Claves para reconocer a una mamá de alta demanda

Escrito por Verónica Ortín

Mamá de alta demanda

La clave principal para reconocer una mamá AD son las ojeras que acompañan su rostro, la postura decaída mirando al suelo, con la mirada perdida, imaginando una mullida cama.

También podrás detectarlas porqué van cargando un termo de café, su manera de recargar pilas para soportar un largo día.
Seguramente, los primeros meses, hasta que el bebé se siente en la sillita, y también incluso cuando ya ande. La verás cargada con un fular de porteo, siempre a mano para situaciones de emergencia, cuando la única manera de dormir a su bebé sea porteando mientras baila la samba.
Puede, que también la reconozcas si se oye de fondo un sonido confuso. Tranquilos, es el ruido blanco, música que amansa a las fieras, y último recurso si ese bebé de alta demanda no duerme en el fular, ni bailando samba, ni haciendo twerking, ni nada de nada. Aunque posiblemente, convine todas las técnicas mencionadas.
También reconocerás a una mamá AD, cuando la veas corriendo, tras un bebé que apenas comienza a andar, intentando amorosamente que éste le de la manita, mientras el susodicho bebé le grita, “no, no, no!” .
Podrás encontrarla pocas veces en los bares, pero posiblemente la oigas antes de verla, u oigas, mejor dicho, a su hijo. A grito pelado, exigiendo, llorando o ambas cosas. Mientras se hace chiquitita, chiquitita, entre los murmullos de los demás.
Además podrás oírla pasar en coche, cantando a pleno pulmón, a ver si ésta vez su hijo aguanta el trayecto de 5 minutos, sin armar un escándalo, tal cual lo estuvieran matando.

Pero sobre todo, reconocerás a una mamá AD, cuando al terminar el día, agotada, despeinada, sin duchar ( por cuarto día consecutivo), frustrada,… Acueste a su hijo sobre su pecho, por fin dormido (tras tres o cuatro intentos), le de un beso en su pequeña frente, y sonría…  Siempre sonríe.

Únete a nuestro NUEVO grupo de Facebook “bebes, niños y niñas de alta demanda” aquí

Descárgate en PDF GRATIS en libro “¿Cómo criar a un niño de alta demanda?” aquí

Lectura sobre BEBES Y NIÑOS DE ALTA DEMANDA:

“El desarrollo interior del niño de alta demanda” Consíguelo aquí

“Las emociones de los niños de alta demanda”  Consíguelo aquí

“Relatos sobre crianza de alta demanda”  Consíguelo aquí

“¿Tiene Alexandra una mente neurodivergente?”  Consíguelo aquí

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.