tiempo.

¿En qué se convierten los niños de alta demanda?

Los niños con temperamento intenso o de alta demanda son difíciles de criar, son un reto para cualquier padre y madre, pero bien llevados se convierten en personas extraordinarias, que destacan, son excepcionales porque sus características se desarrollan en fortalezas que no todo el mundo tiene, como la perseverancia, el liderazgo, la valentía, la lucha, la pasión, el entusiasmo, la motivación, el optimismo, etc.

Como padre y madre tienes la suerte de poder criar a un niño que se convertirá en una persona ejemplar, enorgullécete de ello. Y no dudes de él.

Todo llega, vive tu  tiempo, tu presente, no tengas prisa.

 

**Información Importante**

NUEVO!   El rincón de conversaciones solidarias sobre crianza de alta demanda y alta sensibilidad «¿Quieres hablar?» en este enlace

 

Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as de alta demanda y alta sensibilidad y donde tenemos nuestro equipo de colaboradoras especialistas en crianza respetuosa (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo de forma solidaria. Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde s e valida la crianza y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) Únete en   este enlace 

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Libro sobre alta demanda

Y no te olvides que tienes a tu disposición para descargar gratis todos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Instagram Mama fluyendo Lactancia

Síguenos en Instagram La vida de Pichukis

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

Madre de alta demanda 6 años después

“Hijos Maravillosos”

Relato de Isabel Miguez Veiras

Buenas,

Gracias por aceptarme en el grupo.

Soy mamá de un niño de un maravilloso, niño de seis años, intenso en todas sus facetas…..Os estuve leyendo y miro hacia atrás y revivo vuestros escritos, noches sin dormir, agotamiento emocional….una crianza intensa….a mi me ha ayudado entender, entender como piensa, como asimilan los estímulos…..llevarlo a la calma antes de ir a dormir creando un ambiente previo de calma y bajada de luz…..

Me sincero he llorado mucho para poder entenderlo y he recibido mil críticas ( una exagerada) y luego me cuestionaba si realmente era lo correcto….

Ha sido difícil…..pero una cosa si he aprendido …cuanto más me relajaba….más le transmitía esa calma.

Buscas herramientas y cuando funcionan….llega un buen día y dejan de funcionar….es como cuando sabes la respuesta van y te cambian la pregunta….

Me ha ayudado el BLW , el movimiento libre….gracias a él por haberme escogido como su mamá……he aprendido y sigo aprendiendo tantas cosas….

Ahora con seis años ha mejorado el sueño, sigue siendo intenso, muy curioso, explosión emocional, baja tolerancia a la frustración y con maravillosas cualidades es una personita excepcional con la que se puede hablar y va aprendiendo a gestionar poco a poco…..hay días como hoy que siguen siendo duros……me está ayudando mucho la disciplina positiva (puedes leer aquí sobre el tema) …..tener un abanico de herramientas.

He nacido como madre, madurado como tal, he crecido como persona…..y he aprendido a ponerme un chubasquero con las críticas , porque mi hijo es lo importante…..

Hay muchos recursos que no llegaban antes a nosotros……ahora hay grupos como estos que quizás yo esté ayudando a alguien con este escrito y vosotros con los vuestros…..tenemos unos hijos maravillosos no dejéis que les pongan etiquetas…..

Gracias por estar ahí……

 

Cumpleaños de un niño de alta demanda

Escrito por Anna Company

Feliz cumpleaños mi amor

Hoy es el cumpleaños de mi hijo, cumple 5 años. Lo hemos celebrado en casa con algunos familiares.

Desde hace 1 mes mi hijo esta emocionado esperando este día, lo esperaba ansioso contando cada minuto que pasaba, impaciente.

Se hace historias de cómo será su fiesta de cumpleaños y su imaginación se desborda, quiere invitar a todo el mundo a casa y decorarla con mil adornos.

Como regalo se lo pide todo. ¡Todo es todo! sin excepciones. Cree que como es su día puede pedir lo que quiera.

También dice que cuando se ponga la corona que hemos hecho juntos, él será el rey y por lo tanto mandará y podrá hacer lo que quiera. Dice que será como el jefe.

Todas estas fantasías que tiene le generan altas expectativas, demasiado altas. Yo intento que entre en razón, limitando su imaginación y hablándole de lo que realmente va a ser su cumpleaños porque ya intuyo que se va a decepcionar ya que nadie podría cumplir sus deseos. Son demasiado elevados.

Hoy es el día y como yo pensaba, él se desilusiona. Se frustra porque los adornos que hay en la casa no son como él pensaba, porque no tiene suficientes regalos, porque solo vienen sus abuelos y tíos. Él esperaba más, quería más de todo.

A la vez está muy emocionado e ilusionado y la mezcla de estímulos lo desbordan.

Se sobreexcita y no da de sí. Grita de emoción cuando habla.

Celebración

La celebración se convierte en un caos porque realmente nos cuesta controlarle, corre de arriba abajo, habla por los codos, se pone impaciente por todo.

Es la hora de comer, pero no tiene hambre, las sensaciones que tiene son demasiado exaltadas como para pensar en sentarse en una silla a comer, aunque haya macarrones. No puede estar parado. Es imposible que esté quieto o que hable bajito.

Le veo feliz pero lo noto sobrepasado. Demasiado eufórico.

Ahora mismo si le negamos algo, entra en una rabieta descomunal, cualquier pequeño estimulo negativo puede hacer que estalle en ira, decepción y frustración.

Cuando se pone así de exaltado no encuentro la manera de rebajarlo, de hacer que se serene y tranquilice, es como que no escucha nada, ni ve nada. Se concentra en su mundo y no responde a nada.

Sin querer todos van subiendo el volumen de su voz para poder escucharse y mi casa se convierte en una jaula de gallos ruidosos.

Yo, que no soporto el ruido, me colapso también, me bloqueo.

Cuantos más gritos, más aumenta mi hijo su tono de voz porque quiere ser escuchado por los demás, habla tan rápido que tartamudea, percibo que su mente va a la velocidad de la luz y los adultos le escuchan poco porque están hablando entre sí.

Centro de atención

Mi hijo quiere ser el centro de atención, demanda atención de todas las formas que sabe. Interrumpe a los demás, les tira de las camisetas para que le hagan caso…

De vez en cuando consigue ser escuchado por los adultos y se siente satisfecho, las otras veces es una incansable lucha para que le atiendan.

Más tarde cuando todo el mundo se va y nos quedamos solos, mi hijo se queda vacío. Pienso que hoy estará cansado y se dormirá un poco antes. Esta afónico de tanto gritar. Pero no, no se duerme. Todavía le quedan pilas para seguir.

Su padre y yo estamos agotados. ¿De dónde saca tanta energía?

Y es que cuando nosotros ya estamos saturados, ya hemos tenido suficiente, ya necesitamos un parón. Él sigue… Sigue… No se cansa.

Yo siento que me arrastro de tantos días así y el sigue saltándome encima sin parar ni un segundo.

Él quiere seguir jugando conmigo, pero yo no puedo, necesito escuchar mis pensamientos, centrarme. Necesito descansar, cerrar un momento los ojos, pero no puedo.

¿Cómo relajarse?

Llega la noche y él sigue sobreexcitado, sé que está cansado pero sus ojos continúan estando abiertos de par en par. No quiere dormirse, su pasión por la vida le mantiene despierto.

Cierro las luces, me tumbo a su lado y le digo que cierre los ojos. No puede, no quiere.

Dicen que la televisión no es buena para los niños y que ellos no deben dormirse viendo la televisión, pero a mi hijo no le gusta que le cuente cuentos y la televisión le para. Si doy en la clave de acertar lo que quiere ver, se concentra y se tranquiliza. A veces me da la sensación de que es la única manera de calmarle.

En 20 minutos está dormido abrazado a mí. Le llevo a su cama.

Quizás debería hacer caso de los consejos de los expertos y no dejar que se duerma viendo la televisión, pero creo que los expertos no tienen hijos de alta demanda a los que no hay forma de parar.

¿Qué métodos utilizáis vosotros para parar a vuestros hijos, para que se calmen cuando están sobreexcitados?

 

 

Juicios familiares: relato de una madre de alta demanda

Escrito por Anna Company

www.altademanda.es

¿Cómo me siento?

Me siento impotente, asqueada, decepcionada y desmotivada… Sobre todo, muy sola.

El otro día vino mi padre a comer a casa porque a mi hijo le hacía ilusión que su abuelo estuviera aquí.

Hoy me toca a mí ir a casa de mis padres, con toda la familia (hermanos, tíos, primos…).

No es que me gusten especialmente estos eventos, más bien lo paso mal porque mi hijo se sobreestimula y se pone muy irritable e inquieto. Yo también.

Demasiado ruido, demasiada gente, demasiada presión, demasiado de todo…

Mientras comemos y yo estoy intentando mantener a mi hijo sentado en la mesa, intentando que tenga unos modales más o menos aceptables por la “mayoría”, que no grite, que no se levante, que coma, que no llore, que no juegue con las cosas encima de la mesa y sin querer tire el plato o el vaso, etc…

Mi padre habla: dice que en mi familia (mi marido, mi hijo y yo) tendríamos que tener la casa más ordenada y que mi hijo tiene esos modales que suele tener habitualmente porque los aprende de alguien (y nos mira a nosotros), como si fuésemos nosotros los que corremos al rededor de la mesa mientras la gente come, hablamos gritando, o nos tiramos encima de la gente de forma brusca cuando abrazamos, etc.

Entonces, yo estoy a punto de sacar fuego por la boca y arañar a alguien con todas mis fuerzas. Pero decido hacer oídos sordos, cerrar la boca, la mente y cualquier instinto animal de la mente primitiva que se apodera de mí en este instante, mientras toda mi familia me mira… Y me juzga por lo que ha dicho mi padre.

Yo me mantengo inmóvil, medio bloqueada, no quiero responder a la disputa, ni igualarme a ellos, justamente por los modales que con tanto empeño ellos mismos me enseñaron en la infancia.

Mientras tanto, mi hijo no para. Esta exaltado por que es un niño de alta demanda y altamente sensible, y se sobreestimula en estos eventos festivos.

Él se “activa” Salta, grita,  y corre de un lado a otro sin parar: está llamando la atención, está demandando lo que necesita: afecto porque no sabe todavía gestionar sus emociones de otra forma.

Después de intentar que mi hijo mantenga el tipo… Y de mantenerlo yo misma… Supongo que mis expresiones corporales me delatan y mi padre en medio de todo el mundo, donde hace un momento ha dicho que en mi familia no hay “educación” me pregunta que ¿qué me pasa?

-Solo estoy decepcionada, pero no es el momento de hablarlo, ahora aquí, con toda esta gente.

Entonces me doy cuenta que solo hay una persona en esa mesa que pueda entender lo que estoy sintiendo: mi marido.

Porque él vive cada día la misma situación que yo, porque él sabe lo que es criar a un niño de alta demanda , porque él está ahí conmigo, luchando en cada instante por sobrevivir, mientras los otros no comprenden ni ven absolutamente nada, mientras los otros nos juzgan como mal padres porque nuestro hijo no cumple las expectativas de comportamiento “de libro” que ellos esperan que cumpla, porque nosotros,  como padres, no empleamos el modelo educativo que a ellos les gustaría, con el que creen que nuestro hijo funcionaría mejor.

Me doy cuenta de que, aunque a veces me sienta sola, no lo estoy… De que, aunque nuestra relación de pareja se haya deteriorado en estos últimos años, seguimos ahí. En pie. Luchando por lo mismo.

Y me doy cuenta de que tengo un hijo y un marido maravillosos que me hacen feliz.

Me doy cuenta de que, luego, me iré a casa y estaré a solas con ellos y doy las gracias por ello.

 

**Información Importante**

Estudio mamás alta demanda

Si eres mamá de alta demanda, participa en el estudio para mamás de alta demanda y a yudános a comprender mejor el rasgo AD. Más información en este enlace

Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades donde tenemos nuestro equipo de colaboradoras especialistas en crianza respetuosa (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo de forma solidaria.

Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde s e valida la crianza y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades)

Únete en   este enlace 

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Sección quieres hablar?

Si necesitas orientación gartuita  sobre crianza respetuosa de niños AD y/o NAS puedes acceder a nuestra nueva sección de la comunidad solidaria de: “¿Quieres hablar?” en este enlace.

Libro sobre alta demanda

Tienes a tu disposición para descargar gratis varios libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Instagram Mama fluyendo Lactancia

Síguenos en Instagram La vida de Pichukis

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS

¿Agotada o enamorada?

Escrito por Anna Company

¡Sí! estoy agotada y a veces siento que no tengo suficiente energía,
Pero…Me compensa.
Me compensa porque por la mañana cuando me despierto junto a él, todavía, después de casi 5 años, me abraza con cariño y amor, me sonríe y me dice que me ama.
Él ya duerme solo, pero a las 5 y 30 de la mañana todavía me reclama para que vaya a acurrucarle y me tumbe a su lado, me dice “mama apriétame, abrázame, dice: estoy mimoso” Y yo, le siento… Le siento respirar tranquilo, le observo dormir en paz, seguro, satisfecho.

En un rato, nos despertamos y es imposible que no me contagie su alegría, entusiasmo y motivación por vivir, porque él vive con pasión, con fuego, vive cada minuto del día como si fuese único, exprimiéndolo como un limón. Su felicidad se desparrama por todos sus rincones y aunque a veces tenga muestras de testarudez y desafío en su carácter rebelde, siempre, siempre está por encima su gran necesidad de ser feliz, de vivir con satisfacción, su optimismo, su curiosidad, absorbiendo cada instante.

Me sorprende también su forma de razonar las cosas, su astucia, su capacidad de analizarlo todo y comprender todas aquellas cosas que parecen insignificantes y es que es curioso, es inteligente y sobre todo y por encima de todo tiene una sensibilidad muy especial.
Algo fuera de lo normal, como un sexto sentido que le da la capacidad de percibir y sentir cosas que pasan desapercibidas para los demás, es como si pudiera “ver” a través de los ojos del resto de la gente, tiene una capacidad empática mágica, a veces me pregunto cómo es posible que con 5 años pueda ponerse en mi lugar y saber, por ejemplo, cuando estoy preocupada, es como si intuyera lo que siento, como si me comprendiera, como si me leyera el pensamiento.

Es capaz de cuidar a las personas, de dar afecto, de diferenciar cuando las cosas están bien o están mal. Y actuar ante ellas.
Estas fortalezas y debilidades, que me enamoran, que me hacen sentir orgullosa de tener un hijo AD, sensible, intenso, enérgico, capaz, etc.
Y es que, me doy cuenta que ellos son un conjunto de características, un conjunto de rasgos que van englobados y que se compensan, que sin sus debilidades quizás no tendríamos sus fortalezas, y al revés.

¿Qué si estoy agotada? Sí, estoy agotada.
Pero estoy más enamorada que agotada.

Y tú… ¿Cómo estas?

Descárgate gratis el PDF del libro “Cómo criar a un niño de alta demanda” aquí

Descárgate gratis el PDF del libro “¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?” sobre una adulta de alta demanda aquí

Relato de una madre de alta demanda Agotada

 

Escrito por Anna Company

Me siento desbordada, agotada…

Hoy ni el café me levanta, esta noche tampoco he dormido, me la he pasado dando vueltas entre pecho y pecho, lloro y lloro…

Mientras tanto le oía a él roncar desde la otra habitación, tan tranquilo. ¿Es que no oye llorar a su hijo?

Mientras te cuento esto me está trepando por la pierna y me tira de la camiseta, gritando: mama! Por milésima vez.

Me siento mala madre, porque he llegado al punto que me desquicia su chillido y me bloqueo… Ya no sé qué más hacer. Solo necesito un poco de silencio, un poco de calma. Y cerrar los ojos.

Cómo quisiera poder cerrar los ojos tranquila sin obsesionarme en que mientras lo hago me está desmontando media casa! ¿Y si se hace daño?

Dicen que lo sobreprotejo, me lo dicen porque no le conocen bien, no lo ven en acción las  24 horas del día, como yo. Lo ven a ratos.  Y a veces, cuando hay gente desconocida, hasta parece otro, es más prudente, más tímido, como más reservado.

Pero es que si le quito el ojo de encima un segundo, se hará daño porque tiene una potencia de fuego, su energía es excesiva.

Me siento sola, nadie comprende lo difícil que es tener la mente y el cuerpo absorbidos completamente, nadie entiende cómo se puede amar tanto a una persona y al mismo tiempo sentir cómo te desfallecen las fuerzas por momentos. Me ahogo. Me siento desbordada, terriblemente cansada.

Y mientras yo me asfixio él sigue buscando mi atención, mi cariño, mi protección… ¿Soy mala madre por no poder más, por sentirme al límite? ¿Por estar sobrepasada?

Ya no existo, estoy completamente anulada como persona, no tengo ni un minuto de aire… Y mientras tanto, escucho las voces de gentes que me reprochan sin parar y se autorizan para darme sus consejos de madres, padres, abuelos perfectos. Me juzgan y se dan el derecho de poder criticar mi forma de crianza.

¿Qué saben ellos? No nos conocen. A veces es solo cuestión de un poco de refuerzo, de un poco de aliento, nada más… comprensión y respeto.

Pero hijo…

Estamos solos.

Este es un fragmento del libro Relatos sobre crianza de alta demanda” que puedes conseguir aquí

 

**Información Importante**

NUEVO!   El rincón de conversaciones solidarias sobre crianza de alta demanda y alta sensibilidad «¿Quieres hablar?» en este enlace

 

Grupo de Telegram

En febrero de 2020 creamos un Grupo de Telegram de familiares de niños/as de alta demanda y alta sensibilidad y donde tenemos nuestro equipo de colaboradoras especialistas en crianza respetuosa (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo de forma solidaria. Puedes Unirte en este enlace

Grupo de WhatsApp

También tenemos un grupo de WhatsApp para Apoyarnos en Tribu muy valorado y útil donde s e valida la crianza y experiencia de  las mamás y los papás y no se juzga, sobre AD (Alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capacidades) Únete en   este enlace 

Grupos de Apoyo Online Gratis

Recuerda que cada 15 días los viernes nos reunimos algunos padres y madres de niños/as AD, NAS y AACC para charlar y compartir nuestras experiencias en los grupos de Apoyo online, si deseas mas información pulsa en este enlace

Libro sobre alta demanda

Y no te olvides que tienes a tu disposición para descargar gratis todos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Síguenos en Instagram Personas de alta demanda

Síguenos en Instagram Mama fluyendo Lactancia

Síguenos en Instagram La vida de Pichukis

Síguenos en Facebook bebes y niños de alta demanda y altamente sensibles

Síguenos en Facebook en Mama Fluyendo Lactancia 

Síguenos en Facebook Crianza respetuosa, niños mas felices

Síguenos en Facebook en Bebes y niños AD, NAS, ACC y PAS