Relato personal de un papá de Alta Demanda


Anónimo

– Venga! Está casi, ¡venga! …Ya está cariño, ya está aquí.

Una niña preciosa llegaba a este mundo y lo primero que hacía era abrir unos ojos enormes y mirar a todo su alrededor como si fuera capaz de ver todo lo que le rodeaba. Su infinita curiosidad  nació con ella.

Antes del nacimiento y durante los primeros meses yo mismo ni siquiera sabía que era la alta demanda. Para mí fue muy difícil el cambio de vida y llegar a lo que reclama un recién nacido.

Las noches no ayudaban a este cambio de vida con numerosos despertares que hacían imposible descansar. Según iba pasando el tiempo comencé a atisbar ciertas señales que me hacían ver que aquella preciosidad era más movida de lo normal.

Por ejemplo, mientras hijos de mis amigos continuaban en sus cambiadores, nosotros tuvimos que abandonarlo porque soltar a la niña para coger el pañal era una ruleta rusa entre la caída al suelo o no.

El momento en que empecé a ser consciente de que mi hija podía ser de alta demanda fue a partir de los 4 meses, cuando cogí mi baja de paternidad y me hacía cargo yo solo durante el día de ella.

Comentaba con mi familia y amigos que no paraba quieta un segundo, que no dormía, etc. y me decían:

¿Qué quieres? es como su padre.

, desde que tengo memoria soy consciente de haber sido una guindilla, un no parar, no quería estar nunca en casa, me despertaba a las 6-7 de la mañana, era incapaz de echar siestas, siempre tenía que estar haciendo algo...

Un día que hablaba con mi madre y le contaba los comportamientos de la peque me dijo: “ahora vas a saber lo que he pasado yo contigo”.

Ysí mamá, lo estoy sabiendo.

La niña se despertaba sobre las 6:30 de la mañana cuando mi mujer se levantaba para ir a trabajar. Desde ese momento era una odisea que volviera a dormirse, el salón de mi casa parecía una pista de Kars en la cual rodaba durante 20-30 minutos con la luz apagada y ruidos blancos hasta que conseguía que se durmiera.

Muchas veces me costaba más tiempo que se durmiera de lo que después aguantaba dormida. Una vez daban las 8:30 de la mañana ya salía con ella en el carro. No bajaba de los 10 kilómetros diarios de paseo intentando dormirla. Cuando lo conseguía y me iba a mi ratito del café, cualquier mínimo ruido la hacía despertar y volver a estar atenta a todo. Y claro, ¿cómo iba a estar yo sentado y ella en el carro?, eso no puede ser. Había que sacarla para controlar todo. Realmente era desesperante el no tener ni media hora seguida para tomarme un café o comer hasta las 16:30 que llegaba mi mujer.

Además, continuamente demandaba estar conmigo, siempre en brazos y mirando hacia delante. ¡Acababa destrozado de la espalda!

Mi familia no me entendía y no veía lo mismo que yo, lo que me hacía dudar sobre si sería real lo que veía o era cosa de mi falta de paciencia.

Pero ellos no estaban 10 horas con la criatura y mi instinto me seguía diciendo que la niña era más movida de lo normal.

Empecé a investigar en la red y llegué al libro de Úrsula Perona “Hijos de alta demanda”. Fue mi salvación, a mí me hizo entender más a mi hija y a los de mi alrededor les hizo ser conscientes de que no estaba tan equivocado y a aprender a entenderla también.

Hoy por hoy nuestro día a día es un no parar. Tiene 1 año y medio, ha empezado a hablar y lo que más repite y con insistencia es “parque”.

Pero es lo que necesita, necesita actividad, necesita movimiento, necesita esas sensaciones que le aportan la velocidad de los balancines y toboganes, pero creo que sobre todo lo que le encanta es observar a los niños de alrededor y ver cómo interactúan.

Ella es feliz ahí y creo que en eso consiste, ¿no?.

Son niños y tienen que disfrutar y ser felices, y nuestra función como padres es descubrir qué es aquello que les hace felices, buscarlo y adaptarnos a ello.

Nuestros hijos son maravillosos, el no querer comer, el que cada cambio de pañal te lleve 15 minutos porque tienes que recorrer toda la casa detrás de una canija desnuda riendo, sus despertares nocturnos, etc. son parte de la crianza y de su identidad.

No quieren “hacernos rabiar”, solo quieren jugar y ser felices.

He hablado con muchos padres y madres con hijos de alta demanda y dicen que esta intensidad no cambia, por lo tanto, a los que nos toca cambiar y adaptarnos es a nosotros.

Por nuestro bien y el de los que más queremos.

**Información importante**

Estas son las iniciativas solidarias que te ofrece la Comunidad de www.altademanda.es para acompañarte en la crianza de tu hijo/a.

  • Grupo de Telegram Central Alta demanda, Alta sensibilidad y Altas capacidades (con especialistas en crianza AD (alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capcidades) que nos orientan en el chat de forma solidaria respondiendo a las consultas que se realizan. Aquí puedes ver el perfil de las colaboradoras especialistas.) Ellas son: psicólogas, educadoras infantiles, maestras, psicopedagogas, asesoras de lactancia, destete, alimentación, disciplina positiva, logopedia…
  • Grupo de Telegram “Tu rinconcito para hablar” Pequeña tribu  para conocer a madres en la misma situación, compartir experiencias y hacer amigas que te comprendan se crearan distintos y pequeños grupos según las necesidades” Intentamos que se formalicen grupos de como máximo 20 personas para que se cree un ambiente familiar y de confianza.
  • Grupo de WhatsApp «Apoyándonos en tribu» grupos de padres y madres AD (alta demanda), NAS (altamente sensibles) y AACC (altas capcidades) de apoyo mutuo donde somos las propias madres y padres las expertas en la crianza de nuestros hijos y quienes intervenimos y nos aconsejamos mutuamente con nuestras vivencias y experiencias compartiendo nuestro día a día y las herramientas que nos han funcionado en la crianza de nuestros hijos.
  • Canal de Telegram de Biblioteca de la Comunidad solidaria de www.altademanda.es donde se archivan todos los docuemntos, libros, monograficos, estudios, test, encuestas, informes, ensayos, relatos, etc. de la comunidad. Toda la informacion sobre alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades a tu alcance.
  • Grupos de apoyo online de los viernes por la tarde de forma gratuita para niños de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades donde tratamos temas como las emociones, las rabietas, el sueño nocturno, los límites y normas, el comportamiento, etc. todo a través e crianza respetuosa.
  • Talleres/Conferencias gratuitos mensuales realizados por las especialistas. (Ver perfil de las especialistas)
  • Descarga de varios libros y monográficos  sobre alta demanda y crianza respetuosa.
  • Acceso test y encuestas para orientarte si tu hijo/a es de alta demanda, de alta sensibilidad o altas capacidades.
  • Realización contínua de “estudios y análisis” sobre el temperamento de alta demanda para poder investigra sobre el tema.

A parte de todo esto Iniciamos en breve nuevas FORMACIONES

Comprender y Gestionar la Alta Demanda Ver en este enlace

Vencer la Ansiedad en madres de Alta Demanda Ver en este enlace

Alta Sensibilidad en niños y adultos Ver en este enlace

Como superar la maternidad de Alta Demanda Ver en este enlace

Entrenar a las familias en Disciplina Positiva Ver en este enlace

Cómo trabajar las emociones en niños y adultos Ver en este enlace

Comprender las Altas Capacidades Ver en este enlace

Queremos escucharte! Valora nuestra Comunidad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.