Disincronías en las altas capacidades

 

Escrito por Anna Company

¿Qué son las disincronías en las altas capacidades?

Jean Cahles Terrassier describió en 1994 las disincronías en los niños con altas capacidades o superdotados como la falta de sincronización en el desarrollo social, intelectual, emotivo, físico y motor las cuales pueden dividirse en dos bloques: las disincronías internas y las disincronías sociales las cuales detallaremos a continuación:

Disincronía interna 

Son las que tienen que ver con el desarrollo individual del niño consigo mismo y dentro de este apartado encontramos las siguientes:

Disincronía intelectual – psicomotora:

Son niños que suelen aprender a leer de forma precoz, además de controlar un amplio vocabulario y ser capaces de comprender explicaciones complejas para su edad. Por otro lado, van a mostrar frecuentemente dificultades con la escritura, ya que su mano, por la edad que tienen,  va a ser incapaz de seguir el ritmo de la rapidez mental. Esta dificultad resulta de la disincronía entre el nivel intelectual y el nivel psicomotor-gráfico, es decir, pueden tener problemas con la escritura puesto que su evolución motora es más lenta. Resulta difícil coordinar su agilidad mental con los movimientos, aún poco hábiles, de una mano infantil. Por otra parte, estos niños suelen trazar dibujos con gran frecuencia, dado su carácter curioso e inquieto. Forzarlos para que empiecen a escribir sin estar preparados puede provocarles estados de ansiedad e insatisfacción que los llevaría a desmotivarse por lo que no es aconsejable. 

Disincronía lenguaje – razonamiento:

Los niños superdotados o con altas capacidades intelectuales, suelen desarrollar antes la capacidad de razonamiento, al ser más abstracta; que la del lenguaje, que no adquieren por sí mismos sino a través de los estímulos auditivos del entorno. Por ello, en sus primeras etapas, estos niños pueden tener dificultades para expresar sus propios razonamientos, al no haber adquirido un conocimiento del lenguaje acorde con las ideas que desean expresar. A pesar de ser precoces en comenzar a hablar, suelen tener una capacidad de razonamiento más adelantada que la capacidad del lenguaje, lo que provoca que no puedan expresar como quisieran lo que piensan de forma rápida. Su mente va más rápido que su lenguaje. 

Disincronía afectiva – intelectual:

La diferencia que existe entre su alta capacidad intelectual y su inmadurez emocional puede confundir al niño creando estados de angustia que son difíciles de procesar.  Además, el hecho de sentirse diferentes al resto puede provocarles baja autoestima, estados de ansiedad o depresión. A veces el niño intentará esconder su inmadurez emocional bajo comportamientos fingidos pero habrá momentos en que esta inmadurez emocional saldrá a la luz y los padres debemos empatizar con nuestro hijo apoyándolo y esforzándonos para que el niño llegue a expresar sus sentimientos, inseguridades y enfrentarse a sus dificultades, no debemos caer en el error de considerar al niño como si fuese un adulto en cuanto al ámbito emocional aunque intelectualmente lo encontremos capaz de desenvolverse por sí solo, ya que emocionalmente todavía continúa siendo un niño El cariño y afecto que proporcionamos hacia nuestro hijo es de vital importancia.

Disincronía social 

Son las que tienen que ver con las relaciones externas y dentro de este apartado encontramos las siguientes:

Disincronía en la escuela:

Mentalmente los niños con altas capacidades o superdotados están por encima de la media lo que conlleva a que se aburra en clase y no desarrolle las estrategias normales de estudio, esto conlleva que en cursos posteriores el niño pueda fallar en sus estudios lo cual le haga sentir frustrado y decepcionado, recordemos que como son niños con una alta sensibilidad a consecuencia de su frustración y baja autoestima pueden llegar a desencadenar cierto grado de depresión.

Por otro lado, el niño continuará teniendo una alta capacidad y mostrándose entusiasmado en aquello que le interesa que además acaparará su atención y concentración., lo que podrá en cierto modo compensar su frustración y aburrimiento escolar.

Disincronía en la familia:

Los padres de niños con altas capacidades o superdotados no siempre pueden mantener un nivel de diálogo acorde a la evolución del niño, ya que muchas veces la inteligencia del niño está por encima de la de los padres y éstos no pueden responder de forma satisfactoria a sus demandas. Es por ello por lo que el hijo deberá tomar una decisión ante sus familiares.

La elección que tendrá que hacer el niño  le colocará ante una difícil alternativa: o bien elegir permanecer unido a sus padres renunciando a ser brillante ya que sus padres no saben todas las respuestas a sus preguntas, u optar por ser brillante y buscar las respuestas fuera de su entorno familiar con el consiguiente riesgo de desarrollar sentimiento de culpabilidad, es decir, cuando tenga preguntas contentarse con lo que ya saben sus padres  y no buscar más respuestas, con lo que su curiosidad se verá coartada; o bien buscar el conocimiento fuera de la familia, con el consiguiente sentimiento de culpabilidad.

Disincronía del niño con sus compañeros:

Al sentirse diferentes muchos de los niños con altas capacidades o superdotados no suelen ser comprendidos por los demás niños de su edad. Además, su alta sensibilidad les hace no comprender ciertas acciones de los otros niños.

Por otra parte, suelen ser niños que se relacionan mejor con niños un poco mayores que ellos, porque se muestran más comprensivos y además pueden conversar con ellos aquello que les es imposible con la mayoría de los niños de su edad.

Poder entablar relaciones con otros niños superdotados suele ser positivo para ellos y les permite aceptarse mejor. Si pueden, son niños que buscan conversaciones con los adultos o bien se distraen mucho con la lectura ya que los libros les permiten ir a su propio ritmo y les permiten profundizar en temas de su interés.

 

Únete a nuestro grupo de Facebook de bebés, niños y niñas de alta demanda  para seguir todas las iniciativas y actividades que realizamos en este enlace.

No te olvides que tienes a tu disposición los siguientes libros en PDF para descargar:

Descárgate el monográfico sobre rutinas, normas y límites para niños de alta demanda en este enlace

Descárgate el monográfico sobre ¿Cómo tratar las frustraciones de los niños de alta demanda? en este enlace

Y a partir del 16 de febrero podrás descargar en PDF los siguientes libros que ahora están con Kindle Unlimited

  1. El desarrollo interior del niño de alta demanda
  2. Las emociones del niño de alta demanda

Y por último recordarte también que los viernes cada quince días nos reunimos algunos padres y madres de niños de alta demanda para compartir nuestras experiencias de crianza y apoyarnos mutuamente en los grupos de apoyo online, si te apetece unirte puedes hacerlo en este enlace.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.