¿Cómo conseguir que mi hijo de alta demanda juegue solo?

Escrito por Anna Company

¿Tu hijo AD te demanda constantemente para el juego?

Es indispensable que los niños potencien su creatividad y fantasía jugando solos, pero muchas veces nos encontramos algunos niños que demandan constantemente a los padres para compartir el juego, sobre todo en el caso de los niños de alta demanda que sabemos que son niños que aunque saben hacer las cosas por sí mismos tienen esta necesidad continua de contacto y atención que les caracteriza. Para los niños compartir el juego con los padres es primordial para sentirse apreciados y válidos por eso es importante que estemos presentes en este sentido para que ellos puedan después desarrollar su propia autonomía.

¿Por qué algunos niños juegan solos desde pequeños y otros parecen ser tan dependientes?

¿Por qué no consigo que mi hijo juegue solo?

Jugar con presencia total

Para que tu hijo aprenda a jugar solo primero debes jugar con él, pero jugar con él con presencia total, con los cinco sentidos puestos en el juego y en tu hijo, con total atención, el niño debe sentir satisfecha su necesidad de reconocimiento, se debe sentir validado y conectado, escuchado, el debe sentir que es importante para nosotros “mamá piensa que soy importante y que jugar conmigo es tan importante como su trabajo”. Una vez hayas conseguido validar y conectar con tu hijo de esta forma, puedes ir alejándote de él y dejando que sea él el que interactúe por sí solo con su propio juego. Al principio puedes quedarte a su lado sentada mientras él juega en solitario y tú simplemente le acompañas observando y poco a poco te vas distanciando físicamente de él hasta que finalmente se acostumbre a jugar por sí solo en su espacio y no tenerte pegada al lado.

Tipos de juguetes

Es importante también tener en cuenta el tipo de juguete o juego que se utiliza, por ejemplo: Para cultivar su imaginación son perfectos los bloques, las piezas, Si el juguete ya lo hace todo por él, el juego en solitario durará menos tiempo y requerirá tu ayuda. Además tienes que tener en cuenta el espacio y la ordenación del sitio, es decir, que no necesite de tu ayuda para encontrar las cosas o para cogerlas, porque sino no favoreces su autonomía e independencia en el juego.

Espacio de juego

Es bueno encontrar un espacio de juego donde puedas organizar las cosas con cajas en el suelo donde esté organizado de tal forma que tu hijo pueda saber donde encontrar sus juguetes según la necesidad que vaya encontrando en cada momento, porque de este modo no necesitará de tu ayuda para encontrarlos.

¿Qué sucede si hoy no me apetece jugar?

A veces, como madres o padres nos encontramos en la situación de que nuestro hijo nos demanda la atención para jugar y no podemos dársela.

Simplemente no tenemos ganas de jugar, simplemente ese día estamos desanimados o demasiado cansados y no podemos cumplir las exigencias de nuestro hijo.

Hoy no tengo ganas de jugar

¿Qué pasa cuando tu hijo continuamente te demanda para su juego y tú te sientes extasiado, cuando estas agotado?

No pasa nada, lo único que pasa es que no eres Superwoman ni Superman y aunque tú seas el juguete preferido de tu hijo, a veces puedes no estar disponible para jugar, se trata de buscar alternativas, actividades que os respeten a los dos.

Lo que está claro es que no por el hecho de sentir que no siempre podemos estar “disponibles” debemos sentirnos culpables, frustradas u ofuscadas, somos personas no robots, a veces querer e intentar abarcar con todo puede suponer una sobrecarga emocional y una tensión que al final acaba explotando de cualquier manera.

Cómo razonar con tu hijo

1- No engañar

Decirle al niño la verdad, que no te apetece o que no puedes, pero no decirle que jugaras con él más tarde cuando no es verdad.

2- No gritar

Los niños demandan continuamente la atención de su madre porque la necesitan. Por eso no hay que gritarles ni enfadarse cuando se ponen pesados, porque sería como regañarles porque tienen hambre o sueño.

3- No ignorarle

Aunque no puedas atenderle, hazle saber que te has enterado de lo que te pide, para que se sienta escuchado y atendido.

4- El niño dirige

Los padres tienden a dirigir demasiado el juego de sus hijos, y también a planificarlo y organizarlo en exceso, algo que hay que evitar: él es el protagonista y el director de la actividad.

¿Qué haces tú cuando no te apetece jugar?

 

Estudio sobre dispositivos tecnológicos y niños de alta demanda, participa en la encuesta aquí

Descárgate GRATIS el Libro: «¿Cómo criar a un niño de alta demanda? en PDF aquí

REUNIONES DE MADRES/PADRES ONLINE  SOBRE CRIANZA DE ALTA DEMANDA, mas información  aquí

Lectura SIN COSTE sobre BEBES Y NIÑOS DE ALTA DEMANDA:

“El desarrollo interior del niño de alta demanda” Consíguelo aquí

“Las emociones de los niños de alta demanda”  Consíguelo aquí

“Relatos sobre crianza de alta demanda”  Consíguelo aquí

“¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?”  Consíguelo aquí

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.