¿Cómo es un niño de alta demanda?

Escrito por Anna Company

¿Qué es la Alta Demanda?

El término “bebé de alta demanda” lo acuño el pediatra William Sears cuando observó, desde el nacimiento de su cuarta hija Hayden, un comportamiento destino a lo que había experimentado con sus tres anteriores hijos.

Su hija mostraba unos rasgos de temperamento mucho más intensos y demandantes que sus hermanos por lo que William Sears tuvo que adaptar su forma de crianza a ella ya que intuyó que requería de unas necesidades específicas para su desarrollo y crecimiento positivo, de ahí el término “High need baby” que se traduce como bebé de altas necesidades.

Como explica el Dr. Sears en su web: Hayden nos hizo volver a evaluar nuestras funciones como padres. Nosotros siempre habíamos pensado que para llevar a cabo una crianza eficaz era necesario un control constante”

Williams Sears se dio cuenta de que ese modelo educativo más autoritario no funcionaba con su hija, por lo que tuvo que adaptarse a ella y cubrir sus necesidades con un modelo educativo alternativo, de ahí surgió el término “crianza con apego” que es el modelo con el que educaron a Hayden.

¿Qué rasgos tenía Hayden?

¿Qué rasgos tienen los niños de alta demanda?

Máxima intensidad.

Los niños de alta demanda suelen ser niños que muestran sus reacciones de forma exaltada, sus comportamientos y actitudes son más enérgicas de lo normal, tienen más fuerza. Cuando ellos ríen lo hacen con toda su pasión igual que cuando lloran. Manifiestan sus acciones con una magnitud amplificada.

Hiperactividad.

Los niños de alta demanda destacan por su energía y su actividad motora, normalmente no paran quietos, suelen estar siempre moviéndose de un lugar a otro y esta es una característica clave que marcaba el Dr. Sears en sus estudios.

Demandantes.

Son niños que se rigen por una demanda de atención, de cuidados y de peticiones constantes de una y otra cosa ya sea alimento o afecto para calmar su intensidad.

Absorbentes.

Los niños de alta demanda suelen absorber la energía de los demás con su gran intensidad emocional, con su ímpetu y energía y sus constantes demandas de contacto y atención.

Despertares frecuentes o micro siestas.

Son niños que no necesitan dormir demasiado, están tan entusiasmados con la vida que para ellos dormir es como una pérdida de tiempo, no quieren perderse ningún estímulo.

Alta sensibilidad.

Perciben las sensaciones y emociones de forma amplificada, los ruidos, los olores, el dolor. Todo.  Si quieres leer más información sobre los niños altamente sensibles (NAS) puedes hacerlo aquí. 

Necesidad de contacto continuo.

El apego y contacto continuo en los niños AD está muy arraigado, es una característica que marcó el Dr. Sears como crucial y por ello inventó la llamada “crianza de apego” para educar a su hija Hayde (de alta demanda), ya que observó que los otros modelos educativos no servían para ella.

Necesitan ser alimentados con frecuencia.

Utilizan la alimentación para saciar su necesidad de contacto y su intensidad.

No se calman solos.

Una de las características que remarcaba el Dr. Sears en sus estudios para englobar a los niños dentro del temperamento de la alta demanda era la del hecho de si el bebé o niño podía calmarse solo después de un berrinche o rabieta o de un estado emocional desbordante, cuando el niño necesita la ayuda del adulto para realizar esta acción y no puede rebajar su intranquilidad de forma espontanea por sí solo se diría que cumple también con esta característica de intensidad emocional y necesidad de cuidados especiales  que lo caracterizan con el temperamento de alta demanda

Intolerantes a la separación.

Están tan apegados a la figura materna que cuando se separan de ella entran en un estado de fuerte intranquilidad y despiertan su instinto intenso y demandante.

Impredecibles.

Son niños que tienen una respuesta ante una situación y al día siguiente pueden responder de forma totalmente distinta. Como padres nunca sabes qué va a funcionar.

Insatisfechos.

Suelen tener esa especie de “hambre” hacia todo, de querer siempre más y más. Como si nunca estuviesen satisfechos. Cuando hablamos de insatisfacción nos referimos a que el niño siempre quiere más de todo, que nunca tiene suficiente, que no se conforma con lo que tiene, que, aunque consiga lo que desea, luego persigue un objetivo todavía mayor al que se había planteado. Los niños de alta demanda suelen mostrarse insatisfechos, porque se marcan unas expectativas muy altas.

Estos son los rasgos básicos de los niños de alta demanda, pero hay muchas otras características que definen su temperamento pero que dependen de la personalidad de cada niño.

Otras características:

  • Son niños desafiantes
  • Obstinados
  • Valientes
  • Miedosos
  • Inteligentes
  • Testarudos
  • Algunas veces competitivos
  • Exigentes y a algunas perfeccionistas
  • Buscadores de estímulos
  • Impacientes
  • Persistentes y perseverantes
  • Curiosos y creativos

**Información importante**

Grupo de Telegram

Únete a nuestro grupo de Telegram donde somos más de 180 participantes y donde tenemos a todas nuestras colaboradoras (pediatras, psicólogas, asesoras de sueño, asesoras de lactancia, fisioterapeutas, etc.) ellas nos apoyan y nos dan respuesta a nuestras inquietudes en el grupo. Puedes Unirte en este enlace 

Y no te olvides que tienes a tu disposición para descargar gratis todos los libros y monográficos sobre alta demanda en este enlace

Puedes ver todas las iniciativas que realiza www.altademanda.es de forma solidaria y gratuita en este enlace

Síguenos en Instagram

Síguenos en Facebook

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.